Carrilleras de ternera en salsa con guarnición de polenta cremosa

La ternera ofrece una enorme pluralidad de cortes de carne, cada uno de ellos más conveniente para un género de cocinado y afirmaría que hay para todos y cada uno de los gustos. No obstante hay partes menos conocidas si bien eso cambia poquito a poco, sobre todo en la casquería, y una de esas piezas es la protagonista de este plato.

Esta receta de carrilleras de ternera en salsa con guarnición de polenta mantecosa es un plato muy, muy sabroso con una salsa de potente sabor y una exquisitez en lo que se refiere a texturas en tanto que las carrilleras quedan muy tiernas, se deshacen en la boca, y la polenta mantecosa, como su nombre señala, queda tan suave como un puré. El punto restallante lo pone un tanto de col lombarda con pimienta rosa que le va sensacional al plato.

Si te ha agradado esta receta seguro que te chiflan nuestras recetas con carrilleras de cerdo, por una parte las carrilladas o bien carrilleras de cerdo al vino tinto y por otro las carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas mantecoso, las dos muy afines y similares a esta, muy, muy ricas. Asimismo resaltaría de la casquería las increíbles manitas de cerdo en salsa.

Si te agrada la carne de ternera te voy a probar lo polivalente que es en tanto que se puede cocinar de mil formas. La estrella para mi es este entrecot de ternera con verduras cocinado a baja temperatura o bien sous vide con roner o bien el filete de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit. Eso si, sin desmerecer la opción de comer cruda la carne de ternera con este carpacho de filete de ternera con queso parmesano y salsa tártara o bien el steak tartar de carne con de los mejores aliños que hayáis probado, ¡recomendadísimos!

Naturalmente, es una carne asimismo presente a veces singulares como la Navidad a lo largo de la que es muy habitual preparar el redondo de ternera en salsa al Oporto, y para gozarla en cualquier instante queda excelente el churrasco de ternera al horno con salsa barbacoa y verduras. Si nos marchamos a la cocina más tradicional nos hallamos con el renombrado cachopo asturiano con patatas fritas y pimientos del piquillo, el estofado de ternera con patatas y verduras o bien la carne guisada en salsa con patatas y verduras.

Lista de ingredientes necesarios para preparar carrilleras de ternera en salsa con guarnición de polenta cremosa (4 personas):

  • cuatro carrilleras de ternera.
  • Harina de trigo para rebozar de harina un tanto las carrilleras.
  • dos dientes de ajo.
  • dos ramas de apio.
  • dos cebolletas tiernas o bien un puerro.
  • dos zanahorias.
  • doscientos ml de vino tinto.
  • 1 litro de caldo de carne o bien, si no tienes, agua. Verdaderamente de cantidad es hasta cubrir las carrilleras.
  • Una ramita de tomillo y otra de romero fresco. Si no tienes fresco, puedes agregar seco.
  • 1 cucharadita de postre de harina fina de maíz o bien maicena.
  • Unas cucharadas de salsa de soja en lugar de sal (opcional).
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.
  • Para la polenta cremosa:
  • ciento veinte gr de sémola de maíz o bien polenta instantánea. En ocasiones al adquirirla en el propio bulto señala que es polenta o bien polenta exprés.
  • cuatrocientos ml de agua.
  • cuatrocientos ml de leche.
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • Para decorar he usado un tanto de col lombarda con aceite y pimienta rosa.

Preparación, cómo hacer la receta de carrilleras de ternera en salsa con guarnición de polenta cremosa:

Pela las zanahorias, córtalas por la mitad y después en rodajas.

Lava las ramas de apio, quítales los extremos y las hojas y córtalas en rodajas.

Pela las cebolletas, quítales las raíces y el extremo de la parte verde más seca y córtalas en pedacitos.

Pela los dientes de ajo y pícalos muy finitos.

Salpimenta las carrilleras por todas y cada una los dos lados, presionándolas un tanto a fin de que la sal y la pimienta se les queden fijas. Pon en un plato un tanto de harina y enharínalas levemente.

Nosotros prepararemos la receta con nuestra olla veloz, mas si no tienes, prosigue todos y cada uno de los pasos precisamente igual, solo que en el instante final de cocción te indicaremos el tiempo que habrán de estar cocinándose.

Pon la olla a fuego medio con un chorrito de aceite y cuando esté caliente introduce las carrilleras y espera a que se doren por una parte para darles la vuelta. Para finalizar te invito a emplear unas pinzas de cocina para poder ir cogiéndolas y dorándolas por los laterales. Sácalas de la olla cuando estén listas y resérvalas en un plato aparte.

Doramos las carrilleras de ternera tras enharinarlas

Echa en la olla las verduras: el apio, las cebolletas, los dientes de ajo y las zanahorias así como un tanto de sal y pimienta negra recién molida. Cocínalas a fuego suave removiéndolas algunas veces hasta el momento en que estén tiernas y que apenas lleguen a dorarse, acostumbran a tardar unos diez minutos.

Sube el fuego a fin de que esté a temperatura alta y echa el vino tinto así como las ramitas de tomillo y romero.

Espera dos o bien tres minutos hasta el momento en que se evapore el alcohol y en ese instante incorpora las carrilleras de ternera a la olla.

Echa caldo de carne o bien agua hasta prácticamente cubrir las carrilleras (pueden sobresalir un tanto).

Cocinamos las carrilleras

Para cocerlas tienes 2 opciones, la lenta y la veloz (y que conste las dos quedan del mismo modo exquisitas, no hay diferencia en lo que se refiere a sabor y resultado final):

Si usas una olla normal, sube el fuego y cuando el caldo comience a hervir reduce la temperatura a un punto medio-bajo a fin de que se cocine a fuego lento y que cueza unas dos horas, hasta el momento en que las carrilleras quede de forma perfecta cocinadas y verifiques que están ternísimas.

Si empleas una olla a presión como , una vez cerrada y con la válvula levantada o bien señalando los 2 anillos de presión, dale unos veinte minutos (va a depender de la marca y género de la olla, mas si no es de las viejas y lleva las 2 señales, va a ser este tiempo), y reduce el fuego a la temperatura mínima que deje que la presión se sostenga y estén todo el tiempo las 2 anillas rojas perceptible. Cuando haya trascurrido el tiempo, separa la olla del fuego y deja que la presión se escape sola poquito a poco.

Cuando estén listas las carrilleras sácalas de la olla y cuela el caldo. Verdaderamente en ocasiones trituro las verduras con el líquido (quitando las ramitas de tomillo y romero), quedando una salsa más compacta, mas recientemente lo que hago es colar el caldo y desechar las verduras ya que han aportado su sabor, o las guardo para preparar una crema con ellas y más verduras.

Colamos el caldo para preparar la salsa

Vuelve a verter el caldo en la olla y pon el fuego al límite a fin de que la salsa se reduzca y quede concentrado, a lo largo de unos diez minutos o bien hasta el momento en que veas que su cantidad se ha reducido a la mitad.

Puedes servir la salsa de esta manera tal como con esa textura líquida o compactarla. Si deseas compactarla,  disuelve una cucharadita de postre de harina fina de maíz en un tanto de agua y échala en la olla siempre que tengas el caldo hirviendo y borbotando si bien tampoco en demasía.

Remueve un tanto a fin de que se mezcle bien y espera dos minutos. Si ves que tiene el espesor conveniente (cuando se separa del fuego aún se compacta un tanto más) ya la tienes lista, mas si no es de esta forma puedes agregar un poco más de harina fina de maíz disuelta en agua. Recuerda que toda vez que vayas a compactar de este modo, el líquido sobre el que echas la harina disuelta habrá de estar hirviendo.

Ahora pruébala por si acaso hay que corregirla de sal. Personalmente en ocasiones en lugar de sal le echo un chorrito de salsa de soja para darle ese toque salobre aparte del propio sabor de esta salsa que me chifla.

Reserva las carrilleras en la salsa hasta el instante de servirlas. Si ha pasado tiempo puedes encender un tanto el fuego a fin de que se caliente todo junto.

Ya tenemos listas las carrilleras con su salsa

Cuando ya tengas listas las carrilleras y la salsa es el instante de preparar la polenta en tanto que se realiza en un instante y recién hecha está muy buena y con la textura conveniente.

En una olla vierte el agua y la leche y pon el fuego a temperatura alta.

Cuando hierva baja el fuego a fin de que esté suave, agrega la sémola de maíz y mezcla bien con una cuchase o bien lengua de cocina.

Cocínala a lo largo de tres o bien cuatro minutos removiendo en ocasiones y aplastando los posibles grumos que vayas encontrándote, hasta el momento en que espese y la textura esté a tu gusto. Recuerda retirarla cuando prácticamente tenga la consistencia que buscas pues al enfriarse se compacta más. Si usas sémola de maíz que no es instantánea o bien exprés, el tiempo de cocinado va a ser de entre diez y quince minutos, removiendo en ocasiones.

Agrega sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Con esta textura me agrada que quede la polenta

Cuando ya tengas lista la polenta pruébala por si acaso hay que corregirla de sal o bien pimienta negra. Si se ha compactado demasiado puedes incorporar un tanto más de agua o bien leche hasta lograr la textura que buscas. Para hacerlo mantén la olla a fuego suave, agrega el líquido y remueve a lo largo de un minuto a fin de que se mezcle bien.

Para decorar el plato puedes recortar col lombarda finísima con una mandolina o bien un cuchillo y entremezclarla con un tanto de aceite de oliva y pimienta rosa.

Tiempo: 40 minutos de preparación + 2 horas de cocción con olla normal, y solo 20 con olla a presión (e igual de rico!).

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Las carrilleras deben ir a la mesa calientes con lo que o están recién hechas o bien si lo tenías todo preparado anticipadamente puedes calentar a fuego suave la olla con las carrilleras y la salsa unos minutos hasta el momento en que estén calientes nuevamente, y calentar asimismo la polenta a fuego suave (si se compacta demasiado puedes incorporar un tanto de más líquido. Las carrilleras puedes sostenerlas hasta tres días en la nevera e inclusive congelarlas con su salsa, y la polenta se puede sostener en la nevera dos días.

Sirve las carrilleras con rebosante salsa y acompañadas de la exquisita polenta mantecosa con su propio sabor a maíz y el toque fresco de la col lombarda a la que la pimienta rosa le sienta sensacional. Las carrilleras quedan muy tiernas y sabrosísimas, goza de un mordisco de auténtico… ¡vicio!

Carrilleras de ternera en salsa con guarnición de polenta mantecosa

Más versiones de la receta de carrilleras de ternera en salsa con guarnición de polenta cremosa:

Como he comentado en la receta, en ocasiones cuelo las verduras (verdaderamente al colarlas se quedan en nada y no da lástima tirarlas) y otras veces las trituro a fin de que vayan en la salsa. Al colarlas la salsa queda muy fina y más refulgente y al desmenuzarla con las verduras es un poco más grumosa mas del mismo modo riquísima.

Para el sofrito puedes incluir otras verduras como el pimiento colorado o bien el tomate y te va a quedar muy, muy rica del mismo modo. Asimismo puedes usar otras condimentas o bien yerbas, amoldando el sabor final a tu gusto.

Últimos consejos:

Dora las carrilleras bien por todas partes, eso va a fortalecer enormemente el sabor final tanto de la carrillera como de la salsa.

Es una receta idónea para dejarla hecha anticipadamente puesto que una vez hecha la salsa puedes regresar a introducir en ella las carrilleras de cerdo y, sencillamente, calienta la olla nuevamente unos cinco minutos inmediatamente antes de servirlas. La polenta no obstante es tan fácil y es tan simple que la prepares anticipadamente y te espese demasiado que mi recomendación es que la hagas en el instante.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

Deja un comentario