Patatas revolconas, meneás, machaconas o revueltas

Patatas revolconas, meneás, machaconas o revueltas

 

De este modo de jocoso es el nombre de este plato cuyo ingrediente esencial son las patatas, y si bien se ha extendido por una gran parte de la geografía nacional, es muy propio de Ávila, Salamanca y asimismo se considera extremeña, singularmente en Cáceres.

Estas patatas revolconas, meneás, pesadas o bien revueltas son un plato de lo más fácil, tanto por sus ingredientes como por la preparación, y que puede servirse como una genial tapa o bien aun de guarnición de carnes o bien pescados, reemplazando al tradicional puré de patatas casero y dándole un toque singular con el pimentón.

El contrapunto restallante y en especial sabroso lo pone la panceta, tocino o bien torrezco que de forma tradicional lo corona. Si bien esta es la manera tradicional de tomarlo, sencillamente puedes tener en consideración esta receta como una forma nueva de realizar puré aromatizado.

Si te ha agradado esta receta, en nuestro recetario vas a poder hallar las patatas al microondas con pimentón y gulas, cuya base es muy semejante a estas patatas revolconas, mas incorporan gulas y son un piscolabis o bien cena idónea para cuando apenas tienes tiempo de cocinar. Y si lo tuyo son las patatas, aprende nuestro truco para cocer patatas en el microondas, que aparte de fácil y veloz (solo quince minutos), es una genial forma de sostener todo el sabor de la patata.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de patatas revolconas, meneás, machaconas o revueltas (4 personas):

  • cuatro patatas grandes (acostumbra a ser una por persona).
    Pimentón dulce (o bien picante).
    cien gr de panceta (condimentada o bien sin condimentar), tocino, torreznos o bien aun bacon.
    cuatro dientes de ajo.
    dos hojas de lauro.
    Aceite de oliva y sal.

Preparación, cómo hacer patata revolconas, meneás, machaconas o revueltas:

La primera cosa que debes hacer es cocer las patatas. Para esto, lávalas y colócalas en una olla con agua suficiente a fin de que queden cubiertas, así como una cucharada de sal y las hojas de lauro.

Por la olla a fuego fuerte y, cuando el agua comience a hervir, déjalas cocer a lo largo de veinte minutos o bien hasta el momento en que estén blanditas. Puedes revisarlo pinchándolas con un tenedor, vas a deber apreciarlas tiernas. Si tus patatas tienen diferentes tamaños, corta las más grandes por la mitad a fin de que los pedazos de patata que cuezas sean afines.

Si vas a coronar con panceta, tocino o bien bacon, córtalo en tiras gruesas. Espera para dorarlo al final del proceso y que lleguen calientes a la mesa.

 

Cómo hacer patatas revolconas, meneas, pesadas o bien revueltas

Mientras que se cuecen las patatas, pela los ajos y córtalos en rodajas. En una sartén con un poco de aceite y fuego medio-bajo, fríelos hasta el momento en que estén tenuemente dorados (¡cuidado que se queman sencillamente!).

Separa la sartén del fuego. Vierte sobre los ajos el pimentón y revuelve velozmente, de forma cuidadosa de que no se queme. Tras unos pocos segundos, ten preparado medio vaso del caldo de cocción de las patatas y viértelo, removiendo a fin de que se haga una suerte de «salsa de pimentón y ajos».

Pon la sartén nuevamente en el fuego a lo largo de apenas un minuto a fin de que hierva. Retira del fuego, apágalo y reserva.

Cuando las patatas estén cocidas, escúrrelas (reservando por lo menos un vaso del caldo de cocción) y pélalas. Para machacarlas, puedes hacerlo de manera directa con un tenedor o bien pasarlas por un pasapurés, esto ya va al gusto.

Incorpora la mezcla de pimentón y ajos y revuelve bien (ahora es cuando son revolconas de veras ). Echa un tanto de caldo a las patatas hasta el momento en que queden con la textura que más te guste. Yo le suelo echar bastante (prácticamente un vaso) a fin de que quede un resultado finísimo y mantecoso.

Ahora es el instante de sofreír en una sartén a fuego fuerte el tocino, panceta o bien bacon hasta el momento en que se dore y esté tenuemente crepitante (esto, como prácticamente todo en la receta, va en gustos).

 

SONY DSC

Terminando de preparar patatas revolconas, meneas, machaconas o revueltas

Tiempo: 30 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Las patatas revolconas se tienen que tomar calientes, y mejor todavía si son recién hechas por el hecho de que, sobre todo por el tocino a fin de que esté calentito. De todas y cada una maneras, si usas torreznos ya hechos, puedes servirlas temperadas o bien frías sin inconvenientes.

Servirlas en un cuenco de barro como lo hemos hecho es la tradición, si bien poco a poco más puedes hallar en formato tapa sobre una torrada de pan, o bien de guarnición acompañando a un plato de carne o bien pescado.

Patatas revolconas, meneas, machaconas o revueltas

Más versiones de la receta de fabada asturiana tradicional:

En lo que más puedes crear es con el acompañamiento cárnico. Al final, se trata de que las patatas queden mantecosas y tengan un contrapunto restallante y sabrosísimo. Puedes emplear torreznos ya preparados o bien freírlos en todos y cada, o bien asimismo tocino, panceta (condimentada o bien no), bacon…

Últimos consejos:

El mejor consejo es que prepares este plato a tu gusto. Hay quien prefiere las patatas muy cocidas, o bien a quien le agradan más enteras. En el momento de machacarlas, puedes preferir pasarlas por el chino o bien sencillamente machacarlas levemente con un tenedor. Para darles un toque potente, usa pimentón picante. Y finalmente corona con algo crepitante.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario