Queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces

Queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces

 

La cebolla caramelizada es ideal para acompañar un montón de géneros de canapés, piscolabis, pasteles salobres, carnes, verduras… e inclusive para hacer una tortilla española con ella! Además de esto tiene la curiosa propiedad de que contiene sus azúcares naturales, y sencillamente hay que saltearla de manera lenta para lograr que se vaya caramelizando.

Este piscolabis o bien canapé a base de queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces es ideal para servir en una circunstancia especial, y sobre todo para los que somos genuinos fanes de los quesos de potente sabor, en tanto que el contraste con la cebolla caramelizada es una delicia.

Aprende a preparar cebolla caramelizada y sírvela acompañando tus canapés preferidos, por poner un ejemplo estos canapés de salmón marinado con queso de cabra y anchoas. Asimismo puedes usarla en platos tan originales como este pastel de cebolla y jamón con hojaldre. Las hamburguesas son un sitio estrella donde dar el toque singular con la cebolla caramelizada, como estas hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada.

Lista de ingredientes necesarios para preparar queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces (4 personas):

  • Para preparar la cebolla caramelizada (y hacer bastante de una vez a fin de que sobre):
  • 1 kg de cebollas (ten presente que el resultado final va a ser 1/4 del peso inicial, con lo que esta receta es para conseguir cerca de doscientos cincuenta gr de
  • cebolla caramelizada).
  • seis cucharadas de azúcar moreno.
  • cincuenta ml de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.
  • Opcional, para apresurar un tanto el proceso y darle un pequeño toque ácido: dos cucharadas de vinagre balsámico de módena.
  • cuatro rodajas de queso rulo de cabra, de por lo menos 1 cm de grosor.
  • 1 cucharada de azúcar moreno.
  • dos cucharadas de nueces tenuemente troceadas.
  • Acompáñalo con torradas de pan

Preparación, cómo hacer queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces:

Primero vamos a prepara la cebolla caramelizada. Corta la cebolla en tiras muy finitas. En un cazo con el aceite y la sal, agrega las cebollas. Pon el fuego lento y ve removiendo en ocasiones, observando que no se pegue en el fondo, y que vaya pochándose poquito a poco. Si en algún instante se te fuera a pegar, agrega un poco de agua y baja el fuego, tal vez lo tengas demasiado fuerte.

Tras veinticinco-treinta minutos, cuando esté la cebolla muy transparente, agrega el azúcar y opcionalmente el vinagre, mézclalo todo bien y deja que se cocine a lo largo de cinco minutos más. Reserva.

 

Cómo prepara la cebolla caramelizada

Una vez lista la cebolla, procedemos a realizar lo demás. Pone en un plato cada rodaja de queso de cabra, y espolvorea por encima un tanto de azúcar moreno, cubriendo su superficie.

Para caramelizar el azúcar, tienes múltiples opciones:

Con un soplete de cocina: aplica calor a lo largo de unos segundos sobre el azúcar moreno, y se fundirá levemente creando una capa restallante sobre el queso.

En el horno: precalienta el horno a ciento ochenta grados solo con la resistencia superior encendida. En una bandeja o bien plato capaz para horno, pon el queso de cabra con el azúcar, y cuando el horno esté a ciento ochenta grados , introduce en la zona más alta del horno y déjalo a lo largo de dos-tres minutos, hasta el momento en que veas que el azúcar se ha fundido prácticamente por completo.

En una sartén antiadherente: ponla a fuego fuerte, y cuando esté bien caliente, pon las rodajas de queso de cabra a lo largo de 1 minuto. Inmediatamente después de darles la vuelta, espolvorea el azúcar moreno por encima, puesto que con el calor de la superficie del queso se fundirá sutilmente. Retira del fuego.
Sirve en un plato, con unas nueces troceadas por encima, y cebolla caramelizada en los laterales a fin de que cada comensal cree sus canapés con una torrada.

 

Cómo caramelizar el azúcar moreno sobre el queso de cabra con ayuda de un soplete

Tiempo: 50 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Si te agrada el queso de cabra calentito, mejor prepáralo con las opciones que te hemos comentado al horno o bien con la sartén, y sírvelo de forma inmediata. Si al contrario te apetece a temperatura entorno, con el soplete en un instante lo tienes listo. Sirve torradas, que está de… ¡vicio!

El preparar grandes cantidades de cebolla caramelizada es idóneo para que puedas emplearla en otros canapés o bien piscolabis, puesto que el contraste con ingredientes salobres es delicioso.

Variaciones de la receta de queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces:

Puedes caramelizar la cebolla únicamente con aceite y sal, que es la receta tradicional, o bien agregando azúcar moreno y vinagre balsámico, que acelera un tanto el proceso y le da un toque de acidez que queda perfecto con la cebolla.

Últimos consejos:

El queso de cabra se puede consumir tal como, en frío, mas asimismo caliente. Eso si, una vez esté caliente hay que servirlo de manera inmediata, por el hecho de que si se enfría su textura queda un tanto «chiclosa» y plástica y es menos agradable.

MÁS RECETAS DE APERITIVOS DELICIOSOS:

Deja un comentario