Salsa tzatziki. Receta griega

Salsa tzatziki. Receta griega

La cocina griega está basada en una cantidad incontable de recetas sabrosísimas y sobre todo muy mediterráneas. La salsa tzatziki es una crema fría que se sirve generalmente como piscolabis o bien entrante, y sus ingredientes más propios son el pepino y el iogur.

Es un entrante en sí, y se puede acompañar con crudités de verduras (como zanahoria cruda) o bien aun el habitual pan de pita. Mas asimismo puede acompañar a platos de carne o bien pescado, especialmente si son a la parrilla, y recetas con verduras, singularmente si se dejan al dente. Tan solo precisas quince minutos, aprovecha que está de escándalo!

Lista de ingredientes necesarios para la salsa tzatziki:

  • 1 pepino.
    dos youghourts helenos (de ciento veinticinco gr cada uno de ellos).
    1 diente de ajo.
    El jugo de medio limón.
    Menta o bien perejil picado, al gusto.
    Eneldo.
    Sal.
    dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Preparación, cómo hacer la receta de salsa tzatziki:

Pela el pepino, ábrelo y extrae la zona central de pepitas, en tanto que si se agregan a la salsa podría quedar muy líquida. Rállalo muy finito y déjalo escurriendo en un colador, con un poco de sal.

Tras unos cinco minutos, presiona el pepino a fin de que finalice de escurrir su agua.

Rallamos el pepino y lo dejamos escurrir

En un bol pon el pepino con el aceite y el iogur heleno, y mezcla bien.

Agrega los dientes de ajo picados muy finitos, menta o bien perejil bien picados, eneldo y el jugo de limón. Mezcla todos y cada uno de los ingredientes a fin de que quede una crema lo más homogénea posible.

Mezclamos los ingredientes de la salsa tzatziki

Deja el bol descansando en la nevera, tapado con papel largo, a lo largo de cuando menos 3o minutos (si bien si lo dejas dos horas, va a estar más fresco y espeso).

Tiempo: 10 minutos y 30 minutos de reposo en nevera

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Conserva esta salsa en la nevera, y sácala por lo menos diez minutos ya antes de consumirla a fin de que no esté exageradamente fría. Sírvela en una salsera y aprovecha para humedecer crudités de verdura (zanahorias, endibias…), pan de pita, o bien para acompañar carnes y pescados (sobre todo queda excelente con brochetas de pollo o bien gambas) e inclusive ensaladas, te va a encantar su toque mantecoso y fresco.

Variaciones de la receta de salsa tzatziki:

Como se trata de una receta tradicional, acepta pocas alteraciones. Puedes incorporar un tanto de pimienta blanca molida a fin de que tenga un sabor más potente.

Si deseas un resultado más homogéneo, puedes rallar el pepino. De esta forma lograrás un resultado más mantecoso.

Puedes substituir el iogur heleno por un youghourt natural, si bien vas a deber dejarlo sobre un colador finísimo a fin de que escurra el suero y quede más mantecoso.

Últimos consejos:

Recuerda siempre y en todo momento probar la salsa ya antes de servirla, y dejarla a tu gusto, tanto en sabor como en textura. Incorpora más limón si te agrada con un punto ácido, y rectifícala de sal.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario