Carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas cremoso

Cuando pensamos en recetas con carne de cerdo se nos vienen a la cabeza muchas partes que podemos preparar de mil formas diferentes y que acostumbran a estar presentes en gran cantidad de recetas, por poner un ejemplo el espinazo, las costillas, la panceta, el solomillo… No obstante existen muchos cortes y unas partes del cerdo menos conocidas mas no de ahí que menos exquisitas, y ese es el caso de las carrilleras.

Estas carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas mantecoso son un mordisco de lo más tierno, jugoso y sabroso, se deshacen en la boca si se cocinan apropiadamente. En un caso así las he servido con una salsa de textura mantecosa que se prepara con sus jugos y un sofrito de verduras, y como acompañamiento nada mejor que un buen puré de patata casero y mantecoso.

Las carrilleras o bien carrilladas se corresponden con los músculos maseteros del cerdo, o sea, ¡los carrillos! Además de esto pertenecen a la casquería, esas partes que much@s no desean ni oírlas mas que tienen unas posibilidades increíbles y, como es el caso de las carrilleras, son un mordisco totalmente delicioso.

Si te ha agradado esta receta seguro que te chifla esta otra versión, las carrilladas o bien carrilleras de cerdo al vino tinto, o bien esta otra receta con casquería, las manitas de cerdo en salsa. Asimismo están increíbles estas patatas con costillas de cerdo, otro de esos guisos que dejan recuerdo, y las costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera, una forma de preparar las costillas que recientemente está muy de tendencia, de la misma manera que el conocido pulled pork o bien cerdo desmigado al estilo americano con salsa barbacoa casera.

Lista de ingredientes necesarios para preparar carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas cremoso (4 personas):

  • ocho carrilleras de cerdo.
  • Harina de trigo para rebozar de harina un tanto las carrilleras.
  • dos zanahorias.
  • tres ramas de apio.
  • dos cebolletas tiernas.
  • doscientos ml de vino Pedro Ximénez, Oporto o bien un tinto que os guste.
  • 1 litro de caldo de carne o agua y una pastilla de caldo de carne concentrado.
  • Una ramita de tomillo y otra de romero fresco. Si no tienes fresco, puedes incorporar seco.
  • 1 cucharadita de postre de harina fina de maíz o bien maicena.
  • Unas cucharadas de salsa de soja en lugar de sal (opcional).
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.
  • Para el puré de patatas casero:
  • 1 kg de patatas.
  • cuarenta gr de mantequilla.
  • setenta ml de leche o bien la que precises a fin de que esté tan mantecoso como desees.
  • Sal.
  • Para decorar puedes usar brotes o bien germinados.

Preparación, cómo hacer la receta de carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas cremoso:

Pela las zanahorias, córtalas por la mitad y después en rodajas.

Lava las ramas de apio, quítales los extremos y las hojas y córtalas en rodajas.

Pela las cebolletas, quítales las raíces y el extremo de la parte verde más seca, y córtalas en trozos.

Salpimenta las carrilleras por todas y cada una los dos lados, presionándolas un tanto a fin de que la sal y la pimienta se les queden fijas. Pon en un plato un tanto de harina y enharínalas tenuemente.

Carrilleras de cerdo salpimentadas y rebozadas de harina

Nosotros prepararemos la receta con nuestra olla veloz, mas si no tienes, prosigue todos y cada uno de los pasos precisamente igual, solo que en el instante final de cocción te indicaremos el tiempo que habrán de estar cocinándose.

Pon la olla a fuego medio y échale un chorrito de aceite. Cuando esté caliente introduce las carrilleras y ve virándolas y dándoles la vuelta a fin de que la carne quede sellada y dorada por doquier. Sácalas de la olla cuando estén listas y resérvalas en un plato aparte.

Ahora echa las verduras en la olla y deja que se pochen reposadamente unos diez minutos a fuego bajo-medio sin que apenas se doren y removiéndolas en ocasiones. El punto ideal es cuando la cebolleta está transparente. Échales un tanto de sal y pimienta al gusto.

Cuando las verduras estén listas echa en la olla las ramitas de tomillo y romero, sube la temperatura del fuego y riega por encima con la mitad del vino Pedro Ximénez.

Deja que se evapore el alcohol, apenas va a tardar dos minutos, y entonces agrega las carrilleras y cúbrelas con el caldo de carne o bien agua.

Para cocerlas tienes 2 opciones, la lenta y la veloz (y que conste las dos quedan del mismo modo exquisitas, no hay diferencia en lo que se refiere a sabor y resultado final):

Si usas una olla normal, sube el fuego y cuando el caldo comience a hervir reduce la temperatura a un punto medio-bajo a fin de que se cocine a fuego lento y que cueza unas dos horas, hasta el momento en que las carrilleras quede con perfección cocinadas y verifiques que están ternísimas.

Si usas una olla a presión como , una vez cerrada y con la válvula levantada o bien señalando los 2 anillos de presión, dale unos veinte minutos (va a depender de la marca y género de la olla, mas si no es de las viejas y lleva las 2 señales, va a ser este tiempo), y reduce el fuego a la temperatura mínima que deje que la presión se sostenga y estén todo el tiempo las 2 anillas rojas perceptible. Cuando haya pasado el tiempo, separa la olla del fuego y deja que la presión se escape sola poquito a poco.

Ahora es el instante de preparar el puré de patatas. Lava las patatas bien con agua y cuécelas, para esto puedes hacerlo de la manera tradicional una olla con suficiente agua para cubrir las patatas y una cucharada de postre de sal a fuego alto y cuando hierva agregas las patatas y las cueces veinte minutos o bien hasta el momento en que puedas pincharlas y estén tiernas. Asimismo puedes cocer las patatas en el microondas poniéndolas en un recipiente capaz para microondas o bien envueltas en papel largo y cocinar a máxima potencia diez minutos. Pínchalas un tanto y si no están tiernas dales algún minuto más hasta el momento en que lo estén.

Cuando tengas las patatas cocidas pélalas y tritúralas en un bol de la manera que más te guste: lo he hecho con un chino (de esta forma la textura es más ligera y es más veloz para grandes cantidades), mas puede efectuarse con un pasapurés o bien sencillamente un tenedor.

Agrega la mantequilla, que se va a deshacer con la patata caliente, y mézclalo todo bien.

Agrega asimismo la leche,  vuelve a entremezclar y pruébalo para corregirlo de sal si es preciso e inclusive agrega más leche si lo quieres más mantecoso. Resérvalo y déjalo en un recipiente en el que puedas calentarlo después algún minuto en el microondas a fin de que salsa caliente a la mesa.

Cuando estén listas las carrilleras, sácalas de la olla.

Carrilladas o bien carrilleras de cerdo

Cuela el caldo. Los pedazos sólidos de verduras ya han aportado su sabor y no hay inconveniente en retirarlos mas si lo prefieres puedes usarlos para una crema de verduras o bien afín, acordándote de retirar las ramitas de tomillo y romero.

Colamos el caldo para preparar la salsa

Con la olla ya vacía, echa en la olla el vino Pedro Ximénez que nos quedaba, cien ml, y pon el fuego fuerte a lo largo de dos minutos a fin de que se evapore el alcohol.

Agrega el caldo y pon el fuego al límite a lo largo de diez minutos a fin de que se reduzca la salsa. Con eso logramos que se concentre su sabor y comience a estar más mantecosa.

Ahora podemos compactarla para dejarla a nuestro gusto. Disuelve una cucharadita de postre de harina fina de maíz en un tanto de agua y échalo en la olla.

Remueve un tanto a fin de que se mezcle bien y espera dos minutos. Puedes bajar un tanto el fuego a fin de que no borbotee en demasía.

Si ves que tiene el espesor conveniente (cuando se separa del fuego aún se compacta un tanto más) ya la tienes lista, mas si no es de este modo puedes agregar un poco más de harina fina de maíz disuelta en agua. Recuerda que toda vez que vayas a compactar de esta manera, el líquido sobre el que echas la harina disuelta habrá de estar hirviendo.

Ahora pruébala por si acaso hay que corregirla de sal. Personalmente en ocasiones en lugar de sal le echo un chorrito de salsa de soja para darle ese toque salobre aparte del propio sabor de esta salsa que me chifla.

Reserva las carrilleras en la salsa hasta el instante de servirlas. Si ha pasado tiempo puedes encender un tanto el fuego a fin de que se caliente todo junto.

Ya tenemos listas las carrilleras, reposando en la salsa final

Tiempo: 40 minutos de preparación + 2 horas de cocción con olla normal, y solo 20 con olla a presión (e igual de rico!).

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Es esencial que las carrilleras vayan al plato calentitas, y si has preparado la receta anticipadamente solo debes calentar las carrilleras con la salsa a lo largo de unos cinco minutos a fuego bajo. Lo mejor es que puedes sostenerlas hasta tres días en la nevera e inclusive congelarlas con su salsa.

A mi me agrada mucho servir esta receta en platos hondos, poniendo primero un buen fondo de puré, después por encima dos carrilleras por comensal y para finalizar regar con salsa, sirviendo la salsa que quede en una salsera al centro de la mesa a fin de que los comensales puedan ir echándose más tanto sobre la carne como en el puré. Asimismo puedes decorar con unos brotes o bien germinados, a tu gusto. Goza de uno de los mordiscos de carne más jugosos y tiernos que hay y con un sabor increíble, están de auténtico… ¡vicio!

Carrilleras de cerdo en salsa con pure de patatas cremoso

Más versiones de la receta de carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas cremoso:

Si te da mucha pena retirar las verduras del caldo al final de la cocción siempre y en toda circunstancia puedes retirar únicamente las ramas de tomillo y romero y desmenuzarlo todo junto y tener de esta manera la salsa ya lista. El sabor no es muy, muy diferente mas sí que queda más compacta.

Para el sofrito puedes incluir otras verduras como el pimiento colorado o bien el tomate y te va a quedar muy rica del mismo modo. Asimismo puedes emplear otras condimentas o bien yerbas, amoldando el sabor final a tu gusto.

Últimos consejos:

Dora bien las carrilleras al comienzo a fin de que queden de manera perfecta selladas y se sostenga la jugosidad en su interior, además de esto la harina ayuda a lograrlo.

Es una receta idónea para dejarla hecha anticipadamente en tanto que una vez hecha la salsa puedes regresar a introducir en ella las carrilleras de cerdo y, sencillamente, calienta la olla nuevamente unos cinco minutos inmediatamente antes de servirlas.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares