Berenjenas al horno con miel de caña

Berenjenas al horno con miel de caña

Siempre y en todo momento hemos dicho que todo cuanto sale del horno está de… ¡vicio! Asimismo me agradan mucho las preparaciones salteadas, cocidas, al vapor… mas no hay nada como el horno. Además de esto siempre y en todo momento da la impresión de que cocina por ti, únicamente debes estar pendiente de encenderlo y apagarlo en el instante conveniente, y la cocina se llena de aromas increíbles.

Estas berenjenas al horno con miel de caña son la versión sana de las conocidas berenjenas rebozadas. Mas como a nosotros no nos agradan nada los fritos, nos chiflan preparadas en el horno, puesto que se emplea poquísimo aceite y las berenjenas saben a berenjena, con su capa crepitante por fuera, y todo aliñado con miel de caña. Indudablemente un entrante o bien piscolabis original y exquisito.

Tal vez la única complejidad es recortar todas y cada una de las rodajas del mismo grosor. Nosotros hemos usado una mandolina, que es un cortador regulable por el que vas pasando las verduras y corta rodajas con el grosor que prefieras. Son muy simples de lograr y hay modelos bastante económicos, si bien con un cuchillo y un tanto de paciencia asimismo puedes conseguir un buen resultado

Si te agradan las berenjenas, te encantarán nuestras recetas de berenjenas rellenas de carne picada al microondas, las berenjenas rellenas de champiñones o bien las originales berenjenas de pollo y roquefort.

Merced al horno puedes preparar esta deliciosa escalivada de pimientos y berenjenas con salsa vinagreta dulce, y en un terreno más exótico, lánzate a la conocida musaka griega o bien el baba ganoush (crema de berenjenas) con pan de pita casero. Como puedes ver, hay (mucha) vida alén de las tradicionales berenjenas rebozadas, y las propuestas están de… ¡vicio!

Lista de ingredientes necesarios para hacer berenjenas al horno con miel de caña (aperitivo para 4 personas):

  • dos berenjenas grandes.
  • Sémola de trigo duro (es un género de harina bastante gruesa y que hace que las berenjenas queden con una restallante capa exterior. Es muy simple de hallar en cualquier súper, mas si no la tienes a mano, puedes reemplazarla por pan rallado).
  • Miel de caña.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

Preparación, cómo hacer la receta de berenjenas al horno con miel de caña:

Lava las berenjenas y córtalas en rodajas finitas y con grosor afín. Lo idóneo es que emplees una mandolina para mayor comodidad, si bien con un cuchillo bien afilado asimismo puedes lograrlo. El grosor influye en el resultado final: si son muy finitas van a quedar tal y como si fueran chips de berenjenas, muy restallantes y muy, muy ricas, mas si las prefieres más blanditas y tiernas puedes hacerlas un poco más gruesas.

Pon las rodajas en un bol con rebosante agua y una cucharada de postre de sal. Déjalas en remojo por lo menos veinte minutos a fin de que suelten el amargor y además de esto empapen un tanto de agua, lo que va a ayudar al resultado final.

Tras esos veinte minutos ponlas en un escurridor a fin de que suelten el exceso de agua.

Precalienta el horno a doscientos grados .

Forra una bandeja de horno con papel vegetal y encima un chorrito de aceite de oliva y un tanto de sal.

Ahora toca arrebozar las berenjenas. En un plato hondo echa un tanto de sémola de trigo duro y ve rebozando una a una las rodajas de berenjena por las dos caras.

Rebozando las berenjenas con sémola de trigo duro

Ahora ve poniéndolas en la bandeja de horno de manera que cubran la superficie y no queden unas encima de otras.

Echa nuevamente un chorrito fino de aceite por encima y espolvorea un tanto de sal.

Berenjenas listas para ser horneadas

Cuando el horno haya llegado a doscientos grados , introduce la bandeja con las berenjenas y deja que se cocinen unos quince minutos, si bien el tiempo depende del grosor que les hayas dado. Si son muy finitas, tras diez minutos ve examinando el horno a ver de qué forma van, y si son más gruesas, es posible que aun precisen veinte minutos. Cuando se doren un poco, apaga el horno por el hecho de que con el calor que le queda se acaben de cocinar.

Cuando estén listas, sácalas del horno y déjalas descansar dos minutos.

Tiempo: 30 minutos (más 20 de remojo)

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Puedes servirlas recién hechas y calientes, ideal especialmente si son gruesas, o dejar que se enfríen, idóneo para cuando son finitas tipo chips.

Ponlas de forma chistosa en un plato en el centro de la mesa, y riégalas con miel de caña. Para esto, te invito a usar una cuchase, dejando que caiga de ella el hilillo de miel y moviéndola velozmente sobre las berenjenas para crear esas líneas tan estéticas y que además de esto hacen que se distribuya realmente bien la miel.

Berenjenas al horno con miel de caña

Más versiones de la receta de berenjenas al horno con miel de caña:

Esta es una receta básica que se puede aromatizar de mil formas. Si deseas incluir condimentas, nada más simple que entremezclarlas así como la harina para darle un toque de aroma y color a las berenjenas: pimentón, curry, comino…

Si lo tuyo son las yerbas, como el orégano, el romero, el tomillo o bien la albaca, puedes diseminarlas por sobre las berenjenas cuando ya están rebozadas y puestas en la bandeja del horno. Asimismo puedes espolvorear pimienta recién molida, está de… ¡vicio! Y naturalmente, asimismo puedes entremezclarlas entre ellas.

Un truco para los más queseros: ralla tu queso preferido por sobre las berenjenas inmediatamente antes de meterlas en el horno, ¿a que te da apetito solo de meditar en el resultado?

Últimos consejos:

Hay 2 cosas fundamentales en esta receta y que se complementan entre sí. Por una parte, el grosor de las rodajas ha de ser lo más afín posible, por el hecho de que si no corres el peligro de que ciertas se quemen mientras que otras continúan crudas. Por otra parte, el grosor influye en el tiempo de horneado, con lo que estate pendiente para cogerle el puntillo a tu grosor preferido y a tu horno, y conseguir de esta manera el resultado aguardado.

MÁS RECETAS DE VERDURAS DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares