Ajoblanco malagueño, la receta tradicional

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Ajoblanco malagueño, la receta tradicional

Para el verano, no hay duda de que los cocinillas acostumbramos a mudar el horno y las cocciones lentas por preparaciones veloces, fáciles y frescas. Indudablemente los protagonistas son las ensaladas, y asimismo las sopas frías, los batidos, los helados y prácticamente cualquier cosa que pueda salir de la nevera de manera directa.

El ajoblanco malagueño es un enorme tradicional de los meses más calurosos, en tanto que resulta muy refrescante, y conforme la cantidad de agua que agregues, puede pasar de ser una sopa fría y mantecosa, a un líquido muy refrescante que puedes tomar de forma directa en vaso.

Además de esto el toque final se lo dan las tradicionales uvas con las que se decora el plato y su sabor. Cuanto más dulces mejor, puesto que introducen un contraste dulce-salobre exquisito. Mas asimismo puedes presentarlo con crepitante de jamón, sencillísimo de preparar y que le da un puntito salobre de lo más deseable.

Si te agrada esta receta, seguro que te va a encantar nuestra sección de recetas de verano, en la que vas a localizar recetas como este tradicional del verano, el gazpacho andaluz tradicional, o bien su deliciosa versión en forma de sopa, crema o bien gazpacho de melón con jamón. Y no podía faltar el salmorejo cordobés tradicional, una sopa fría de lo más refrescante y fácil.

Y hablando de recetas originales y refrescantes, descubre nuestra ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango, una receta de inspiración tailandesa, o bien la original ensalada de lentejas con salmón y aguacate, una forma diferente de comer esta legumbre. Y lógicamente no podía faltar una receta con quinoa: nuestra ensalada de quínoa con verduras, pollo y aliño thai, sabrosísima y exótica.

Ingredientes para preparar ajoblanco malagueño tradicional (4 personas):

  • 200 gr de almendras crudas y peladas (o si no están peladas, te explico en la receta cómo pelarlas).
  • 250 gr de miga de pan (te va perfecto un pan redondo tradicional).
  • 1 litro de agua fría.
  • 3 dientes de ajo pequeños.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 35 ml de vinagre de vino blanco.
  • Uvas para acompañar (cuanto más dulces mejor) o jamón.
  • Sal.

    Ingredientes para el ajoblanco malagueño

Preparación, cómo hacer ajoblanco malagueño, la receta tradicional:

  1. Quítale la corteza al pan con un cuchillo, pon la miga en un bol y échale un tanto de agua a fin de que se ablande. Asimismo puedes echar las rodajas con la corteza en el agua, y cuando esté blanda la miga, retirar la corteza, como prefieras.

    Miga de pan en remojo

  2. Si tus almendras no están peladas, sencillamente pon agua en una olla, y cuando hierva, sumerge las almendras en un colador en el agua, dos o bien tres veces. Deja que se enfríen y ya vas a poder pelarlas sin inconvenientes.
  3. Ahora que tenemos listos todos y cada uno de los ingredientes, introdúcelos en el vaso de la batidora: las almendras, la miga de pan, los ajos pelados, el aceite, el vinagre y un pellizco de sal. Asimismo échale un tanto de agua, no toda por el momento.
  4. Bátelo a lo largo de dos minutos o bien lo que precises a fin de que quede una mezcla fina. Ahora agrega el agua precisa a fin de que quede con la textura que más te guste, incorporamos por último en torno a 1 litro por el hecho de que nos agrada cremosita, mas podrías incorporarle más sin inconvenientes a fin de que la sopa resultante esté más líquida.

    Batiendo el ajoblanco malagueno

  5. Pruébalo y rectifícalo de sal.
  6. Deja descansar en la nevera cuando menos una hora a fin de que esté bien fresco, o bien si tienes prisa, mételo al congelador y sácalo cuando veas que está ya frío.

Tiempo: 20 minutos y el tiempo de enfriado

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Debes servirlo sí o bien sí bien frío, idóneo para los meses más calurosos. Además de esto, puedes preservarlo en la nevera de manera perfecta tres-cuatro días y también irlo tomando como piscolabis o bien primer plato, ¡sienta excelente!

Puedes acompañarlo de diferentes formas. Nosotros lo hemos presentado con uvas lavadas y deshuesadas, y además de esto hemos puesto un bol al centro de la mesa con más uvas preparadas, en tanto que nos chifla este contraste y terminamos comiéndonos ocho-diez uvas con nuestro plato de ajoblanco. Además de esto, el chorrito de aceite de oliva que no falte, y si te agrada un toque más salobre, puedes ponerle un tanto de crepitante de jamón por encima, va a estar de… ¡vicio!

Ajoblanco malagueño, la receta tradicional

Variantes de la receta de ajoblanco malagueño, la receta tradicional:

Si bien se trata de una receta tradicional, en todos y cada casa sabe de una manera por el hecho de que las cantidades de cada ingrediente cambian. Puedes alterarlas a tu gusto y también ir probando hasta dar con tu ajoblanco preferido.

En el momento de incluir alteraciones verdaderamente resaltables, lo idóneo es acompañarlo con elementos dulces o bien salobres. Ya hemos comentado las uvas y el jamón, mas asimismo con cubitos de melón o bien de sandía, anchoas picadas, mojama en tiras, un poco de pan crujiente… lo que más te guste.

Consejos:

Si prefieres ahorrar tiempo, adquiere las almendras peladas, mas si deseas ahorrar dinero, cómpralas con su piel y escáldalas como te hemos explicado en la receta.

El aceite de oliva que uses marcará el sabor final del ajoblanco, conque emplea uno de sabor suave o más intenso en función de tus gustos.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares