Flamenquines cordobeses caseros. Receta de tapa tradicional

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Flamenquines cordobeses caseros. Fórmula de tapa tradicional


En España tenemos una gastronomía tan rica y variada que es un genuino placer ir descubriendo los platos más propios de cada sitio. Y si charlamos de piscolabis y tapas las tenemos a millones y para todos y cada uno de los gustos, como la que preparo en esta receta.

Los flamenquines cordobeses son una tapa habitual andaluza en tanto que si bien nació en Córdoba se ha ido propagando y es que no es para menos, su sencillez y su sabor y textura son buenas razones para esto. Prosigue nuestra receta punto por punto para prepararlos fácilmente y lograr un perfecto rebozado por fuera y en su interior un mordisco jugoso.

Quizá la única complejidad por decirlo así es efectuar una buena fritura mas si prosigues nuestros consejos te van a quedar estupendos. Si que es verdad que para freír bien lo mejor es ir adquiriendo cierta experiencia para saber comprender el aceite y sus temperaturas y lograr los mejores resultados, y asimismo puedes decantarse por una freidora puesto que facilita mucho esta labor.

Si te agradan este género de rebozados seguro que te van a encantar los escalopines con salsa de cabrales y patatas panaderas y manzana al membrillo, y naturalmente el cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo.

Y si te chiflan los piscolabis rebozados seguro que te animarás a adecuar estas exquisitas croquetas de jamón caseras o bien las croquetas de pollo o bien las croquetas de espinacas, las que considerablemente más te agraden (o bien totalmente!). Pasando al pescado te van a encantar los calamares a la romana o bien calamares rebozados, el cazón en aliño o bien bienmesabe representativo de Cádiz o bien los boquerones fritos, jugosos y crepitantes, que sin embargo tenuemente además de esto van rebozados.

Y si optas por verduras ausencia mejor que unas berenjenas fritas y crepitantes (con trucos a fin de que no te queden aceitosas) o bien una exquisita tempura de verduras (además de esto con trucos a fin de que te quede restallante y no sea ausencia olegiaginosa).

Ingredientes para acondicionar flamenquines cordobeses caseros (8 unidades):

  • ocho filetes de lomo de cerdo, que no sean grosísimos.
    ocho lonchas de jamón serrano.
    queso (opcional). Los flamenquines de forma tradicional no llevan queso mas a mi me agrada adecuar la parte con queso y la parte sin él. Emplear queso gouda puesto que no se funde en demasía y queda muy apropiadamente mas puedes emplear el que prefieras.
    Grasa de oliva o bien de tornasol, porción suficiente para freír.
    Para arrebozar:
    Harina de trigo.
    Pan rallado.
    dos huevos M.

Preparación, cómo formar la fórmula de flamenquines cordobeses caseros:

Extiende los filetes de lomo de sucio sobre una tabla y golpéalos con un martillo, mazo o bien afín a fin de que se ablanden y queden planos y estirados. Yo utilizo un mazo que tengo para adecuar mojitos, no tengo otro y me hace la función.

Extiende los filetes de lomo de sucio

Cubre cada filete con una rodaja de jamón serrano (o bien media, conforme sean de grandes, sin embargo no pasa ausencia si la debes poner doble).
Pon además de esto queso en los que desees que lo lleven. Fíjate en la fotografía, si lo pones córtalo en de barra.

Rellenamos los flamenquines

Enrolla los lomos con su rellenos internamente de que queden apropiadamente apretados y de este modo vas a ver que no se deshacen en ningún momento.
Pon en un plato harina, en otro los huevos batidos y en otro pan rallado.
Ahora ve pasando cada flamenquín por cada uno de ellos y por integramente lados, incluyendo los laterales. Primero por el de harina y después sacúdelos un tanto para retirar el exceso de harina que puedan deber cogido.
Más tarde pásalos por el plato con huevo, nuevamente por integramente lados incluyendo los laterales.
Para finiquitar pásalo por pan rallado y de ahí ve poniéndolos en otro plato con el obturación del rollo cerca de debajo a fin de que queden apropiadamente sellados.

Acá tienes la secuencia completa: enrollados, harina, huevo y pan rallado

Ahora toca freírlos y puedes hacerlo en paila/cazo o bien en freidora.
Flamenquines en freidora: ajusta la temperatura a ciento setenta grados y en el instante que el unto llegue a ella pone los flamenquines en internet de la freidora sin que estén unos encima de otros. Sumérgelos en el unto y a los dos o bien tres minutos súbelos y mira si están apropiadamente dorados por debajo. Si es de esta forma dales la revés a fin de que se cocinen del mismo modo por el otro flanco, mas si todavía no están apropiadamente dorados déjalos algún minuto considerablemente más.
Flamenquines en paila o bien cazo: calienta mucho unto en una paila o bien cazo mas sin venir al punto de que humee. Introduce múltiples flamenquines al unísono mas que no estén unos encima de otros y cocínalos en torno a tres minutos. Ve mirando si están dorados por debajo y en el instante que lo estén dales la revés y cocínalos dos o bien tres minutos por ese flanco.

Freímos los flamenquines inclusive que están dorados

Conforme vayan estando listos los flamenquines resérvalos en un plato cubierto con papel de cocina a fin de que coja el exceso de unto, y mientras tanto prosigue con el resto de tandas.

Flamenquines cordobeses recién hechos

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Mínimo considerablemente más acabar de freírlos sácalos a la mesa por el hecho de que es como considerablemente más ricos están, recién hechos y calientes. Si te sobran puedes guardarlos en la fresquera dos-tres días, y sin embargo van a perder su punto restallante exógeno, para «resucitarlos» en el instante que los vayas a manducar puedes volver a freírlos nuevamente o bien calentarlos en el microondas, sin embargo desde entonces lo mejor es comerlos recién hechos.

Puedes servirlos de manera directa en los platos de los comensales o bien apropiadamente en un plato al centro de la mesa, acompañados de una ensalada refrescante y, si os agrada, un pequeño envase con mahonesa. Puedes presentarlos enteros o bien apropiadamente cortados, lo cierto es que el corte queda utópico mas si van rellenos de queso es mejor que cada comensal descubra la «sorpresa» al cortarlo por vez primera en su plato. La textura crepitante del rebozado y el toque saladito del pierna le van sensacional al lomo y hacen que sea una tapa de auténtico… ¡vicio!

Variaciones de la fórmula de flamenquines cordobeses caseros:

La alteración considerablemente más famosa exactamente es la de agregar queso en el centro, que individualmente me apasiona por el hecho de que el queso queda tenuemente fundido y su sabor casa sensacional con el resto de ingredientes.

En situaciones además de esto se reemplaza el lomo de sucio por pierna cocido y es una exquisitez. Y de relleno los he gastado con pimientos del piquillo y les queda muy apropiadamente además de esto, sin embargo ya no estaríamos hablando de los frecuentes.

Consejos:

En el momento que vayas a comprar el espinazo de sucio intenta que sea una habitación lo muchas más ancha posible para que los filetes sean grandes y luego muchas más sencillos de enrollar, no obstante no pasa ausencia si solo encuentras lomos de pequeño tamaño ya que te quedarán unos flamenquines pequeñitos y riquísimos.

Manejar adecuadamente las frituras es cuestión de experiencia, ya que si el unto posee poca temperatura los flamenquines absorberán demasiado unto y no quedarán adecuadamente, pero si por el contrario está demasiado esforzado quemarás la superficie muchas más externa y no cocinarás adecuadamente el interior y el espinazo podría proyectar un poco crudo. Una favorece extra puede ser la utilización de un termómetro de cocina o directamente una freidora si te estás iniciando, pero pienso que con practicarlo unas pocas veces y cometer varios errores, lo tendrás controlado.

Deja un comentario

shares