Hamburguesas caseras con queso roquefort y granada

Las hamburguesas, esas grandes olvidadas en la cocina casera, semeja que con tanto prejuicio no nos damos cuenta de la enorme joya gastronómica que pueden ser. Con una buena carne de calidad, un pan casero como el que aprenderás a hacer, y el acompañamiento que más te guste, vas a tener frente a ti un plato completísimo y exquisito, con ingredientes frescos y naturales.

Es un género de preparación que ofrece infinitas posibilidades, que puede amoldarse a todos y cada uno de los gustos, y que resulta exquisita, en especial si la degustas en buena compañía. Estas hamburguesas caseras con queso roquefort y granada van a hacer las exquisiteces de los apasionados a los quesos potentes y los contrastes.

Acá tienes la receta para preparar de forma casera el pan y asimismo la carne de la hamburguesa. Con una corteza tenuemente crepitante y un interior tierno, van a conquistarte y ya no volverás a adquirirlo preparado.

Lista de ingredientes necesarios para las hamburguesas caseras con queso roquefort y granada (4 personas):

  • Para el pan de hamburguesa (si decides hacerlo casero, y si lo compras, precisas cuatro panes):
  • doscientos setenta gr de harina de fuerza (puedes hallarla al lado de la harina frecuente en los supermercados).
  • ocho gr de diastasa fresca (la hallarás en la sección de refrigerados).
  • 1 huevo.
  • diez gr de azúcar.
  • tres gr de sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • cien ml de agua.
  • cuarenta ml de leche (tanto con entera como con desnatada o bien semi quedan excelentes).
  • treinta gr de mantequilla.
  • Semillas para decorar el pan, por servirnos de un ejemplo de sésamo.
  • Para la carne de hamburguesa:
  • seiscientos gr de carne picada (unos ciento cincuenta gr por persona), y la proporción ideal es: cuatrocientos gr de ternera (por poner un ejemplo de babilla o bien para guisar, que es económica y sabrosa), y doscientos gr de cabeza de cerdo. Si deseas realizar hamburguesas de otro tamaño, eleva o bien reduce las cantidades de forma proporcional (por poner un ejemplo para crear mini-hamburguesas, o bien para hacer hamburguesas más grandes).
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • 1 cucharadita de sal.
  • Aceite de oliva.
  • Acompañamiento:
  • ciento cincuenta gr de queso roquefort (o bien otro queso azul).
  • 1 cebolla grande.
  • 1/2 granada.
  • Aceite de oliva.
  • Rúcula o bien cualquier lechuga que te guste para acompañar.

Preparación, cómo hacer la receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y granada:

Prosigue nuestra receta de pan de hamburguesa para prepararlo casero. Acá tienes un pequeño resumen:

En un bol, mezcla la harina con la sal. Calienta el agua a lo largo de unos segundos en el microondas a fin de que esté tibia y diluye la diastasa fresca con ayuda de una cuchara. Vierte en el centro del bol. Agrega la leche tibia, el azúcar y la mantequilla. Bate el huevo y también incorpóralo a la mezcla, reservando un poco para más adelante pintar los panes.

Mezcla los ingredientes y, cuando haya una masa aproximadamente consistente, amásala con las manos hasta el momento en que no se te pegue a los dedos. Úntate las manos con un tanto de aceite de oliva y también empapa la masa, y déjala descansar hasta el momento en que doble su volumen (aproximadamente una hora) en el bol, y tapado con un paño. Amasa nuevamente y divídela en cuatro porciones, haciendo una bola con cada porción.

En una bandeja o bien reja de horno, pone papel vegetal y encima las bolas de masa, aplastándolas un poco y separándolas bastante unas de otras. Déjalas descansar nuevamente media hora. Precalienta el horno a doscientos grados diez minutos ya antes de introducir los panes en el horno.

Pinta la superficie de los panes con el huevo batido que ya antes habíamos reservado. Ahora extiende las semillas escogidas por encima. Baja la temperatura del horno a ciento ochenta grados , introduce los panes y hornéalos a lo largo de unos quince minutos, hasta el momento en que veas que están doraditos por encima. Saca los panes del horno y déjalos enfriar sobre una reja, a fin de que no se humecten por la parte inferior.

Ahora vamos con la cebolla a la plancha y la carne de hamburguesa:

Mezcla la carne con la sal y el perejil, puedes hacerlo con tus manos hasta conseguir una bola.

Divídela en cuatro, vuelve a hacer bolas y aplástalas hasta lograr el grosor deseado.

Corta la cebolla en rodajas y, en una sartén a fuego medio con un tanto de aceite y sal, dórala dos minutos por cada lado y resérvala. Debe quedar sutilmente restallante, si bien puedes darle el punto que más te guste.

En esa sartén a fuego fuerte, cuando esté muy caliente, agrega las hamburguesas, dejándolas que se doren sutilmente por una parte ya antes de darles la vuelta.

Para atinar con el punto preciso va a depender de la fuerza de tu fuego y del grosor de exactamente las mismas, con lo que puedes hacer una primera hamburguesa de prueba, cortarla un poco y revisar si el resto van a precisar más minutos o bien menos en dependencia de tu gusto. De media, una hamburguesa se hace 2 minutos por cada lado, con lo que en apenas cuatro minutos va a estar lista.

Monta la hamburguesa:

Abre los panes de hamburguesa y pon una base de rúcula.

Ahora pon encima la hamburguesa, que habrá de estar muy caliente, y encima extiende queso roquefort en trozos, unas rodajas de cebolla a la plancha y varios granos de granada.

 

Cómo preparar hamburguesas caseras con queso roquefort y granada

Tiempo:

  • Si compras el pan ya hecho, solo vas a tardar veinte minutos en preparar la carne de hamburguesa y dejarla lista con todo lo demás.
  • Para el pan: veinte minutos de preparación, 1 hora y media de reposo y quince minutos de horno.Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Sírvelas bien calientes, recién hechas, y agrega de forma rápida el queso a fin de que empiece a fundirse tenuemente. El pan y los acompañamientos vas a deber tenerlos listos anteriormente para llevártela a la boca de forma rápida. Si le has dado a la carne el punto deseado, te garantizamos un mordisco de… ¡vicio!

Variaciones de la receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y granada:

Si lo prefieres, puedes servir mini-hamburguesas, reduciendo el tamaño del pan y de la carne. Para esto, ten presente que el pan va a deber enhornarse menos minutos, y que la carne asimismo va a tardar menos tiempo en estar lista.

Las posibilidades de alteración son infinitas: acompáñalas de otras salsas (mahonesa, kétchup, mostaza, picante…), de otros quesos (rulo de cabra, emmental, mozzarella…), de otras lechugas o bien aun verduras y condimentas. Deja volar la imaginación, prepárala como más te apetezca Un caso lo tienes con estas hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada.

Últimos consejos:

Si deseas preparar muchos panecitos al unísono, tras horneados puedes congelarlos en una bolsa cerrada o bien con papel largometraje, te soportarán muchas semanas. Para descongelarlos, sácalos unas horas ya antes de consumirlos a temperatura entorno, y dales un golpe de calor en el último instante, en el horno o bien abiertos en la plancha en la que después vas a preparar las hamburguesas.

Es esencial que conozcas bien el grosor que prefieres de hamburguesa y los minutos que ha de estar en la sartén por cada lado. Lo idóneo es que la dejes más cruda de la cuenta pues de esta manera, si no te agrada, vas a poder corregirla dándole un golpe de calor más en la sartén. Es una pena que las hagas demasiado por el hecho de que después no estarán de nuevo jugosas.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

Deja un comentario