Blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco

Me he apasionado a preparar masas en casa y lo cierto es que, aparte de ser algo entretenido y que me relaja mucho, ofrece una cantidad infinita de posibilidades y además de esto las hago plenamente a mi gusto. Así sean masas levadas como las de los panes o bien la pizza o las masas exprés como la de la receta de el día de hoy que se preparan y cocinan en el instante, están muy, muy ricas caseras y es un gustazo prepararlas.

Estos blinis de nueces y albaca con requesón y tomate desecado son el perfecto temtempié que encaja en cualquier temporada del año. De inspiración italiana, sirven para un piscolabis en verano mas asimismo encajan de forma perfecta en datas señaladas como la Navidad y lo mejor es que se pueden acompañar con lo que se quiera. Por si acaso no lo sabes, los blinis son una suerte de tortitas que se acostumbran a preparar con leche o bien iogur y se les acostumbra a dar un tamaño pequeño, de bocadito, y se pueden acompañar con ingredientes dulces o bien salobres.

En la receta vas a ver que se preparan de forma muy simple y veloz y además de esto los puedes hacer aun con días de antelación por el hecho de que soportan sensacional en la nevera y asimismo pueden congelarse una vez cocinados. Yo he partido de mi receta básica para la masa y le he añadido nueces y albaca para darle un plus de sabor con lo que te animo a probar y preparar blinis a tu gusto con otro género de frutos secos, yerbas, condimentas o bien semillas.

Si te agrada esta receta te encantará conocer la receta más básica de blinis caseros. Una de nuestras sugerencias para estos blinis, que comenzarás a salivar solamente verla, son blinis con salmón marinado y salsa tártara como estupendos y vistosos canapés. Y si te agradan esta clase de masas no te pierdas nuestra receta terminante sobre de qué forma hacer la masa de crepes y usarla para llenarla con dulce o bien preparar nuestra receta de crepes salobres con salmón, queso y rúcula. Asimismo puedes preparar las tradicionales tortitas americanas caseras o bien pancakes aparte de esta versión saludable, las tortitas o bien pancakes caseras tortitas de avena y plátano.

Ingredientes para preparar la receta de blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco (para unos 20 mini blinis):

Me he apasionado a preparar masas en casa y lo cierto es que, aparte de ser algo entretenido y que me relaja mucho, ofrece una cantidad infinita de posibilidades y además de esto las hago completamente a mi gusto. Así sean masas levadas como las de los panes o bien la pizza o las masas exprés como la de la receta de el día de hoy que se preparan y cocinan en el instante, están muy ricas caseras y es un gustazo prepararlas.

Estos blinis de nueces y albaca con requesón y tomate desecado son el perfecto piscolabis que encaja en cualquier temporada del año. De inspiración italiana, sirven para un piscolabis en verano mas asimismo encajan con perfección en datas señaladas como la Navidad y lo mejor es que se pueden acompañar con lo que se quiera. Por si acaso no lo sabes, los blinis son una suerte de tortitas que se acostumbran a preparar con leche o bien youghourt y se les acostumbra a dar un tamaño pequeño, de bocadito, y se pueden acompañar con ingredientes dulces o bien salobres.

  • Para los blinis:
  • 1 huevo.
  • 1 youghourt natural de ciento veinticinco gr (o bien azucarado si los quieres para acompañar a dulce, si bien siempre y en todo momento prefiero incorporar youghourt natural y después decidir qué les echo).
  • 1/2 sobre de diastasa en polvo o bien polvos de enhornar.
  • La medida de un iogur, de harina (en peso son setenta y cinco gr de harina).
  • treinta gr de nueces peladas.
  • ocho-diez hojas de albaca (al gusto).
  • Un poco de sal.
  • doscientos gr de requesón.
  • cuatro pedazos de tomate seco.
  • dos-tres nueces para rallar por encima.
  • Para decorar, unas hojas pequeñas de albaca.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Preparación, cómo hacer blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco:

La primera cosa que haremos es rehidratar los tomates secos. Esto no es ninguna tontería en tanto que no equivalen a un tomate fresco sino aportan un sabor intensísimo y sin líquido con lo que son ideales para temtempiés, canapés, aliños y ensaladas.

Para rehidratar los tomates secos ponlos en un recipiente y vierte por encima agua hirviendo. Déjalos en remojo unos veinte minutos y ya los tienes listos.

A la izquierda los tomates secos y a la derecha ya rehidratados

La preparación de la masa casera de los blinis no puede ser más simple. Te invito a usar un batidor de vaso si bien asimismo puedes emplear batidora de mano.

En el recipiente del batidor de vaso o bien de mano incorpora todos y cada uno de los ingredientes de la masa salvo las nueces y la albaca, esto es, el huevo, el iogur, la diastasa, la harina y un pellizco de sal.

Tritúralo todo bien hasta el momento en que la masa sea homogénea y agrega las nueces y las hojas de albaca. Vuelve a desmenuzar todo unos segundos o bien hasta el momento en que veas que la albaca ha quedado bastante desmenuzada y le ha dado un ligero color verde a la masa, y déjala descansando quince minutos.

La idea de entremezclar primero el resto de ingredientes de la masa es a fin de que, al agregar las nueces, puedan llegar a quedar ciertos pedacitos, lo que le va excelente a estos blinis. Todavía de este modo si tu batidor es muy potente y deja una masa plenamente homogénea no es inconveniente por el hecho de que de sabor van a estar del mismo modo muy, muy ricos.

De este modo queda de textura y color la masa para los blinis

Usa una sartén antiadherente extensa y ponla a fuego medio. Cuando esté caliente ve echando cucharadas de masa, he ido echando una cucharada sopera para cada blini y al echarla voy procurando que quede una forma aproximadamente redonda.

Cuando veas que están burbujeando dales la vuelta (acostumbran a tardar apenas 1 minuto o bien dos como mucho), deja que se cocinen solo unos segundos más y retira al plato. Como truco para dejarlos a tu gusto, si ves que apenas te da tiempo a echarlos todos y al ir dándoles la vuelta ya están doradísimos, baja el fuego, mas si al contrario echas la masa y debes aguardar más de dos-tres minutos para darles la vuelta, sube un tanto el fuego.

Vamos preparando los blinis caseros

Mezcla el requesón con un poco de sal e inclusive si te agrada, con pimienta negra recién molida.

Escurre los tomates secos rehidratados y sécalos con papel de cocina. Ahora vas a ver que la su piel sale simple, puedes escoger si quitársela o bien no, yo en este caso se la he quitado. Pícalos finitos.

Ya podemos montar los blinis. Sobre cada blini pone queso, lo idóneo es que sea en forma de quenelle (se hace con la ayuda de 2 cuchases, es simple y queda muy estético). Por encima extiende un tanto de tomate y, para coronar, una hoja de albaca, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y ralla finísima un tanto de nuez por encima. Haz lo mismo con el resto.

Así de bonitos quedan los blinis

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Recién hechos están riquísimos mas es verdad que asimismo soportan a la perfección cuatro-cinco días en la nevera e inclusive puedes congelarlos. En el momento de consumirlos pueden ser fríos mas si te agradan calientes puedes darles apenas unos segundos de microondas y listo.

Los blinis son blanditos y puedes usarlos con dulce o bien con salobre, en un caso así el agregar a la masa las nueces y la albaca le dan un toque muy singular. Sírvelos agregando encima los ingredientes que prefieras, están de auténtico… ¡vicio!

Blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco

Variantes de la receta de blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco:

La masa básica es igual que esta mas sin nueces ni albaca si bien te invito a darles un toque diferente cada vez y puedes lograrlo incorporando por poner un ejemplo semillas de amapola, sésamo torrado, otras yerbas como tomillo o bien orégano y asimismo condimentas como curry, comino o bien pimentón (y además de esto les vas a estar dando color).

En lo que se refiere a los «toppings» o bien ingredientes a agregar por encima, si los prefieres dulces pueden ser chocolate derretido, nata, dulce de leche, mermeladas… o bien servirlos salobres con mahonesa y atún, con queso roquefort y pasas, con salsa tártara y salmón… Imaginación al poder

Consejos:

Emplea una sartén antiadherente a fin de que no se peguen los blinis y te queden perfectos. Además de esto controla la temperatura del fuego a fin de que no se te doren en demasía mas tampoco te desesperes al hacerlos.

Respeta las cantidades de los ingredientes a fin de que te salgan en su punto, puesto que si la masa es demasiado compacta puede perder su toque jugoso, y si es demasiado líquida puede ser más difícil hacerlos en la sartén y van a quedar exageradamente finos.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares