Pulpo a la plancha con puré de patata morada

Pulpo a la plancha con puré de patata morada

Indudablemente, el pulpo es una de las grandes exquisiteces de la gastronomía peninsular. Para los que no tenemos la fortuna de poder saborear en ocasiones un buen pulpo en su tierra, acá tenemos una receta con la que queda estupendo.

Este pulpo a la plancha con puré de patata morada es una forma súper fácil de preparar un plato de pulpo con una presentación muy original y con toque sibarita merced al increíble color de las patatas. Además de esto vas a ver que, pese a usar pulpos de pequeño tamaño, quedan jugosos a rabiar si prosigues el sistema de los conocidos «sustos», que asisten a que su la tensión muscular se relaje y el resultado sea lo más tierno posible.

¿Ya estás salivando? Yo asimismo, conque ¡en marcha! Para finalizar de rizar el rizo, siempre y en todo momento me agrada tomar este género de recetas con un buen vino Ribeiro, ¿qué mejor que comer pulpo con vino blanco gallego? Cuando he ido a Galicia toda vez que he podido he tomado esta combinación, y en casa para gozar en grande de un manjar como el pulpo intento hacer lo mismo.

Lista de ingredientes necesarios para hacer pulpo a la plancha con puré de patata morada (4 personas):

  • dos pulpos de pequeño tamaño (los que he empleado no llegaban cada uno de ellos al kilogramo de peso).
  • quinientos gr de patata morada o bien patata violeta (asimismo puedes emplear cualquier otra pluralidad de patata ¡naturalmente!, mas de este modo queda tan bonito…).
  • tres cucharadas de leche, o bien la que precises para darle al puré la cremosidad que más te guste.
  • 1 cucharada sopera de mantequilla.
  • Sal y, si dispones de ella, sal en escamas.
  • Perejil fresco.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva.

Preparación, cómo hacer pulpo a la plancha con puré de patata morada:

Limpia realmente bien el pulpo: aparta la cabeza de las patas y vacíala bien, retira los ojos y déjala limpia. Limpia realmente bien cada tentáculo de las patas bajo un chorro de agua fría. Vas a ver las fotografías que hice a un pulpo de importante tamaño, mas el proceso es casi igual para estos pulpos más pequeños, solo que precisarán menos tiempo de cocción.

Pulpo fresco, limpio y separado

En una olla, agrega agua que justo cubra los pulpos, una cucharada sopera de sal, y llévala a ebullición.

Sumerge cada pieza (esto es, cada cabeza y cada conjunto de patas del pulpo) de una en una en el agua hirviendo tres veces dándole «sustos»: mete la pieza sujetándola por los dedos (cuidado, no te quemes!), deja dos-tres segundos y vuélvela a sacar. Repite este proceso tres veces, y a la tercera vez deja la pata en la olla.

Haz lo mismo con el resto de cuerpos y cabezas.

Asustando cada pata y la cabeza del pulpo

Cuando el agua esté hirviendo con todo el pulpo dentro, cuenta desde ahí veinte minutos, y mantén el fuego fuerte. Si empleas una olla a presión como la nuestra el tiempo se reduce sensiblemente hasta los ¡¡cinco minutos!! Nosotros lo preparamos siempre y en todo momento de esta forma y es un gustazo poder cocer el pulpo de forma tan veloz.

Apaga el fuego y déjalo enfriar. Escúrrelo de manera cuidadosa y… ya está cocido!!

Pulpo cocido

Para realizar el puré, sencillamente pela las patatas, córtalas en pequeños gajos como puedes ver en la fotografía, ponlos en un recipiente capaz para microondas y cocínalos en torno a cinco minutos en el microondas. Saca el recipiente, remueve las patatas y vuelve a cocerlas otros cinco minutos o bien hasta el momento en que se puedan chafar para hacer el puré.

Patata morada

Puré de patata morada

Machaca las patatas con un tenedor y agrega la mantequilla, la leche y pimienta negra molida y sal al gusto.

Lava el perejil, sécalo con un papel de cocina y pícalo finito.

Pon una sartén a fuego fuerte con un chorrito de aceite, y cuando esté bien caliente, pone el pulpo, teniendo el cuidado de que queden las patas todas y cada una expuestas cara arriba, a fin de que se puedan dorar con perfección. Cuando se haya dorado un tanto, dale la vuelta y enseguida lo vas a tener listo. Cocina el resto de patas y las cabezas de esta forma, y ya lo tienes todo listo, solo falta emplatar.

Pulpo a la plancha

Tiempo: 40 minutos

Nivel de dificultad: media

Sirve, admira y degusta:

Sirve los pulpos en 2 platos al centro. Como «cabeza», pone el puré de patata morada con ayuda de un aro de emplatar, de este modo te va a quedar súper bonito. Después extiende por encima el perejil picado y la sal en escamas, y para finalizar un chorrito de aceite de oliva.

Si deseas prepararlo con cierta antelación, puedes realizar el puré y cocer el pulpo, y inmediatamente antes de comer pasarlo por la plancha. Con este plato y un buen vino cerca, lo único que echarás de menos es más cantidad de todo, es una combinación de… ¡vicio!

Pulpo a la plancha con puré de patata morada

Puré de patata morada como guarnición del pulpo a la plancha

Más versiones de la receta de pulpo a la plancha con puré de patata morada:

En el momento en que sabes preparar el pulpo a la plancha, puedes acompañarlo de la guarnición que prefieras. La propia patata morada cortada finita en plan chips le va sensacional, y un hummus de garbanzos o bien un tanto de salsa romesco son ideales. Además de esto está el tradicional pimentón, o bien si prefieres crear con las condimentas, con comino está muy, muy rico.

Últimos consejos:

No pases por alto el sistema de los «sustos», es lo que marca la diferencia.

A fin de que el pulpo quede dorado en la plancha, cerciórate de que usas una sartén que no se pegue y que alcance una temperatura alta antes que lo pongas sobre ella. Siguiendo nuestros consejos te quedará muy rico, cuidado que engancha.

MÁS APERITIVOS DELICIOSOS:

Deja un comentario