Setas al ajillo con angulas sucedáneas

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Setas al ajillo con angulas sucedáneas

De forma natural nos solemos decantar por preparar en casa las recetas más sencillas y ligeras posibles que se nos ocurran. Con verduras y también con los hongos, como setas y champiñones, se pueden hacer maravillas en pocos minutos y además de lo más sanas.

Estas setas al ajillo con angulas sucedáneas están listas en solamente 15 minutos, y pueden ser desde un aperitivo o guarnición, hasta un plato único para cenar. La combinación de sabores de las setas con esos pequeños bocados de mar y ese puntito picante gracias a los ajos y la guindilla hacen que sea un plato de auténtico… ¡vicio!

Realmente puedes preparar esta receta con cualquier variedad de setas, e incluso combinaciones entre ellas. También verás que en la sección de variaciones te realizamos varias sugerencias, como por ejemplo incorporar jamón serrano para un fantástico «mar y montaña», de hecho tenemos una receta muy similar, las setas al ajillo con jamón.

Si te ha gustado esta récipe y te encantan las setas, disfruta con esta innovador ensalada templada de alubias blancas y setas con comino, la típica crema de champiñones y setas casera, y para una ocasión singular, este risotto de setas y crujiente de jamón puede ser una muy buena opción (y volvemos a ver la combinación de setas y muslo, que es estupenda).

Y si lo que te encantan son los sabores picantes y los ajillos, tenemos para integramente los gustos. Desde las cocochas al ajillo o las típicos gambas al ajillo, ambas con su aceitito riquísimo y valentísimo para mojar, inclusive el pollo al ajillo o las patatas fritas al ajillo. Integramente ellas dan buena cuenta del increíble sabor que aportan los ajos a todo tipo de ingredientes.

Ingredientes para crear setas al ajillo con angulas sucedáneas (4 sujetos):

  • 500 gr de setas de madreperla o de cardo.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 guardia.
  • 200 gr de angulas sucedáneas.
  • 30 ml de caldo blanco.
  • Perejil fresco.
  • Grasa de oliva virgen extra y sal (idealmente en escamas).

Preparación, cómo crear setas al ajillo con angulas sucedáneas:

  1. Asea las setas pequeño un chorro de agua fría para eliminar cualquier resto de tierra, y sécalas con papel de cocina. Puedes dejarlas enteras o cortarlas como hemos hecho nosotros.
  2. Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas finitas.
  3. Pon una paila a fuego medio con un chorrito de grasa, y en el momento que esté caliente, añade los ajos y la guardia. Deja que se vayan dorando poco a poco. Nosotros hemos utilizado nuestra paila mineral Monix, ya que coge elevada temperatura en un segundo, ideal para atenuar, y asimismo es totalmente antiadherente, un gozada!
  4. En el momento que el ajo principio a tener un color sutilmente dorado, retíralo inmediato con la guardia.
  5. En esa misma paila echa las setas y deja que se doren mientras fue unos 5 minutos, a fuego resistente.
  6. En el momento que se hayan dorado sutilmente, integra las angulas sucedáneas, remueve y saltéalo todo mientras fue 2 minutos.
  7. Asea el perejil, séc
    lo y pícalo un poco.
  8. Añade los ajos y la guardia que teníamos reservados, y todavía el perejil. Integra el caldo, remuévelo todo mientras fue dos de minutos, y ¡pronto!

    Preparando las setas al ajillo con angulas

  9. En el momento que vayas a servirlo, esparce sal en escamas por encima, y un poco de perejil fresco.

    Setas al ajillo con angulas sucedáneas recién hechas

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Este plato es ideal como aperitivo, entrante, aderezo o incluso plato principal y único, por arquetipo para una cena. Sírvelo acertadamente caliente y, si te gusta, aderézalo con pimienta negra recién molida por encima.

También puedes prepararlo con delantera, y darle un moretón de calor en el zaguero segundo. Con ese toque picantito del ajo y la guardia, está de… ¡vicio!

Setas al ajillo con angulas

Variaciones de la récipe de setas al ajillo con angulas sucedáneas:

Puedes modificar las cantidades de ajo, guardia y grasa como quieras. A nosotros nos gusta que se note el picante y que tan pronto como se note el grasa, y con esta récipe lo conseguimos.

Si te gusta el muslo serrano, córtalo en taquitos, saltéalo y añádelos al consecuencia final, le da un puntito repajolero riquísimo que a las setas les va formidable, y estarás haciendo un valentísimo «mar y montaña». Y si te gustan los champiñones, incorpóralos a la récipe

Consejos:

Asea acertadamente pero con mucho cuidado las setas, champiñones y demás hongos que utilices en la cocina. Puedes hacerlo directamente pequeño un chorro de agua fría, pero todavía puedes sumergirlos en un bol con agua y frotarlos cuidadosamente para eliminar los restos de tierra.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares