Tortilla de bacalao acompañada de gildas, receta vasca

Tortilla de bacalao acompañada de gildas, receta vasca

La utilidad de usar huevos en la cocina no tiene fin. Puedes prepararlo cocido, abierto en agua, a la plancha, frito, revuelto, y como es lógico en tortilla, que nos chifla. Además de esto es un ingrediente que se incorpora en un sinnúmero de recetas salobres mas sobre todo dulces, siendo uno de los grandes protagonistas de la pastelería.

Esta tortilla de bacalao es una receta típicamente vasca, que se realiza con un sofrito de cebolla, pimientos verdes y bacalao, y que se cuaja al gusto de cada uno de ellos. A nosotros nos agrada que el huevo quede de forma perfecta cuajado, mas sin perder jugosidad, con lo que os contaremos de qué forma la preparamos.

Lo cierto es que siempre y en toda circunstancia nos da un tanto de temor hacerla por aquello de darle la vuelta, en tanto que muchas son las anécdotas que más de uno tiene con esta técnica, sobre todo por haber hecho tortilla en el suelo en el instante menos aguardado y cuando prácticamente la tienes lista. Sosegados, con un tanto de maña y convenientes herramientas (esencialmente, una sartén antiadherente y una tapadera o bien plato de su tamaño) seguro que no fallas.

Hemos aprovechado para acompañar este plato vasco con gildas, esas banderillas compuestas por olivas verdes, anchoas y guindillas, un tradicional en la zona, y lo cierto es que le va que ni pintado con esa mezcla de salobre y picante. Además de esto la receta la tuvimos lista enseguida por el hecho de que usamos un preparado de bacalao listo para hacer tortilla, con su cebollita y su pimiento incluidos.

Deseamos dar las gracias a la tienda on-line de productos sibarita Petra Mora que nos enviara el paquete que podéis ver acá abajo, en el que se hallaba este preparado y asimismo las gildas, aparte de otros productos que deseamos probar. Del preparado, destaco que tanto la cebolla como el pimiento estaban a la perfección pochados, y el bacalao sabrosísimo, ¡un acierto!

Productos sibarita de la tienda on line Petra Mora

Si te chifla la tortilla, no dejes de leer nuestra receta de la tradicional tortilla de patata y cebolla. Y si tras prepararla deseas darle un toque diferente, puedes presentarla como estos rollos de tortilla española y jamón serrano con salsa de mostaza y miel, que quedan espectaculares. Cuando tienes poco tie
po, anímate con estos espárragos verdes a la plancha con salsa romesco y rollos de tortilla, te va a asombrar de qué manera quedan.

Lista de ingredientes necesarios para hacer la receta de la tortilla de bacalao acompañada de gildas, receta vasca (4 personas):

  • cuatro huevos.
    Aceite de oliva y sal.
    Gildas, dos por persona.
    trescientos gr de preparado de bacalao para hacer tortilla, o bien los próximos ingredientes:
    1 pimiento verde.
    1 cebolla.
    doscientos gr de bacalao desalado.

Preparación, cómo preparar tortilla de bacalao acompañada de gildas, receta vasca:

Si tienes ya listo el preparado de bacalao, ponlo en una sartén antiadherente a fuego medio y pasa al paso dos, y si no, prosigue leyendo.

Pela la cebolla y córtala en juliana finita. Lava el pimiento y córtalo asimismo en juliana.

En una sartén antiadherente con dos cucharadas de aceite y a fuego medio, incorpora la cebolla y el pimiento, y deja que se pochen a lo largo de unos diez minutos, hasta el momento en que comiencen a dorarse.

Mientras que, desmigaja el bacalao, y cuando las verduras estén listas, incorpóralo a la sartén y revuélvelo todo. Deja que se cocinen tres-cuatro minutos.

Bate los huevos enérgicamente en un bol con un poco de sal, y cuando tengas listos el resto de ingredientes vierte encima los huevos.

Cuajando la tortilla de bacalao

Ahora cuájala como más te guste, como una tortilla francesa o de España, como hemos hecho . Mantén el fuego medio-bajo, y cuando aprecies que se ha cuajado por abajo (puedes revisarlo moviendo un tanto la sartén y viendo que todo va junto en un bloque unido y despegado de la sartén), entonces es cuando debes darle la vuelta.

Coge una tapadera o bien plato de mayor tamaño que la sartén, cúbrela y ahora vuelca todo el contenido de la sartén en el plato o bien tapadera, de manera que ahora puedas ver la parte cuajada de la tortilla por arriba. De forma cuidadosa, escurre la tortilla nuevamente del plato a la sartén a fin de que se cuaje por ese lado.

Ahora el punto lo decides . Si prefieres que la tortilla quede un tanto líquida por la parte interior, pon el fuego un tanto más fuerte (solo un tanto) a fin de que se cuaje de forma rápida por fuera, y apártala a un plato. Si te agrada más que quede cuajada por la parte interior, mantén el fuego suavísima a fin de que no se queme por fuera, mas que el interior se cuaje a la perfección. Vas a poder hacer la prueba con un mondadientes, introduciéndolo para revisar cuanto de líquido está el interior. ¡Y lista!

Tortilla de bacalo recién hecha, y las gildas

Tiempo: 30 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Las tortillas están ya listas para consumir en el instante, recién calentitas. No obstante, somos muchos los fanes de las tortillas frías, esas tortillas que has hecho unas horas ya antes o bien aun la noche precedente, que han descansado suficientemente, y que se sostienen a temperatura entorno exquisitas y cuajadas. ¡Un espectáculo!

Sírvela así como las gildas, bien al centro o bien de manera directa en los platos de los comensales, y degústalas al unísono que la tortilla, ¡qué combinación! Y como es natural, que no falten unas buenas rebanadas de pan.

Tortilla de bacalao acompañada de gildas, receta vasca

Más versiones de la receta de la tortilla de bacalao acompañada de gildas:

Siendo esta una receta tradicional, apenas acepta alteraciones. No obstante, puedes agregar al unísono que la cebolla un ajito picado para destacar todavía más los sabores, o bien incluyendo alguna yerba como el perejil, e inclusive condimentas, como pimentón dulce o bien comino, va a estar singular.

Últimos consejos:

La clave para hacer la tortilla es el control de la temperatura del fuego. Para no confundirte, lo mejor es que lo sostengas medio-suave a fin de que se cuaje poquito a poco y, sobre todo, que no se te queme, puesto que es lo único que no vas a poder reparar.

Quítate el temor a darle la vuelta a la tortilla! Con una tapadera firme o bien un plato, siempre y en toda circunstancia mayores que la sartén empleada (este acostumbra a ser el inconveniente frecuente por el hecho de que usar un plato más pequeño es un desastre), no vas a tener ningún inconveniente para darle la vuelta y cuajarla con perfección por los 2 lados.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario