Cómo hacer salmorejo de aceitunas. Receta diferente y deliciosa

Cómo hacer salmorejo de aceitunas. Receta diferente y deliciosa

Donde acostumbra a hacer más calor saben realmente bien de qué forma combatirlo, y justamente eso es lo que ocurre en Andalucía en tanto que en su gastronomía tienen un lugar muy singular las cremas frías que tan bien sientan cuando las temperaturas son altas. Eso si, muchas de ellas dan pie a realizar versiones como la de esta receta.

Este salmorejo de aceitunas está inspirado en el tradicional salmorejo cordobés, aprovechando exactamente la misma técnica para emplear aceitunas en lugar de tomate, con un resultado fabuloso. Prosigue nuestra receta punto por punto para lograr la textura que más te guste y acompáñalo con los ingredientes que prefieras, en un caso así hemos optado por el tradicional huevo duro y jamón serrano en pequeños tacos.

Para esta receta hemos empleado aceitunas La Sabrosita al natural deshuesadas y lo cierto es que el salmorejo queda fabuloso, merced a estas aceitunas se logra una textura mantecosa y perfecta aparte de un sabor muy singular con ese propio toque salobre.

Si te agrada esta receta seguro que te encantarán otras cremas frías tradicionales que hemos publicado como el salmorejo cordobés tradicional o bien el gazpacho andaluz tradicional del que tenemos ciertas versiones como la sopa, crema o bien gazpacho de melón con jamón o bien el gazpacho de remolacha, las dos muy ricas. Asimismo está increíble la porra antequerana tradicional, más espesa que el salmorejo y súper deseable.

No podía faltar otro tradicional andaluz, el ajoblanco malagueño, una sopa fría sorprendente que se realiza con almendras y se acompaña de uvas y está muy, muy rica. Y para finalizar no olvides preparar la conocida vichyssoise o bien crema de puerros fría que, a la inversa que el resto de sopas, se realiza en caliente mas después se enfría.

Lista de ingredientes necesarios para preparar salmorejo de aceitunas (aperitivo para 4 personas):

  • doscientos gr de aceitunas La Sabrosita al natural deshuesadas.
    ochenta ml de agua.
    ochenta ml de agua de las aceitunas.
    treinta-cuarenta gr de miga de pan, mejor si se usa un pan con mucha miga y espesa (típicamente se usa el pan de telera Cordobés).
    cuarenta ml de aceite de oliva virgen extra.
    Para acompañar:
    dos huevos.
    Jamón serrano en taquitos (si es ibérico, mejor que mejor).

Preparación, cómo hacer salmorejo de aceitunas:

Primero vamos a cocer los huevos. En un cazo pon suficiente agua para poder cubrir los huevos y al fuego a temperatura alta, y antes que comience a hervir introduce los huevos en ella (para eludir que se resquebrajen por la diferencia de temperatura).

Cuando comience el agua a hervir cuenta diez minutos a fin de que se cuezan los huevos, y cuando se cumpla el tiempo retira el cazo del fuego y quita el agua caliente. Si precisas enfriarlos velozmente, déjalos a remojo en agua fría.

Para preparar esta receta puedes usar idealmente un robot o bien batidora de vaso mas asimismo te puede quedar bien con una batidora de mano.

Pon la miga de pan en remojo con el agua, que se empape bien, a lo largo de diez minutos.

Pon en el robot o bien batidor las aceitunas así como su agua de aceitunas y desmenuza hasta el momento en que logres una crema homogénea y fina.

Comenzamos desmenuzando las aceitunas Sabrosita

Incorpora la mezcla de pan y agua y desmenuza nuevamente hasta el momento en que la mezcla sea nuevamente mantecosa. En este punto y conforme sea el pan y tus gustos posiblemente desees dejarla más ligera conque agrega más agua, y por contra si deseas que esté más compacta puedes regresar a remojar un tanto de pan y tras dos-tres minutos echárselo y desmenuza nuevamente.

Cuando la crema tenga una textura que te guste y mientras que está la batidora o bien robot en acción ve incorporando el aceite de oliva poquito a poco a fin de que emulsione de manera perfecta, esto es, a fin de que quede integrado en la mezcla.

Déjalo descansar en la nevera hasta el momento en que esté bien frío, por lo menos una hora.

Pela los huevos y trocéalos como prefieras, en un caso así lo que he hecho es rallarlos finísimos con un rallador. Haz lo mismo con el jamón, lo idóneo es que esté en pequeños taquitos.

Tiempo: 20 minutos y el tiempo de enfriado

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Un buen salmorejo siempre y en todo momento debe servirse bien frío, tanto si es el tradicional salmorejo cordobés como esta versión de salmorejo con aceitunas. A mi me chifla servirlo al estilo del tradicional, con un tanto de huevo duro picado o bien rallado y jamón serrano en taquitos. Si te sobra puedes preservarlo en la nevera tres-cuatro días sin inconvenientes.

Es una exquisitez la textura de este salmorejo de aceitunas y lo mejor es que puedes dejarla a tu gusto. Como es un mordisco con un marcado toque salobre merced a las aceitunas me agrada servirlo en forma de pequeño piscolabis y cuando lo tengo con el huevo y el jamón siempre y en toda circunstancia me agrada echarle por encima un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra. Es un salmorejo de auténtico… ¡vicio!

Cómo hacer salmorejo de aceitunas. Receta diferente y deliciosa

Más versiones de la receta de salmorejo de aceitunas:

Saliéndonos de lo tradicional y puesto que hablamos de una versión del salmorejo, en lugar de el huevo y el jamón serrano podemos poner por encima ciertas verduras frescas cortadas en pedacitos (pimiento colorado, pimiento verde y pepino, recordando al gazpacho andaluz), cubitos de pan restallante, un tanto de pimienta negra recién molida… como más te guste.

Últimos consejos:

La clave de esta receta está en usar buenos ingredientes. Es esencial que las aceitunas sean de la mejor calidad posible y que el pan sea de buena miga. Asimismo ten presente que el aceite de oliva que emplees asimismo marcará el sabor final del salmorejo, con lo que emplea uno de sabor suave o bien por el contrario más bien intenso en función de tus gustos.

Lo idóneo es que dejes descansar el salmorejo de aceitunas en la nevera unas horas a fin de que se asienten los sabores y esté todavía más exquisito, mas si tienes prisa puedes meterlo al congelador y servirlo cuando esté bien frío. Asimismo puedes sumergir los huevos ya cocidos y sin mondar en agua fría a fin de que se templen de manera rápida.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario