Cocochas o kokotxas al ajillo

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Cocochas o kokotxas al ajillo

Pescados, mariscos e incluso cada vez más las algas siempre son un auténtico manjar. Su aporte nutricional está más que demostrado, pero sobre todo lo que nos encanta es su increíble sabor y lo sencillos que son de cocinar, ya que simplemente a la plancha, al horno o al vapor están riquísimos.

Por eso y por su precio suelen ser la estrella de las ocasiones especiales como la Navidad, ya que es un momento perfecto para invertir un poco más y llevarnos auténticas delicias gourmet a la boca. Si no fuera por eso, ¡los comeríamos a diario!

Las cocochas o kokotchas al ajillo son un aperitivo muy típico del País Vasco para fechas especiales, y es un bocado absolutamente espectacular. Es complicado explicarle a alguien que no ha probado las cocochas cómo son, pero sin duda mencionaríamos lo jugosas y tiernas que son. Listas en apenas 15 minutos, es uno de esos entrantes sencillísimos con los que lucirte en Navidad, y con su punto picantito gracias a los ajos y las guindillas.

Puedes coger un montón de ideas de nuestros aperitivos a base de mariscos, como su receta «melliza», las conocidísimas gambas al ajillo, que se preparan de igual manera y suelen complacer a todo el mundo. Si prefieres recetas elaboradas al vapor, prueba estos mejillones al vapor o los mejillones a la marinera, pasando por los sencillísimos berberechos en salsa verde.

De plancha, siempre triunfan los calamares encebollados , y otra opción muy innovador y sabrosa son estas huevas de pescado aliñadas con salsa verde, en cuya prescripción te damos trucos para que no se te peguen ni salten y te queden perfectas

Ingredientes para producir cocochas o kokotxas al ajillo (aperitivo para 4 individuos):

  • 500 gr de cocochas de merluza.
  • 4 dientes de ajo.
  • 4 guindillas (esto va en sensación, a nosotros nos gusta que se noten suficiente).
  • Óleo de oliva desconocido extra y sal.
  • ¡Pan para mojar!

Preparación, cómo producir cocochas o kokotxas al ajillo:

  1. Limpia las cocochas diminuto un suave chorro del agua fría, para obviar que se rompan. Ponlas a resbalar en un escurridor.
  2. Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas finitas.
  3. Para acondicionar las cocochas al ajillo siempre se han utilizado cazuelas de comedón, pero si no tienes una no pasa nadie, usa tu paila habitual. Ponle unto de oliva inclusive que se cubra de sobra todo el fondo y añade los ajos y las guindillas. Deja que se vayan dorando a fuego medio.

    Dorando los ajos y las guindillas

  4. En el momento que el ajo principio a tener un color levemente dorado, añade las kokotxas a la cazuela o paila y sal al sensación.
  5. Sube el fuego y deja que se cocinen mientras fue dos de minutos, y ¡listas!

    Cocinando las cocochas o kokotchas al ajillo

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: sencilla

Sirve y degusta:

Este aperitivo debe servirse súper caliente, que el unto esté prácticamente humeando, por lo que puedes prepararlo con prelación, y en el postrero segundo darle un toque de calor a la paila o ca
uela y servirlo.

Un consejo: pero no quede muy fino ir mojando pan en las ocasiones especiales, recomendamos que aproveches una prescripción así y no te prives. Sirve unas tiernas láminas de pan para mojarlas una vez que os hayáis comido las cocochas, su aceitito estará picante y de… ¡vicio!

Cocochas o kokotchas al ajillo

Variaciones de la prescripción de cocochas o kokotxas al ajillo:

Puedes modificar las cantidades de ajo, guardia y unto como quieras. A nosotros nos gusta que se note el picante y que haya suficiente unto para mojar luego, y lo conseguimos siguiendo esta prescripción.

El perejil es un factor que se puede añadir sin problemas a este plato, lo que convierte a esta prescripción en cocochas en salsa verde, y quedan igualmente riquísimas. Y por supuesto, asimismo se pueden acondicionar al pil pil de la misma manera que se elabora el bacalao al pil pil, con estos mismos ingredientes y espesando la salsa con la propia gelatina de las cocochas.

Consejos:

Para obviar las típicas manchas de unto de los comensales que pinchan las cocochas y inclusive que llega a la boca, nosotros siempre optamos por cazuelitas individuales. Para ello, en el momento que tenemos listas las kokotxas, las dividimos en las cazuelitas, las ponemos en una bandeja de horno y las metemos mientras fue 3-4 minutos al horno (previamente precalentado a 200ºC), para servirlas hirviendo a la mesa.

Deja un comentario

shares