Ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

En lo que llamamos de forma generalista «comida asiática», existen infinidad de matices debido a las diferentes procedencias de las recetas. A nosotros nos chiflan esos toques exóticos, los contrastes de sabor y textura, y sobre todo probar con nuevas mezclas que cambian por completo el sabor de ingredientes básicos.

Entre las recetas con este género de contrastes, resaltan ciertas asiáticas como el pollo agridulce al estilo chino y su equivalente con cerdo, el tradicional cerdo agridulce al estilo chino. Otra de estas recetas es el pollo con piña al estilo chino, que va acompañado de verduras salteadas y queda increíble, o bien el muy famoso pollo al limón, muy simple de preparar y con ese ligero puntito dulzón y cítrico.

Esta ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango combina perfectamente los 3 elementos que estimamos esenciales a fin de que un plato sea de… ¡vicio!: que sea fácil de preparar, sabrosísima, y con una presentación resultona. Sin ningún género de dudas esta ensalada se puede transformar en tu preferida, y además de esto es tan flexible que deja añadir más verduras, frutas o bien aun otros géneros de carne sin inconvenientes.

Podemos considerarla una receta de inspiración tailandesa debido al lemongrass. Se trata de una verdura similar en aspecto al puerro, mas que oculta un sabor cítrico y picante al unísono que enamora. Como es un ingrediente un tanto complicado de localizar, hemos usado esta salsa lemongrass que nos chifla por el hecho de que no únicamente nos trae el sabor a lemongrass, sino incluye yerbas como la menta, el cilantro y la albaca, y cambia por completo el sabor del plato, haciéndolo irreprimible.

Entre los ingredientes encontraremos arroz negro, asimismo llamado arroz venere. Es un arroz integral y de color negro que se vuelve de un púrpura bello al cocerlo. Os aconsejo probarlo por el hecho de que tiene unos matices muy diferentes a cualquier otro género de arroz. Su aroma (con matices de té negro y frutos secos) y su textura le aportan riqueza a platos como esta ensalada, dándole un sabor único.

No te atemorices por estos ingredientes a los que no estamos habituados a tener a mano, puesto que puedes, como , lograrlos mediante internet. Tanto la salsa lemongrass como el arroz negro los hemos logrado en El Arca Sibarita, una tienda on line de productos sibarita que nos chifla pues no solo hallas las frecuentes secciones de embutidos de primera, bebidas y delicatessen francesas, sino asimismo tienen una sección dedicada a Sabores del Planeta merced a la que puedes adquirir un montón de productos que no son simples de hallar. Vamos, un lujo que llega de manera directa a casa.

Ingredientes para preparar ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango (4 personas):

  • 400 gr de pechuga de pollo entera (unas 3-4 pechugas).
  • 300 gr de arroz basmati.
  • 100 gr de arroz negro.
  • 1 mango (que no esté excesivamente maduro para poder cortarlo en cubitos y que no se deshaga en la sartén).
  • 2 cebollas medianas.
  • 4 cucharadas de salsa lemongrass.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1/2 cucharada de postre de jengibre.
  • Un chorrito de zumo de lima (opcional).
  • Aceite de semillas o de girasol y sal.

Preparación, cómo hacer la receta de ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango:

  1. Corta el pollo en trozos de mordisco, y ponlos en un bol. Vierte en él la salsa de soja, el jengibre, la salsa lemongrass y un tanto de sal. Remuévelo todo bien y deja que marine por lo menos treinta minutos, si bien puedes dejarlo dos horas sin inconvenientes.
  2. Prepara el arroz basmati. En una olla, echa rebosante agua (que cubra las 3/4 partes) y una cucharadita de postre de sal, y lleva a ebullición. Cuando esté hirviendo el agua, agrega el arroz, y cuando vuelva a hervir, déjalo cocer unos diez-doce minutos (lo que ponga el bulto de arroz) y tapado. Remueve dos veces a lo largo de la cocción. Cuando el arroz esté cocido, escúrrelo y resérvalo.
  3. Por otra parte, prepara el arroz negro en otra olla (puede ser más pequeña que para el arroz basmati). Échale rebosante agua y un pellizco de sal a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir, vierte el arroz negro. Baja un tanto el fuego mas que prosiga borbotando sutilmente, y deja que cueza unos cuarenta minutos. Si recuerdas de ponerlo en remojo la noche precedente (algo recomendado), el tiempo se reduce a treinta minutos.
  4. Prueba el arroz negro cuando esté llegando a su punto, vas a deber retirarlo del fuego cuando pruebes ciertos granos y el interior no se note duro o bien crudo. Debes escurrir el arroz, mas esta vez te invito a reservar el agua, puesto que sirve para aromatizar otros platos ( por poner un ejemplo para cocer arroz blanco, pasta o bien para guisos) o bien sencillamente darles color.
  5. Cuando estén listos los 2 arroces, mézclalos.
  6. Pela las cebollas y córtalas en tiras finas. En una sartén antiadherente con un tanto de aceite y sal a fuego medio, saltea la cebolla a lo largo de unos cinco-diez minutos, hasta el momento en que comience a dorarse. Reserva.
  7. Pela el mango y extrae el hueso, quizá esta sea la labor más «complicada» o bien más bien resbaladiza diría yo. El mango tiene un hueso central, grande y plano, similar al de los calamares. Vas a deber recortar primero la carne del mango por encima y bajo el hueso, y después ir cortando la que quede por los laterales. Después córtalo en cubitos.

    Preparando el pollo, la cebolla y el mango para la ensalada

  8. Cuando la cebolla esté lista, resérvala y ahora echa nuevamente un poco de aceite en la sartén y, a fuego medio, saltea los cubos de mango a lo largo de dos minutos hasta el momento en que empiecen a dorarse. Reserva.
  9. Echa nuevamente un tanto de aceite y sal en la sartén, y ahora el pollo con todo el líquido del marinado. Saltéalo unos cinco minutos, suficiente a fin de que el pollo se cocine.
  10. Ahora incorpora a la sartén la cebolla y el mango, y revuélvelo todo bien a fin de que se empapen con la salsa. Saltea dos minutos y retira del fuego. Ahora puedes incluir un chorrito de jugo de lima si te agrada ese toque.

    Ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango lista

 

Tiempo: 50 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Esta ensalada es verdaderamente polivalente, puesto que te deja servir los ingredientes fríos o bien calientes, revueltos o bien separadamente, puesto que del mismo modo está de… ¡vicio! A nosotros nos agrada servir el arroz ya frío en los platos, y ahora poner por encima el salteado de pollo y mango, calentito, y ya cada uno de ellos se encarga en ese instante de revolverlo o bien no con el arroz.

Es una de esas recetas que puedes dejar hecha con cierta antelación, y cuando vayas a servirla, darle el punto de calor si lo precisa. Puesto que tiene un toque tan oriental, ¿te animas a comerla con palillos?

Ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango

Variantes de la receta de ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango:

Puedes hacer un plato más completo agregando otras verduras, como calabacín, zanahoria, col, o bien aun bambú o bien brotes de soja. Solo deberás saltearlos del mismo modo que el resto de ingredientes. Y evidentemente, un tanto de piña natural le va excelente, tanto para incorporarla a la receta para substituir al mango.

Si deseas darle un punto picante, puedes picar unas guindillas y saltearlas así como la cebolla, va a ser un auténtico… ¡vicio!

Consejos:

La clave de esta receta es cocer el arroz y dejarlo en su punto justo, ni crudo ni pasado. De todas y cada una maneras, estos géneros de arroces son muy agradecidos, y al tener poco gluten, siempre y en toda circunstancia quedan considerablemente más sueltos que otros. Lo idóneo es que respetes los tiempos, mas además de esto cara el final de la cocción vayas probándolos, de esta forma aciertas seguro

Saltea los ingredientes de manera que no lleguen a dorarse: la cebolla va a estar restallante, el mango tenuemente caramelizado, y el pollo jugoso y tierno. Y si te apetece, en el último instante puedes añadir más salsa lemongrass y salsa de soja a fin de que la mezcla quede con más líquido.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares