Cómo hacer leche de almendras casera. Receta de leche vegetal

El planeta de las leches es enorme, y eso que cuando éramos pequeños conocíamos la de vaca y poco más. Es verdad que hay cierta polémica por el término «leche», sobre si se puede aplicar únicamente a leches animales o bien asimismo puede valer para las leches vegetales. En cualquier caso, el hecho de preparar leches de frutos secos y cereales caseras abre un planeta de posibilidades, cada una con sus propiedades y sabor, y probándolas seguro que encontraremos nuestra preferida.

Esta receta de leche de almendras no puede ser más fácil, y es muy afín a preparar cualquier otra leche vegetal, con lo que si te animas a preparar esta, puedes hacerlo del mismo modo con otros frutos secos como anarcardos o bien nueces, y asimismo avena, soja o bien arroz.

Esta leche de almendras en general tiene buenísima digestión, es de sabor suave y la puedes dulcificar como prefieras. Además de esto me agrada mucho que no se desaprovecha nada, puesto que los restos de pulpa de almendras que quedan en el colador puedes usarlos tal y como si fuera harina para reemplazarla en postres como bizcochos, bases de tartas, galletas o bien magdalenas por poner un ejemplo.

Si te agrada esta receta, seguro que te va a encantar nuestra sección de recetas de verano, en la que vas a localizar recetas tan frescas como la receta de la horchata de chotea valenciana casera, que bien puede considerarse otra leche vegetal, o bien este smoothie de zanahoria, naranja y jengibre, o bien tradicionales del verano como el salmorejo cordobés tradicional y el gazpacho andaluz, o bien su deliciosa versión del gazpacho en forma de sopa, crema o bien gazpacho de melón con jamón. Y no podía faltar el ajoblanco malagueño, una sopa fría sorprendente que se realiza con almendras.

Lista de ingredientes necesarios para preparar leche de almendras casera (1 litro):

  • ciento cincuenta gr de almendras crudas. Yo prefiero peladas, mas se pueden emplear asimismo sin mondar.
    ochocientos ml de agua fría.
    Azúcar o bien edulcorante al gusto.Preparación, cómo hacer la receta de leche de almendras casera:

Pon las almendras en un bol con agua, que queden absolutamente cubiertas, y déjalas en remojo cuando menos ocho horas, si bien lo idóneo es que las tengas de este modo un día entero. Mantenlas en la nevera y cámbiales el agua cada ocho horas.

 

Ponemos las almendras en remojo entre ocho y veinticuatro horas

Vierte las almendras sobre un escurridor, enjuágalas con un chorro de agua y déjalas escurrir.
Ahora toca desmenuzarlas, para esto puedes usar un robot (con dos minutos a velocidad siete-diez es suficiente), o bien asimismo una batidora de vaso o bien una batidora de mano.

 

Ponemos las almendras en la batidora de vaso

 

Agregamos el agua fría en la batidora

Tritúralas con el agua hasta el momento en que se hayan triturado por completo.

 

Ya tenemos desmenuzadas las almendras con el agua

Cuela la mezcla con una malla, gasa, filtro de café… lo que te pueda valer para colarla sin dejar escapar ningún grumo.
Aprieta bien a fin de que salga todo el líquido, y pon la leche resultante en una botella en la nevera, te soportará dos-tres días.

Colamos la mezcla para conseguir por una parte la leche de almendras, y por otro la pulpa que vas a poder usar en otras recetas

¡Truco! No tires la pulpa que ha quedado en el colador, puedes emplearla tal y como si fuera harina para substituir una parte de la harina de otras recetas de pastelería como bizcochos, magdalenas, galletas o bien bases para tartas. Yo suelo congelar la pulpa y cuando tengo una buena cantidad, la utilizo para preparar ese género de recetas.

Tiempo: 20 minutos y 24 horas antes en remojo

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Está muy, muy rica fresca, si bien puedes servirla asimismo a temperatura entorno. Puedes ponerle o bien no edulcorante, el que más te guste, y si piensas que no la vas a consumir en los dos-tres días que dura, sencillamente congélala y de esta manera la vas a tener a mano toda vez que desees, está de… ¡escándalo!

Más versiones de la receta de leche de almendras casera:

La receta en sí acepta pocas alteraciones, y lo único que puedes hacer es agregar aproximadamente agua para mudar su densidad. Eso si, una vez lista puedes incorporarle cacao en polvo, canela en polvo, extracto de vainilla o bien cualquier otro aromatizante que se te ocurra para dejarla a tu gusto.

Últimos consejos:

Si deseas prepararla y consumirla friísima prácticamente en el instante, reemplaza la mitad del agua por cubitos de hielo, de esa forma vas a poder servirla solamente hacerla y va a estar idónea para un desayuno o bien merienda cuando el calor aprieta.

MÁS BEBIDAS DELICIOSAS:

Deja un comentario