Tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla

El huevo es uno de mis ingredientes preferidos y afirmaría que me agrada cualquier plato en el que esté presente, especialmente si es salobre. Se pueden cocinar de mil formas y siempre y en toda circunstancia está muy rico, así sea cocido, abierto en agua, a la plancha, frito, revuelto… mas indudablemente en nuestra gastronomía tiene un papel muy singular cuando lo usamos para preparar tortillas de todo género.

Esta tortilla de espinacas frescas es una receta riquísima y fácil, elaborada con poquísimos ingredientes y es que no precisa solamente. Se puede tomar fría o bien caliente, aproximadamente cuajada, y es ideal para servirla como temtempié o bien aun como plato primordial, en verdad hasta en bocadillo está muy buena y es ideal para llevar de picnic, a la playa o bien al trabajo. Es una de mis tortillas preferidas pues me chiflan las espinacas mas puedes proseguir esta receta para realizarla con otras verduras, por servirnos de un ejemplo calabacín o bien berenjena, solo que en un caso así las verduras no precisarían cocerse primero sino más bien sencillamente saltearse.

A nosotros nos agrada que el huevo quede de forma perfecta cuajado mas sin perder jugosidad, si bien asimismo sabemos que hay a quien le agrada que el interior quede un tanto líquido con lo que en la receta te doy las indicaciones a fin de que la prepares a tu gusto. Asimismo hallarás consejos para darle la vuelta a la tortilla sin inconvenientes en tanto que con un tanto de maña y herramientas convenientes (esencialmente, una sartén antiadherente y una tapadera o bien plato de su tamaño) seguro que no fallas.

Si te chifla la tortilla, no dejes de leer nuestra receta de tortilla de calabacín y cebolla, muy simple y rica, la tortilla de bacalao acompañada de gildas o bien la tradicional tortilla de patatas con o bien sin cebolla. Y si tras prepararla deseas darle un toque diferente, puedes presentarla como estos rollos de tortilla de patatas y jamón serrano con salsa de mostaza y miel, que quedan espectaculares. Cuando tienes poco tiempo, anímate con estos espárragos verdes a la plancha con salsa romesco y rollos de tortilla, te va a asombrar de qué forma quedan.

Ingredientes para preparar la receta de la tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla (en sartén de 24 cm de diámetro, unas 4 personas):

  • 5 huevos L.
  • 2 manojos de espinacas frescas, que acostumbran a pesar unos seiscientos gr en conjunto. Si usas espinacas congeladas calculo que precisarías unos cuatrocientos gr.
  • 2 dientes de ajo grandes o 3 más pequeños.
  • Aceite de oliva y sal.

Preparación, cómo hacer la tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla:

Comenzamos preparando las espinacas. Si son frescas vas a deber cortarles la una parte de las raíces y lavarlas realmente bien en un bol con agua fría para quitar cualquier resto de tierra.

Pon rebosante agua en una pequeña olla a fuego medio-alto con un tanto de sal, y cuando comience a hervir ve cociendo las espinacas en tandas ( he necesitado dos tandas, una para cada manojo) a lo largo de apenas tres minutos y retíralas con una espumadera a un plato. Con este procedimiento lo que hacemos es blanquearlas, logrando quitarles una gran parte de su amargor propio.

Blanqueamos las espinacas antes de añadirlas al potaje

Escurre realmente bien las espinacas y córtalas un tanto, sencillamente a fin de que después se puedan entremezclar bien con los huevos.

Pela los dientes de ajo y córtalos en rodajas finas.

En la sartén en la que vayas a prepara la tortilla echa un tanto de aceite de oliva y ponla a fuego medio. Cuando esté caliente incorpora los ajos y cocínalos hasta el momento en que estén dorados por sus caras mas sin llegar a quemarse. Retíralos a un plato aparte. Yo no los suelo usar puesto que el sabor lo han dejado en el aceite mas si te agrada encontrártelos puedes echarlos después a la mezcla de huevos y espinacas.

Doramos los ajos

En ese aceite cocina las espinacas. A fin de que no te salte mucho al comienzo retira la sartén del fuego y cuando se haya enfriado un tanto echa las espinacas y vuelve a poner la sartén en el fuego a temperatura media.

Échales un tanto de sal y saltéalas a lo largo de unos cinco minutos o bien hasta el momento en que estén a tu gusto. La idea es que suelten bastante agua y les quede ese saborcito del aceite con los ajos que tan bien les sienta.

Salteamos las espinacas en el aceite de los ajos

En un bol casca los huevos, échales un tanto de sal y bátelos enérgicamente con unas varillas o bien un tenedor, si bien no es preciso que se produzca espuma.

Incorpora las espinacas y, si deseas, los ajos, y revuélvelo todo a fin de que queden bien mezcladas y también empapadas.

Mezclamos todos y cada uno de los ingredientes de la tortilla de espinacas

Pon exactamente la misma sartén a fuego medio-bajo con un poco de aceite y ahora cuaja la tortilla. Vierte la mezcla de huevos y espinacas en la sartén y cuando aprecies que se ha cuajado por abajo (puedes revisarlo moviendo un tanto la sartén y viendo que todo va junto en un bloque unido y despegado de la sartén), entonces es cuando debes darle la vuelta.

Ya tenemos la tortilla cuajada por debajo

Para darle la vuelta coge una tapadera o bien plato de mayor tamaño que la sartén, cúbrela y ahora vuelca todo el contenido de la sartén en el plato o bien tapadera, de manera que ahora puedas ver la parte cuajada de la tortilla por arriba. De forma cuidadosa, desliza la tortilla nuevamente del plato a la sartén a fin de que se cuaje por ese lado.

Ahora el punto lo decides . Si prefieres que la tortilla quede un tanto líquida por la parte interior, pon el fuego un tanto más fuerte (solo un tanto) a fin de que se cuaje velozmente por fuera y apártala a un plato. Si te agrada más que quede con perfección cuajada mantén el fuego suavísima a fin de que no se queme por fuera, mas que el interior se cuaje con perfección. Vas a poder hacer la prueba con un mondadientes, introduciéndolo para revisar cuanto de líquido está el interior. ¡Y lista!

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Las tortillas están ya listas para consumir en el instante, recién calentitas. No obstante, somos muchos los fanes de las tortillas frías, esas tortillas que se han cuajado totalmente y que has hecho unas horas ya antes o bien aun la noche precedente, para tomarlas con un buen reposo. ¡Un espectáculo!

Sírvela al centro aun en la propia sartén con un salvamanteles debado o bien de forma directa en los platos de los comensales. Y naturalmente, que no falten unas buenas rebanadas de pan.

Tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla

Variantes de la receta de la tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla:

Las tortillas admiten todo tipo de cambios así que anímate a incorporar una cebolla salteada o unos piñones tostados, todo un clásico asociado a las espinacas. También puedes incluir un toque de mostaza francesa o especias como pimentón dulce o comino, te aseguro que le van genial.

Consejos:

Las tortillas están ya listas para consumir en el instante, recién calentitas. No obstante, somos muchos los fanes de las tortillas frías, esas tortillas que se han cuajado totalmente y que has hecho unas horas ya antes o bien aun la noche precedente, para tomarlas con un buen reposo. ¡Un espectáculo!

Sírvela al centro aun en la propia sartén con un salvamanteles debado o bien de forma directa en los platos de los comensales. Y naturalmente, que no falten unas buenas rebanadas de pan.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares