Cómo hacer labneh o queso de yogur casero y muy fácil

Cómo hacer labneh o queso de yogur casero y muy fácil

Entre lo que nos agradan los quesos y que me chifla prepararlo todo cien por ciento casero, estaba claro que preparar queso en casa iba a ser cuestión de tiempo. Indudablemente nuestros preferidos son los quesos con personalidad y potentes de sabor mas asimismo nos chifla tener queso crema en casa y afirmemos que hemos encontrado una solución casera que se le semeja mucho.

El labneh o bien queso de yogur es muy propio de Oriente Medio y su preparación es sencillísima, tanto es con lo que solo requiere reposo a fin de que el iogur vaya soltando su suero y se vaya compactando hasta tener una cierta consistencia conforme cuanto tiempo dure su reposo. Su sabor prosigue siendo de yogur mas afirmaría que más suave, menos ácido y con un toque salobre que le sienta sensacional.

En apenas unas horas se logra una consistencia mantecosa, muy semejante al queso crema, con lo que es ideal para untarlo o bien mojarlo con todo género de torradas, panes o bien palitos de verduras, y se puede servir tal como si bien lo mejor es ponerle aceite de oliva virgen extra y las condimentas, yerbas o bien semillas que prefieras. Si se deja descansar más tiempo (entre 1 y dos días únicamente) su consistencia es como la de un queso blando y se puede moldear en forma de bolas para preservarlas en aceite y consumirlas como temtempié, en ensaladas, en platos de pasta… queda excelente de muchas formas.

Es un tradicional tomarlo con pan de pita, un pan de origen árabe poco a poco más popular debido a los conocidos restaurants kebab. La verdad es que no solo sirve para rellenarse con ensaladas, carnes y salsas sino asimismo se sirve cortado en triángulos para acompañar piscolabis habituales como el hummus de garbanzos o bien puré de garbanzos o bien este muy rica versión, el hummus de garbanzos y remolacha, asimismo con el exquisito baba ganoush, mutabal o bien paté de berenjenas y el tradicional falafel al horno con salsa de yogur casera.

Si deseas llenar tu menú árabe puedes preparar el tradicional tabulé o bien tabbouleh, la ensalada libaneas con cous cous, tomate y hierbabuena, o servir de plato primordial un exquisito cuscús con verduras y pollo y lógicamente un postre a la altura lleno de frutos secos y miel como este baklava.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de labneh o queso de yogur casero:

  • Iogur naturales, la cantidad que prefieras. Yo suelo usar cinco youghourts de ciento veinticinco gr cada uno de ellos, en conjunto seiscientos veinticinco gr, para conseguir la cantidad que puedes ver en las fotografías.
  • 1/2 cucharadita de postre de sal (la proporción frecuente es 1 cucharadita de postre de sal por cada kg de yogur).
  • Para acompañar puedes servirlo con aceite de oliva virgen extra y perejil o bien las yerbas y condimentas que prefieras.
  • Precisarás una lona de algodón, gasa o bien afín, extensa, suficientemente tupida a fin de que el youghourt no pase a través de ella mas que sí deje que vaya cayendo el suero.

Preparación, cómo hacer labneh o queso de yogur casero

Emplea un bol extenso, pon encima un colador grande o bien escurridor y encima la lona.

Vierte sobre la lona los youghourts y asimismo la sal.

Remuévelo un poco con una cuchase a fin de que se mezclen los iogur con la sal.

Mezclamos los iogur con la sal sobre la gasa

Ahora anuda la lona, por servirnos de un ejemplo con una pinza de cocina, de manera que el youghourt quede en su interior.

Dejamos descansar el youghourt a fin de que salga el suero

Introdúcelo todo en la nevera (si tu cocina es fría asimismo puedes hacerlo a temperatura entorno) y déjalo que escurra a lo largo de unas ocho o bien diez horas si deseas un resultado mantecoso como el que he conseguido . Míralo a las ocho horas y verifica con una cuchase su consistencia, si ya no deseas que se compacte más por el hecho de que lo quieres mantecoso ya lo tienes listo con lo que pásalo a un recipiente con tapadera, ya sin gasa ni nada, ciérralo y mantenlo preservado en la nevera o bien sírvelo.

Este es el aspecto del labneh cuando deseas lograr una consistencia mantecosa

Si deseas lograr una textura considerablemente más compacta e inclusive hacer bolas sólidas de queso, déjalo descansar entre veinticuatro y treinta y seis horas, hasta el momento en que veas que ya no está mantecoso sino más bien bastante sólido.

Forma bolas del tamaño que prefieras con ayuda de 2 cuchases y una vez formadas puedes pasarlas por un plato con semillas o bien yerbas picadas o bien sencillamente dejar el queso tal como. Una vez que tengas las bolas ve colocándolas en un tarro con aceite de oliva (lo idóneo es que sea del sabor más suave posible), de tal modo que al final del proceso las bolas queden totalmente cubiertas de aceite en tanto que eso va a ayudar a que se preserven de manera perfecta a lo largo de un mes o bien aun más.

Tiempo: 5 minutos más las horas de reposo

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Si has preparado labneh mantecoso, afirmaría que soporta bien tres-cuatro días en la nevera mas no se si más tiempo pues jamás hemos tardado más días en comérnoslo. En cambio si lo dejas sólido y en bolas absolutamente sumergidas en aceite y en la nevera, duran un mes e inclusive más.

Puedes servirlo bien fresco recién sacado de la nevera o sacarlo unos treinta minutos ya antes para templarlo un tanto. Si es mantecoso puedes mojarlo con todo género de panes y torradas restallantes y asimismo con palitos de verduras como pimiento colorado, zanahoria o bien pepino, e inclusive untarlo en torradas y usarlo como el queso crema (hasta he preparado tartas de queso con él y quedan excelentes, con un ligero toque a yogur). Si es en bolas lo más socorrido es servirlo en ensaladas y asimismo me agrada singularmente con ensaladas de pasta. De cualquier forma, está de auténtico… ¡vicio!

De qué manera hacer labneh o bien queso de yogur casero y muy simple

Más versiones de la receta de labneh o queso de yogur casero:

Hay quien lo prepara con yogur heleno, no he hecho la prueba y no se si precisará menos horas para lograr las texturas (supongo que si). Sobre todo se presta a ser aromatizado de muchas formas, conque te invito a agregar todo género de yerbas y condimentas al final del proceso, cuando ya lo tienes listo y con la textura que te agrada. Con un tanto de aceite de oliva, pimentón picante y perejil me chifla.

Últimos consejos:

Una duda muy usual es de qué forma adecentar la lona o bien gasa que hemos usado. Yo lo que hago es lavarla con agua fría para retirar los posibles restos y después o hervirla a lo largo de dos-tres minutos en un cazo con agua hirviendo o lavarla en la lavadora como cualquier otra prenda. Después es esencial que se seque bien, lo idóneo es que le de el sol de pleno si bien una secadora asimismo viene excelente.

MÁS RECETAS DE APERITIVOS DELICIOSOS:

Deja un comentario