Sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas

Sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas

El escabeche es un fabuloso procedimiento de conservación de comestibles en vinagre con aceite y ciertos ingredientes aromatizados, sencillísimo de realizar y que se puede aplicar sobre todo a carnes y pescados mas asimismo a verduras. Los comestibles soportan mucho tiempo en la nevera sumergidos en el líquido, aparte de resultar sabrosísimos y jugosos.

Esta receta de sardinas en escabeche es una receta tradicional fabulosa para preservar las sardinas y servirlas en forma de estupendo piscolabis. Las sardinas quedan sabrosísimas merced al escabeche, lleno de ingredientes aromatizados como yerbas y condimentas.

Lo idóneo es aprovechar la época de sardinas que va de mayo a octubre para preparar un sinnúmero de sardinas en escabeche y envasarlas en conserva para tenerlas libres a lo largo de meses en la despensa.

Si te agradan las recetas con sardinas no puedes pasar sin preparar estas estupendas sardinas al horno, muy simples y con trucos contra el fragancia. Y si lo tuyo son los piscolabis con pescado te invito a preparar los boquerones en vinagre o bien los mejores boquerones fritos, jugosos y crepitantes. Asimismo están muy buenos los buñuelos de bacalao esponjosos y restallantes por fuera o bien el cazón en aliño o bien bienmesabe que es propio de Cádiz de la misma manera que las tortillitas o bien tortitas de camarones, finas y restallantes.

Asimismo está muy rica la tradicional empanada gallega de bonito y pimientos con masa de empanada casera, el bacalao al ajoarriero o bien atascaburras, el pastel de cabracho asturiano, los pimientos del piquillo rellenos de bacalao o bien la brandada de bacalao con salsa verde. Si nos apetece un piscolabis con pescado con un toque original te invito a el tartar de atún colorado y aguacate o bien el tartar de salmón ahumado y aguacate.

Y si nos pasamos a los piscolabis con marisco, que no falte el pulpo a feira o bien pulpo a la gallega, las gambas al ajillo, las gambas al horno jugosas con majado de ajo y perejil, los langostinos cocidos en casa,  los percebes cocidos o bien el salpicón de marisco con pulpo, gambas y mejillones. Tamb
én están muy, muy buenos los calamares en salsa americana, tiernos y muy ricos y la sepia a la plancha con ajo y perejil, con trucos a fin de que quede tierna.

Lista de ingredientes necesarios para preparar sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas (aperitivo para 4 personas):

  • 1 kg de sardinas frescas, o calcula la cantidad de sardinas que deseas por persona. Lo idóneo es consumirlas cuando están en temporada, de mayo a octubre, y que tengan buen aspecto: refulgentes, con los ojos no amarillentos y que al cogerlas estén bien firmes, que no se doble su cuerpo.
  • Sal gruesa para enhornar.
  • cinco dientes de ajo.
  • trescientos ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 rama de tomillo.
  • 1 rama de romero.
  • 1 hoja de lauro.
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce.
  • diez granos de pimienta negra.
  • cien ml de vino blanco.
  • cincuenta ml de vinagre de vino blanco.

Preparación, cómo hacer la receta de sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas:

Nota: he preparado la mitad de cantidad y eso es lo que vas a ir viendo en las fotografías.

Cuando vayas a adquirir las sardinas en la pescadería solicita que les quiten la cabeza, las vísceras y las escamas.

Lava las sardinas con agua fría y sécalas con papel de cocina.

Precalienta el horno a doscientos veinte grados con calor arriba y abajo únicamente, sin ventilador.

Prepara una bandeja de horno en la que quepan las sardinas sin estar unas encima de otras.

Cúbrela con papel de horno y extiende una capa de sal para enhornar de forma que cubra el fondo. En la fotografía vas a ver que he puesto una capa gruesa de sal mas verdaderamente fue por la costumbre de hacerlas de esta forma cuando las preparo al horno (la sal ayuda a que desprendan menos fragancia), mas para esta receta mejor una capa considerablemente más fina tanto por abajo como por arriba a fin de que después el escabeche no quede muy salobre.

Ve poniendo encima las sardinas, juntas unas a otras mas sin que estén unas encima de otras.

Echa una pequeña capa sobre sal para enhornar.

De este modo van al horno las sardinas

Introduce la bandeja en el horno a altura media y hornéalas entre doce y quince minutos. Este tiempo es muy variable y solo a modo de orientación en tanto que influye la temperatura real del horno (no todos y cada uno de los hornos marcan la temperatura a la que están enhornando verdaderamente) y asimismo el tamaño de las sardinas.

Para asegurarte, cuando lleven doce minutos saca una y verifica si el interior está jugoso si bien sin partes crudas. En función de de qué manera esté, decide si las sacas ya o bien las dejas unos minutos más.

Sardinas horneadas

Como truco contra el fragancia, tener preparada una fuente de horno pequeña con agua caliente ( suelo hervirla con el hervidor unos minutos antes que estén las sardinas) y limón (así sea en rodajas o bien aun cascarillas que tengas de haberlo exprimido ese día) o bien vinagre.

Cuando saques las sardinas del horno introduce la bandeja con el agua y el limón o bien el vinagre y mantén el horno encendido cinco minutos más. De esta manera el vapor generado va a ayudar a adecentar el horno y librarnos de forma rápida de esos olores. A mi este truco marcha sensacional

Mientras puedes ir preparando el escabeche. Pela los dientes de ajo y córtalos en rodajas, y pela asimismo la cebolla y córtala en juliana, esto es, en tiras finas.

En una olla echa los ajos y la cebolla con una tercera parte del aceite (cien ml) y a fuego suavísima cocínalos a lo largo de unos treinta minutos o bien hasta el momento en que la cebolla esté tiernísima y transparente, sin llegar a dorarse.

Vamos pochando la cebolla y los ajos

Cuando comience a dorarse un tanto la cebolla incorpora la rama de tomillo, la de romero, la hoja de lauro, el pimentón dulce y los granos de pimienta negra.

Incluimos los ingredientes aromatizados en la olla.

Cocínalo todo junto unos tres minutos y ahora incorpora el vino blanco y sube el fuego a temperatura media-alta a fin de que hierva y se evapore el alcohol, va a tardar unos dos-tres minutos.

Baja el fuego nuevamente a fin de que esté suave, echa el vinagre y el resto del aceite y cocina a lo largo de cinco minutos.

A las sardinas lo idóneo es que les procures eliminar la sal que puedan tener pegada, si bien no se la quites por completo por el hecho de que es la única sal que va a llevar toda la receta.

Pon las sardinas en la olla y mantenlas en ella a fuego suave apenas dos minutos.

Introducimos las sardinas en el escabeche

Retira la olla del fuego y cuando se haya enfriado el escabeche ya puedes guardarlo en un recipiente cerrado en la nevera y consumirlo desde el día después que es cuando más rico está, si bien asimismo las puedes servir ese día.

Tiempo: 30 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Lo mejor es consumirlas desde el día después si bien siempre y en toda circunstancia me da la impresión de que conforme pasando los días más ricas están y como es natural asimismo puedes comerlas exactamente el mismo día de hacerlas. Bien cubiertas de aceite y sin que sobresalgan de él, las sardinas se pueden sostener un buen tiempo en la nevera, afirmaría que una semana seguro conforme mi experiencia si bien no sabría cuanto más. Eso si, asimismo hay quien hace el proceso de conserva pa
a sostenerlas a lo largo de meses en la despensa.

Cuando vayas a servirlas disponlas en un plato con una parte del líquido del escabeche y evidentemente la cebolla, que está muy rica. Las sardinas quedan sabrosísimas y jugosas (no olvides retirarles las raspa central al comerlas!) y a mi me chifla tomarlas sobre torradas o bien acompañadas de patatas chips como temtempié, si bien asimismo se pueden servir en ensaladas o bien aun en platos de pasta. Es un mordisco de auténtico… ¡vicio!

Sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas

Variaciones de la receta de las sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas:

El escabeche se presta a muchas alteraciones por el hecho de que hay un sinnúmero de ingredientes aromatizados que se pueden conjuntar entre sí. Por servirnos de un ejemplo, incorporar más verduras como pimientos de diferentes tipos o bien zanahoria en rodajas, asimismo otras yerbas como el orégano o bien el hinojo y semillas de mostaza o bien otras condimentas.

Las sardinas en escabeche se preparan de forma tradicional fritas, y para esto se pasan primero por harina a fin de que les quede una fina capa y después se fríen en rebosante aceite muy caliente si bien sin que llegue a humear.

Últimos consejos:

Observa las sardinas mientras que las enhornas, sobre todo en los minutos finales. Yo suelo sacarlas del horno cuando veo que está comenzando a dorarse la piel, si bien lo mejor que puedes hacer es sacar una cuando lleven doce minutos y ver si está ya a tu gusto.

MÁS RECETAS DE PESCADOS DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares