Asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras

¿A quién no se le hace la boca agua solamente leer el nombre de la receta? La verdad es que del horno salen la mayor parte de mis recetas preferidas, tanto dulces como saladas: masas, tartas, bizcochos, galletas y naturalmente, los asados.

Este asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras, que asimismo se puede preparar con otras unas partes del cordero como las costillas, está de auténtico… ¡vicio! Una carne jugosa adecuadamente bañada en vino blanco, condimentada con las más olorosas yerbas y acompañada de una guarnición de patatas, cebollas y almendras, es un genuino espectáculo para los sentidos. Lo mejor es que es la receta idónea para comer en conjunto, tanto con la familia como con los amigos, por el hecho de que en tanto que enciendes el horno, lo idóneo es llenarlo a rebosar de estos exquisitos ingredientes

Y si deseas acompañarlo con una salsa, qué mejor que preparar salsa alioli casera, lista en cinco minutos. La verdad es que si te agrada esta receta, te agradará cualquier asado, como el tradicional asado de pollo con patatas, o bien los contramuslos de pollo a la naranja asados en el horno con patatas, una original versión. Dale otro toque diferente preparando este rico pollo asado al horno con champiñones. O bien si prefieres un pescado, nada mejor que este asado de dorada al horno con patatas, que deja un pescado muy jugoso y con perfección cocinado.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras (una bandeja entera de horno, para unas 6 raciones):

  • 1-2 patatas grandes por persona (intenta cubrir prácticamente toda la bandeja de horno, si sobra alguna ración te encantará).
  • 3-4 cebollas grandes.
  • 12-14 chuletas de cordero (más o menos 2 para cada ración).
  • 5-6 ajos secos.
  • 50 ml de vino blanco.
  • 100 gr de almendras con piel.
  • 40 gr de piñones.
  • Especias al gusto: pimienta, pimentón dulce, orégano, tomillo, romero…
  • Aceite de oliva y sal.

Preparación, cómo hacer asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras:

Pela las cebollas y corta la mitad en rodajas finas, la otra mitad en gajos. En una bandeja de horno, cubre el fondo tenuemente con aceite y echa un tanto de sal.

Pone encima las rodajas de cebolla, de manera que cubran el fondo prácticamente entero. El resto de la cebolla en gajos la pondremos después.

Pon las chuletas de cordero distribuidas sobre las rodajas de cebolla, de manera que no toquen el fondo de la bandeja de horno, y échales un tanto de sal por encima.

Precalienta el horno a 180º a lo largo de unos diez minutos mientras que acabas de prepararlo todo.

Lava las patatas bajo un chorro de agua fría y pélalas. Córtalas en gajos o bien por la mitad, como puedes ver en la fotografía, y distribúyelas sobre las chuletas de cordero. Entre las patatas, pone los gajos de cebolla que teníamos ya partidos.

Echa un tanto de aceite y sal por encima, y asimismo echa tus condimentas y yerbas preferidas al gusto. En un caso así, hemos añadido pimienta negra recién molida, pimentón dulce, orégano, tomillo y romero.

Distribuye las almendras y los piñones por encima, asimismo los ajos secos pelados y cortados por la mitad.
Echa el vino entre los huecos de las patatas, de manera cuidadosa de no «barrer» las condimentas y yerbas.

 

Asado de chuletas de cordero con patatas, listo para entrar en el horno

Introduce en el horno unos cuarenta y cinco-sesenta minutos, o bien hasta el momento en que las patatas estén levemente doradas y a tu gusto.

 

Asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras recién salido del horno.

Tiempo: 25 de preparación y 45-60 minutos de horneado.

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Es una auténtica delicia descubrir que las patatas están ligeramente crujientes por encima y blanditas por dentro, que la carne de cordero está jugosa y ha tomado los matices del vino, y que la cebolla se ha caramelizado ligeramente. No olvides servir piñones y almendras en los platos de los comensales, para que las raciones sean espectaculares.

Anímate y remata el plato preparando una exquisita salsa alioli casera. La vas a tener lista en unos minutos, y con nuestra receta te garantizamos que no se te va a cortar.

 

Asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras

Más versiones de la receta de asado de chuletas de cordero al horno con patatas y almendras:

Corta las patatas de forma diferente, por servirnos de un ejemplo en gajos, agrega tomate partido en cuartos, cambia el género de yerbas y condimentas, incluye otros géneros de frutos secos, o bien aun en lugar de chuletas prepáralo con costillas de cordero.

Como ves, hay un montón de variaciones que puedes ir ensayando hasta dar con la receta que para ti sería el asado perfecto. Con la nuestra ya tienes una buena base por donde iniciar.

Últimos consejos:

El truco de hacer una cama de rodajas de cebolla finas tiene como finalidad que, por una parte, la propia cebolla quede sabrosísima y se empape de los sabores de todo el asado, mas sobre todo es a fin de que la carne de cordero se sostenga jugosa y no se queme o bien reseque en contacto con la bandeja de horno. De este modo, la carne se cocina con todos y cada uno de los aromas y el hervor del vino en el horno, y el resultado es de… ¡vicio!

Si te agrada que se cocine aún más lento a fin de que las patatas queden muy melosas en su interior, puedes reducir la temperatura del horno, por poner un ejemplo a ciento sesenta grados , y enhornar veinte minutos más. Mantenlo observado, la señal está en las patatas: cuando su superficie se ha dorado levemente, el asado está ya listo.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario