Patatas a lo pobre con cebolla y pimientos. Receta de guarnición tradicional

Patatas a lo pobre con cebolla y pimientos. Receta de guarnición tradicional

Hay guarniciones tan ricas que en ocasiones semeja que son las protagonistas, sobre todo sucede con esos acompañamientos tradicionales que hemos comenzado a comer en nuestra infancia y nos prosiguen acompañando, como es el caso de esta receta y en la que las patatas, como no podía ser de otra manera, son las protagonistas.

Esta receta de patatas a lo pobre con cebolla y pimientos es la que lleva preparando mi madre toda la vida y quedan muy, muy ricas. Las patatas a lo pobre deben quedar ternísimas y con algún ligero toque dorado, y con esta receta se logra de forma sencillísima. El acompañamiento de los pimientos verdes y la cebolla es perfecto, aportan un sabor muy propio esta guarnición tan tradicional.

Quedan ideales como guarnición de carnes o bien pescados si bien asimismo me chifla servirlas en un plato al centro como temtempié y con huevo quedan sensacional puesto que una vez listas se pueden entremezclar con ciertos huevos para hacer un revuelto o cuajarla bien como tortilla, el resultado es de auténtico… ¡vicio!

Si te agrada esta receta, pásate por nuestra sección de recetas con patatas, donde hallarás básicos como el puré de patatas casero, las patatas al horno asadas en gajos, las exquisitas y socorridas patatas panaderas al horno, nuestros trucos para lograr patatas fritas perfectas: tiernas por la parte interior y restallantes por fuera, las originales patatas duquesa, las patatas gratinadas al horno o bien tartiflette, las impresionantemente fáciles patatas cocidas al microondas, o bien las tradicionales patatas revolconas, meneás, pesadas o bien revueltas.

Si te agradan los guisos, las patatas son coprotagonistas en el exquisito hervido de judías verdes con patatas y huevos, en los ñoquis de patata o bien gnocchi caseros, en el pastel de carne picada y patata con queso y en los tradicionales huevos rotos o bien huevos revueltos con patatas y jamón. Y lógicamente puedes servirlas frías, como en la ensalada campera de patatas tradicional o bien ensalada alemana de patatas cocidas y salmón ahumado con salsa mahonesa tártara, o bien como temtempié como estas patatas deluxe
o bien patatas gajo asadas al horno, las exquisitas patatas bravas con su salsa brava casera o bien la tortilla española.

Lista de ingredientes necesarios para hacer patatas a lo pobre con cebolla y pimientos (para 4 personas):

  • cuatro-cinco patatas grandes.
  • dos cebollas grandes.
  • cuatro pimientos verdes.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

Preparación, cómo hacer la receta de patatas a lo pobre con cebolla y pimientos:

Pela las patatas (te invito a emplear un pelapatatas, es rapidísimo y fácil) y córtalas en rodajas finas si bien intentando que no queden muy finísimas, fíjate en las fotografías para poder ver el grosor ideal. A mi me agrada emplear una mandolina para cortarlas todas y cada una iguales y de forma veloz mas asimismo se pueden recortar con un cuchillo.

Estos son los ingredientes de las patatas a lo pobre

Emplea una sartén o bien cazuela extensa y cubre el fondo con aceite, justito mas que se cubra toda la superficie, y ponlo a fuego medio-bajo.

Echa las patatas así como un tanto de sal y cocínalas a lo largo de cinco minutos, revolviéndolas sobre todo al comienzo a fin de que todas y cada una se empapen de aceite y no estén pegadas entre sí. La temperatura del fuego debe dejar que las patatas se vayan confitando poquito a poco, esto es, se vuelven tiernas merced al aceite mas sin que lleguen a dorarse en ningún instante.

Comenzamos cocinando las patatas

Lava los pimientos verdes con agua fría, sécalos y córtalos en rodajas, suprimiendo el rabo y las pepitas.
Incorpora los pimientos a la sartén, mézclalos con las patatas y prosigue cocinando otros cinco minutos más.

Cocinamos las patatas con los pimientos

Pela las cebollas y córtalas por la mitad y después en tiras finas.

Agrega la cebolla a la sartén así como un tanto de sal y deja que se cocinen a lo largo de unos veinte-veinticinco minutos, removiendo en ocasiones a fin de que no queden demasiado pegadas las patatas. Todavía de esta manera, esta receta es «cocina de intuición» en tanto que el tiempo que precisan para cocinarse depende de la temperatura del fuego y del grosor de las verduras.

Cuando lleven unos quince minutos sube un tanto el fuego a fin de que ciertas patatas y verduras queden con un ligero toque dorado, si te agrada de esta manera.

Estas patatas a lo pobre están ya listas cuando las patatas estén a tu gusto, a mi me chiflan tenuemente doraditas y blandas. Pruébalas de sal por si acaso hay que corregir.Tiempo: 40 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Calentitas y recién hechas están muy buenas, si bien asimismo puedes prepararlas con unas horas de antelación o bien aun el día precedente y dejarlas que aún les falten unos minutos a fin de que, inmediatamente antes de servirlas, puedas darles un nuevo golpe de calor para finiquitar de cocinarlas y que salgan a la mesa como recién hechas.

Acompaña con esta exquisita y tradicional guarnición cualquier plato de carne o bien pescado, mas asimismo puedes servirlas como piscolabis o bien entrante. Ternísimas, con un ligero toque dorado y el puntito de los pimientos y la cebolla que les sientan sensacional, estas patatas a lo pobre están de auténtico… ¡vicio!

Patatas a lo pobre con cebolla y pimientos. Receta de guarnición tradicional

Más versiones de la receta de las patatas a lo pobre con cebolla y pimientos:

Puedes aromatizar las patatas como más te guste, así sea con yerbas como el tomillo o bien el romero, o bien con condimentas como el pimentón, la pimienta negra e inclusive comino o bien curry.

Estas patatas a lo pobre pueden ser la base de platos completos y muy ricos. Puedes acompañarlas con unos huevos fritos y un tanto de jamón serrano y se transforman en un platazo.

Asimismo es una buena idea realizar un revuelto con huevo: inmediatamente antes de retirar las patatas a lo pobre puedes echarles huevos batidos. Después solo hay que remover bien y servir inmediatamente. Eso si, te invito a hacerlo con más cantidad de huevo que de patatas a
lo pobre a fin de que quede excelente. Y en tanto que estamos con huevos, asimismo puedes cuajar las patatas a lo pobre en forma de tortilla, ¡muy rica!

Últimos consejos:

Un buen aceite de oliva virgen extra siempre y en toda circunstancia es un acierto para esta clase de platos por el hecho de que queda muy rico y le aporta un toque tradicional muy particular. Eso si, si no te agrada que el aceite sea demasiado protagonista, escoge uno de sabor suave.

Es mejor que sostengas el fuego suave si bien tardes un tanto más en tenerlas listas en lugar de dorarlas o bien aun quemarlas. Deja que se vayan quedando tiernas poquito a poco y cuando ya prácticamente estén listas, sube la temperatura del fuego y ve removiéndolas cada poco tiempo a fin de que se vayan dorando.

MÁS RECETAS DE APERITIVOS DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares