Galletas saladas caseras de mantequilla y queso

Galletas saladas caseras de mantequilla y queso

 

Cuando charlamos de galletas, prácticamente siempre y en todo momento se nos viene a la psique una galleta dulce, quizá con chocolate o bien frutos secos, mas siempre y en toda circunstancia dulce. No obstante, el día de hoy vamos a realizar una estupenda receta de galletas salobres caseras de mantequilla y queso, dándole la vuelta a las tradicionales recetas de galletas, y aprovechando que los quesos son nuestros grandes aliados en el horno por el hecho de que tienen un estupendo acabado restallante.

Es una enorme satisfacción preparar galletas en casa, pues aparte de que son muy fáciles y veloces de preparar, puedes darte el gustazo de seleccionar los ingredientes que desees agregar y darle tu toque personal con cualquier ingrediente o bien condimenta extra.

Estas galletas salobres caseras de mantequilla y queso incorporan semillas de sésamo, y están verdaderamente exquisitas. Eso sí, observa bien el horno pues están ya listas en apenas unos minutos, y el queso se dora de manera rápida.

Si además de esto te agrada preparar galletas dulces, en nuestra sección de recetas de galletas tienes ciertas opciones bien interesantes, como las tradicionales galletas caseras de avena con chocolate, o bien las exquisitas galletas caseras de avena con manzana y nueces.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de galletas saladas caseras de mantequilla y queso (una bandeja entera de horno, unas 30-35 galletas):

  • noventa gr de harina de trigo.
  • 1 cucharadita de sal.
  • ciento cincuenta gr de quesos rallados (emmental, parmesano, grana padano… o bien aun otros más potentes como roquefort o bien rulo de cabra, crea tu mezcla).
  • cincuenta gr de mantequilla.
  • dos cucharadas de semillas (de sésamo, de amapola, mezcladas… a tu gusto).

Preparación, cómo hacer galletas saladas caseras de mantequilla y queso:

Precalienta el horno a ciento ochenta grados a lo largo de los apenas diez minutejos que tardarás en hacer la receta.

Mezcla en un bol todos y cada uno de los ingredientes: la harina de trigo, la sal, los quesos rallados (mucho mejor si los compras en taco y los rallas tú en casa), la mantequilla y las semillas ( he escogido de sésamo). Ayúdate con un tenedor, tal y como si fuera un puré.

Truco! Si no compactan bien los ingredientes, tras haberlos mezclado un tanto, introduce el bol en el microondas a lo largo de diez segundos. De esta manera, el queso va a haber soltado un tanto de grasa que va a ayudar a que la mezcla compacte mejor.

Preparando la mezcla de ingredientes para las galletas salobres

Sobre papel de horno, extiende la masa con ayuda de un rodillo, y deja la pasta tan fina como desees las galletas. Lo idóneo es que midan unos pocos milímetros de grosor, si bien puedes hacerlas aún más finitas (mas después van a ser más débiles). A mi, que me agradan finitas, las he dejado como en la fotografía de abajo.

Corta la masa en cuadrados con un cuchillo (o bien como más te guste, aun si tienes moldes de formas, aprovecha para emplearlos) y aparta sutilmente unas galletas de otras.

Pone el papel de horno con las galletas encima de una bandeja de horno, y también introdúcela en el horno a altura media y ciento ochenta grados a lo largo de unos quince minutos, hasta el momento en que veas que están levemente doradas por encima.

Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una reja, a fin de que no se humecten y queden crepitantes.

 

Cómo preparar galletas saladas de mantequilla y queso

Tiempo: 25 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Déjalas enfriar unos minutos, mas cuidado que desaparecen de forma rápida :P. Puedes preparar múltiples tandas, seguro que tus comensales te lo agradecen

Sírvelas en una bandejita o bien bol a lo largo del piscolabis, y tómalas así como otros entrantes frescos y ligeros, puesto que estas galletas tienen un alto valor calorífico y el cuerpo te solicitará conjuntarlas con ensaladas, escalivadas o bien otros entrantes a base de verdura fresca.

 

Galletas saladas caseras de mantequilla y queso

Más versiones de la receta de galletas saladas caseras de mantequilla y queso:

Emplea otras semillas, como por poner un ejemplo de amapola, o bien incorpora frutos secos molidos, por poner un ejemplo pipas de girasol, almendras, nueces… Ah, y no te olvides de las condimentas! Tomillo, orégano o bien romero son yerbas idóneas para incorporar a estas galletas salobres.

Eso sí, crea con los quesos y agrega el que más te guste. Lo idóneo es usar una base de emmental o bien parmesano, y agregar otros quesos de potente sabor, como los quesos azules o bien los curados.

Últimos consejos:

Observa bien las galletas en el horno, que no se doren demasiado pues si se queman, el sabor amargo es muy desapacible. Si es preciso, abre la puerta del horno para revisar su estado. Y fundamental, cuando estén listas no las dejes en el horno, sácalas de manera inmediata por el hecho de que el calor que queda puede quemarlas.

Si has preparado muchas, puedes guardarlas en un recipiente hermético a lo largo de múltiples días (si bien posiblemente el puntillo crepitante se les vaya tenuemente), y mejor todavía si es transparente, va a quedar excelente en tu cocina.

MÁS RECETAS DE APERITIVOS DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares