Albóndigas de carne en salsa caseras, la mejor receta que vas a encontrar

Si debemos resaltar uno de los platos más propios de la cocina de España, ese sería las albóndigas, y sobre todo las albóndigas en salsa. Es un plato polivalente y que acostumbra a agradar al mundo entero, y hay un planeta por el hecho de que puedes aliñar la carne como más te guste, y después servirla con salsas diferentes cada vez.

Nuestras albóndigas de carne en salsa caseras son la receta más fácil y tradicional para prepararlas, y pensamos que es la mejor receta que te marchas a hallar no solo por lo muy ricas que quedan, sino más bien por el hecho de que podrás ver fotografías de todo el proceso, y sobre todo para quienes las preparan por vez primera, les va a resultar muy simple.

Las albóndigas quedan muy jugosas en su interior, y la salsa cremosísima y de lo más saludable, en tanto que está llena de verduras, y si la preparas con caldo de carne casero, mucho mejor, si bien como no siempre y en todo momento lo tenemos a mano, puedes echar mano a caldo concentrado y conseguirás del mismo modo un sabor riquísimo.

Si te chiflan las recetas con carne picada, vas a gozar con la tradicional lasaña de carne a la boloñesa, o bien la increíble versión griega de la lasaña, la exquisita musaka o bien moussaka griega, llena de carne y verduras, y gratinada. Y como es natural puedes usar carne picada para preparar exquisitas berenjenas rellenas o bien patatas rellenas.

Lista de ingredientes necesarios para hacer albóndigas de carne en salsa caseras, la mejor receta (4-6 personas):

  • Para preparar las albóndigas de carne:
    • 500 gr de carne picada (200 gr de magro de cerdo y 300 de babilla de ternera). La mejor carne picada es la que tú eliges en la carnicería y te la pican en el momento, olvídate de las que ya están envasadas.
    • 1 huevo.
    • 50 gr de miga de pan.
    • 100 ml de leche.
    • 1 diente de ajo.
    • Harina de trigo para rebozar.
    • Aceite de semillas para freír, y sal.
  • Para la salsa:
    • 2 cebollas.
    • 4 zanahorias.
    • 200 ml de vino blanco.
    • 350 ml de caldo de carne (también puedes utilizar agua y 1/2 pastilla de caldo de carne concentrado).
    • 1 cucharada de harina de trigo.
    • Aceite de oliva y sal.
  • Y si te apetece guarnición, necesitarás patatas, aproximadamente 1 o 2 por comensal dependiendo de si son grandes o pequeñas.

Preparación, cómo hacer la receta de albóndigas de carne en salsa caseras:

Pon la miga de pan en un bol y vierte sobre la leche. Remueve y aplasta a fin de que se ablande.

 

Ablandando el pan con la leche

Pela y pica el ajo muy muy finito, y añádelo al bol, así como la carne, el huevo y un tanto de sal. Mézclalo todo bien hasta conseguir una masa homogénea.

 

Preparando la masa para las albóndigas

Coge pequeñas porciones con tu mano o bien con la ayuda de 2 cuchases, dales forma redonda y pásalas por harina.

Dándole forma a las albóndigas de carne

 

Albóndigas de carne ya formadas

Cuando estén todas y cada una de las bolas listas, en una sartén honda o bien cazo agrega rebosante aceite y ponlo a fuego medio-fuerte, y cuando esté caliente, ve friendo las albóndigas en pequeñas tandas de cuatro o bien cinco a fin de que el aceite no baje de temperatura. Cuando veas que se han dorado por fuera, escúrrelas y colócalas en un plato con papel de cocina.

 

Friendo las albóndigas en aceite bien caliente

Ahora vamos con la salsa. Pela las cebollas y lava las zanahorias, y pícalas finitas. Para esto, hemos usado nuestra picadora manual, con la que logramos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin plañir! Asimismo puedes hacerlo con un cuchillo.

 

Nosotros usamos la picadora Chop Chop

 

Cebolla a la perfección picada en pocos segundos

Pon una sartén o bien cacerola ancha a fuego medio con un chorrito de aceite, y cuando esté caliente incorpora las verduras. Deja que se cocinen unos diez minutos sin llegar a dorarse, sencillamente a fin de que queden blanditas. Échales un tanto de sal.

 

Cocinando las verduras para la salsa

Mientras que puedes preparar la guarnición. Pela y corta las patatas en pedazos gruesos. Introdúcelas en un estuche para microondas y deja que se cocinen en su vapor siete minutos. Sácalas, remuévelas un tanto con una cuchase y vuelve a cocinarlas otros siete minutos, o bien hasta el momento en que veas que ya no crujen.
Proseguimos con la salsa. Agrega la cucharada de harina y revuélvelo todo bien, y cuando esté integrada con las verduras, incorpora el vino. Deja que se evapore el alcohol a lo largo de dos-tres minutos, y entonces agrega el caldo de carne. Cocina a lo largo de diez minutos a fuego lento con la sartén tapada.

Preparando la salsa para albóndigas

Desmenuza la salsa con una batidora y vuelve a ponerla en la sartén. Incorpora asimismo las albóndigas y deja que se cocine todo junto nuevamente diez minutos a fuego suave.

 

Las albóndigas deben cocinarse unos minutos así como la salsa

Mientras que se ha estado cocinando la salsa, puedes rematar la guarnición. En una sartén de hierro con un poco de aceite saltea las patatas hasta el momento en que estén tenuemente doradas, y salpiméntalas a tu gusto. De este modo quedan sanísimas y nada aceitosas, tiernas en su interior y doraditas por fuera, ¡muy ricas!

 

Salteando las patatas en la sartén de hierro

Tiempo: 1 hora

Nivel de dificultad: media

Sirve, admira y degusta:

Vas a ver qué tiernas y sabrosas quedan tus albóndigas, y preferentemente sírvelas bien calientes. Si debes prepararlas anticipadamente, no hay inconveniente, en el último instante pon la sartén o bien cacerola en el fuego, y cuando estén calientes, directas a la mesa.

Sirve asimismo las patatas en el centro o bien de manera directa en los platos de los comensales. Vas a ver que la combinación de albóndigas, salsa y patatas es de auténtico… ¡vicio!

Albóndigas de carne en salsa caseras, la mejor receta que vas a hallar

 

Albóndigas de carne en salsa caseras

Más versiones de la receta de albóndigas de carne en salsa caseras:

No nos confundimos si afirmamos que hay tantas recetas de albóndigas de carne como casas en las que se preparen. Alterando sencillamente el género de carne y su aderezo pueden mudar de sabor radicalmente, usando condimentas, yerbas o bien verduras picadas.

Y como es lógico sirviéndolas con una salsa diferente te van a quedar espectaculares del mismo modo. Prueba a alterar las verduras (menos zanahoria, reemplazarla por calabacín…), incluye tomate, apuesta por otro género de vino… Las posibilidades son infinitas.

Últimos consejos:

Para formar las bolas no hay muchos trucos, mas lo idóneo es hacerlas con la mano, y si deseas puedes probar con guantes, puesto que si bien se pegan, te dan una sensación más diligente en las manos. Eso sí, en todo caso, paciencia y cariño.

En el momento de freír, el propio aceite te va ir señalando a qué temperatura debes tenerlo. Si comienzas a freír las albóndigas y enseguida se doran o bien prácticamente queman, vas a deber reducir la temperatura, y si por contra tardan demasiado, debes subirla puesto que en caso contrario comenzarán a chupetear aceite y el resultado va a ser muy mediocre y oleaginoso.

MÁS CARNES DELICIOSAS:

Deja un comentario