Cómo cocer bien un buey de mar: tiempo de cocción, cómo abrirlo…

Cómo cocer bien un buey de mar: tiempo de cocción, cómo abrirlo…

Tenemos la costumbre de reservar ciertos mordiscos deliciosos para consumirlos en Navidad o bien a veces singulares, en muchas ocasiones sin meditar que en esas datas es cuando su coste es más alto con lo que si es una cosa que os agrada mucho, os animo a prepararlo y comerlo en otro instante del año que asimismo luce mucho. Todavía de este modo, no podemos obviar que lucen mucho en la mesa y asimismo tiene su puntito singular gozar de determinados manjares en instantes de este modo.

Aprende de qué forma cocer bien un buey de mar, dominando los tiempos de cocción conforme el tamaño que tenga y abriéndolo correctamente para sacarle todo el partido. No es un proceso complicado si prosigues nuestro completo punto por punto con fotografías merced a las que vas a ir reconociendo cada una parte del buey de mar y vas a aprender a abrir cada una para extraer su carne y servirla apropiadamente.

Su carne tiene un sabor muy particular a marisco, y sus jugos y corales de color naranja (si es hembra, como ha sido nuestro caso) asimismo están muy ricos y también intensos. Puedes servirlo cocido sin más ni más, mas si deseas prepararlo un tanto más abajo en la sección de alteraciones hallarás ciertas fáciles propuestas para esto

Si te ha agradado esta receta seguro que te chifla cocer un centollo o bien txangurro y prepararlo a la easonense, en tanto que el proceso es muy afín al del buey de mar. Asimismo te agradará saber de qué forma cocer langostinos en su punto y jugosos, así sean frescos o bien congelados, o bien de qué manera preparar unas muy, muy ricas navajas a la plancha con ajo, perejil y limón, sin olvidar las exquisitas zamburiñas a la plancha con salsa verde o bien saber de qué manera abrir ostras y de qué forma comerlas.

Además de esto puedes coger un montón de ideas de nuestros temtempiés a base de mariscos como nuestras brochetas de langostinos a la plancha y anguriñas salteadas con salsa de soja, un entrante de gran lujo para las ocasiones más singulares, o bien las conocidísimas gambas al ajillo, que acostumbran a agradar al mundo entero. Si nos marchamos a los langostinos tenemos estos fáciles y resultones langostinos o bien gambones a la plancha con limón y sal o bien si prefieres al horno, estos langostinos al horno con ajo y limón o bien las gambas al horno con majado de ajo y perejil. Una vez cocinados puedes emplearlos para preparar el salpicón de marisco, los aguacates rellenos de langostinos y ensaladilla de frutas o bien la ensaladilla de marisco con mahonesa ligera, las dos recetas ideales para los menús navideños.

Si prefieres recetas elaboradas al vapor, prueba estos mejillones al vapor o bien los mejillones a la marinera, así como ricos están nuestros berberechos al vapor con salsa verde, o bien el pastel de puerros y gambas.

Lista de ingredientes necesarios para cocer y preparar bien un buey de mar:

  • Un buey de mar. El mío pesaba 1 kg, ideal como aperitivo para dos o incluso tres personas.
  • 2 hojas de laurel.
  • Agua y sal gruesa.

    Así es el buey de mar

Cómo cocer un buey de mar. Tiempos de cocción:

En una olla extensa (no como la mía que al final me quedó un tanto pequeña) pon el buey de mar con las patas arriba  y ve echando agua (midiéndola, precisas saber la cantidad) hasta el momento en que quede cubierto.

Saca el buey de mar y echa sesenta gr de sal gruesa por cada litro de agua que hayas añadido. En mi caso eché dos litros y medio de agua y por ende ciento cincuenta gr de sal gruesa.

Enciende el fuego fuerte a fin de que el agua llegue a hervir. Si el buey de mar está vivo vas a deber introducirlo (siempre y en toda circunstancia con las patas arriba) en la olla cuando el agua todavía esté tibia y comenzar a contar el tiempo cuando hierva, mas si no lo está sencillamente introdúcelo cuando el agua hierva.

Una vez hirviendo y con el buey de mar dentro, cocínalo veinte minutos si es de tamaño afín al mío, que es 1 kg. Te invito a reducir a diecisiete minutos si ronda los ochocientos gr, y desde 1 kg, cinco minutos más por cada medio kg de peso extra. Estos tiempos son orientativos por el hecho de que hay quien prefiere dejarlo menos hecho, con lo que va a ser cuestión de que probéis y si os aficionáis a prepararlo en casa, vais a ir ajustando el tiempo para dar con el punto que más os guste.

A mi me agrada que quede todo el interior bien cocido y con estos tiempos se logra.
Cuando esté cocido sácalo del agua a un plato y deja que se enfríe un tanto a fin de que puedas manipularlo con las manos.

Ya tenemos cocido el buey de mar

Cómo preparar el buey de mar para poder comerlo:

Primeramente quítale la solapa, que es la parte ovalada que tiene bajo el cuerpo, en tanto que no se emplea y se puede tirar de manera directa. Para esto tira de ella cara atrás y retuércela o bien córtala con un cuchillo para desprenderla completamente.

El próximo paso es eliminar una a una todas y cada una de las patas. Para esto sosten el cuerpo de forma fuerte y ve retorciendo cada pata, sujetándola lo más pegada al cuerpo, hasta el momento en que ceda.

Retiramos las patas y la solapa al buey de mar

Ahora aparta el cuerpo del caparazón. Para esto puedes hacer presión con tus manos desde la zona trasera, o sea, si la delantera estimamos que es donde están los ojos y la boca, puesto que el extremo contrario. Sostenga con solidez el cuerpo por una parte y el caparazón por el otro y sepáralos, procurando que el caparazón siempre y en todo momento continúe cara abajo a fin de que no se viertan los líquidos que contiene y que tienen mucho sabor. Si te cuesta que ceda (en ocasiones pasa) puedes asistirte con un cuchillo de punta para hacer un tanto de palanca o bien recortar alguna zona.

En el caparazón hay carne, corales si es hembra (como ha sido nuestro caso, es de color naranja) y jugo, mas asimismo hay unos tejidos que semejan plásticos y debes retirarlos.

Recorre bien toda la carne y jugos del caparazón a fin de que no quede ninguno de esos «plásticos» y despréndela de las paredes.

Ya tenemos separado el cuerpo, el caparazón y las patas del buey de mar

Del cuerpo debes retirar los filamentos grises que lo cubren, no son comibles.

Parte el cuerpo que habíamos extraído por la mitad y después cada mitad nuevamente por la mitad para tener por último cuatro partes. Vas a ver que están repletas de carne, conque puedes servirlas de esta forma de manera directa (como hemos hecho , lo vas a ver en la fotografía de más abajo) o proseguir partiéndolas hasta abrir todas y cada una de las cavidades, extraer la carne y dejarla en el caparazón para servirla.

Para poder extraer la carne de las patas sencillamente golpéalas con un martillo de cocina si bien asimismo te sirve un mazo de mortero o bien aun puedes cascarlas con un cascanueces en tanto que solo precisas que se resquebraje un tanto la cascarilla para acceder a ella. Las patas es mejor servirlas de esta manera a fin de que los comensales vayan extrayendo su carne con los dedos.

Saca toda la carne del caparazón y, si lo prefieres, córtala en trozos.

Ya tenemos arreglado todo el buey de mar

Lava el caparazón con agua fría y sécalo con papel de cocina. Vuelve a rellenarlo con la carne y ponlo sobre el plato en el que lo vayas a servir, rodeado de las patas y de las cuatro unas partes del cuerpo.Tiempo: 45 minutos para cocerlo y prepararlo (necesitarás más tiempo si es la primera vez que lo haces)

Nivel de dificultad: media

Sirve, admira y degusta:

Como se marcha a servir sencillamente cocido, lo idóneo es cocerlo inmediatamente antes de servirlo a fin de que llegue temperado a la mesa y jugosísimo todavía.

Si tienes el tiempo un tanto ajustado lo que puedes hacer es prepararlo todo igual mas no reparar las patas sino más bien servirlas sencillamente separadas del cuerpo y que cada comensal se ocupe de partirlas y abrirlas, en tanto que es un ritual que es parte de las tradicionales mariscadas y puede resultar hasta entretenido.

La carne tiene un sabor muy singular y particular a marisco, es un mordisco muy singular y está de auténtico… ¡vicio!

Buey de mar cocido y arreglado

Variaciones para cocer y comer el buey de mar:

El tiempo de cocción va un tanto en gustos en tanto que hay quien los cuece unos minutos menos si bien personalmente con este tiempo siempre y en todo momento me sale la carne ternísima y con mucho jugo.

Puedes prepararlo igual que el centollo o bien txangurro  a la easonense, con su sofrito y el toque final de horno, si bien si te resulta interesante comértelo cocido sencillamente hay quien vierte sobre la carne en el caparazón un tanto de vino blanco (un buen vino blanco), asimismo se le puede incorporar un huevo duro bien mezclado, y de acompañamiento lo más tradicional es salsa rosa o bien mahonesa. En cualquier caso, siempre y en toda circunstancia se procuran opciones que no disfracen el sabor del buey de mar.

Últimos consejos:

Puede parecer un tanto complicado, especialmente si es la primera vez que lo hacemos, puesto que comenzamos a abrir el buey de mar y cuesta distinguir lo que se tira de lo que se aprovecha. Si no lo has hecho jamás procura continuar el pasito a pasito en orden y sobre todo fíjate en las fotografías para distinguir cada parte. Verdaderamente no es un proceso complicado y el resultado bien merece la pena.

Puedes resguardarte con un par de guantes de fregar o bien afín para no pincharte y poder hacer más fuerza con tus manos, si bien te digo por experiencia que es más cuestión de maña que de fuerza puesto que una vez cocido no es complicado separar las partes.

MÁS APERITIVOS DELICIOSOS:

Deja un comentario