Hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43

Existen hamburguesas de muchos tipos, mas cuando charlamos de hamburguesas caseras, la cosa cambia. Dejamos por ende de charlar con desprecio de ellas a considerarlas una genuina joya gastronómica. Con ingredientes naturales y frescos, carne de primera calidad, combinaciones prácticamente infinitas con salsa y aderezos, y como es natural el pan asimismo casero. Así, se convierte en un plato completísimo, muy, muy sabroso y que se amolda a las demandas y el punto que cada comensal prefiera.

Adéntrate en este planeta de posibilidades con estas hamburguesas caseras con queso roquefort y Licor cuarenta y tres, una estupenda combinación que mezcla el dulzor del licor con el potente sabor del queso, y que a la carne de hamburguesa le queda excelente. Ciertos ejemplos de combinaciones que son un éxito son estas hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada, o bien estas otras hamburguesas con queso de cabra y salsa agripicante. Si te ha agradado esta hamburguesa, seguro que te encantará la hamburguesa casera con queso roquefort y granada

Acá tienes nuestra receta, basada en la propia experiencia, para preparar de forma casera no solamente la carne de la hamburguesa, sino más bien asimismo el pan. Con una corteza tenuemente restallante y un interior tierno, van a conquistarte y ya no volverás a adquirirlo preparado

Lista de ingredientes necesarios para las hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43 (4 personas):

  • Para el pan de hamburguesa (si decides hacerlo casero, y si lo compras, precisas cuatro panes):
  • doscientos setenta gr de harina de fuerza (puedes localizarla al lado de la harina frecuente en los supermercados).
  • ocho gr de diastasa fresca (la hallarás en la sección de refrigerados).
  • 1 huevo.
  • diez gr de azúcar.
  • tres gr de sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • cien ml de agua.
  • cuarenta ml de leche (tanto con entera como con desnatada o bien semi quedan excelentes).
  • treinta gr de mantequilla.
  • Semillas para decorar el pan, por poner un ejemplo de sésamo.
  • Para la carne de hamburguesa:
  • seiscientos gr de carne picada (unos ciento cincuenta gr por persona), y la proporción ideal es: cuatrocientos gr de ternera (por servirnos de un ejemplo de babilla o bien para guisar, que es económica y sabrosa), y doscientos gr de cabeza de cerdo. Si deseas realizar hamburguesas de otro tamaño, eleva o bien reduce las cantidades de forma proporcional (por poner un ejemplo para crear mini-hamburguesas, o bien para hacer hamburguesas más grandes).
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • 1 cucharadita de sal.
  • Aceite de oliva.
  • Acompañamiento:
  • ciento cincuenta gr de queso roquefort (o bien otro queso azul).
  • cuatro champiñones frescos pequeños (o bien dos-tres grandes).
  • cien ml de Licor cuarenta y tres (vamos a efectuar una reducción, conque puedes realizarla con tu licor dulce preferido).
  • Aceite de oliva.
  • Rúcula o bien cualquier lechuga que te guste para acompañar.

Preparación, cómo hacer la receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43:

Prosigue nuestra receta de pan de hamburguesa para prepararlo casero. Acá tienes un pequeño resumen:

Mezcla la harina con la sal en un bol. Pon el agua en un vaso y también introdúcelo en el microondas a lo largo de unos segundos (por poner un ejemplo diez), hasta el momento en que esté tibia (lo idóneo es que introduzcas un dedo en el agua y la aprecies a tu temperatura, ni caliente ni fría). Diluye en ella la diastasa con una cuchara, y vierte la mezcla en el bol.

Agrega la leche tibia, el azúcar y la mantequilla. Bate el huevo y también incorpóralo a la mezcla, reservando un poco para más adelante pintar los panes. Mézclalo todo bien hasta el momento en que consigas una masa consistente.

Amásala con las manos hasta el momento en que no se te pegue a los dedos (si se te queja mucho, déjala descansar diez minutos y vuelve a procurarlo). Echa un tanto de aceite de oliva sobre la masa y manipúlala con tus manos, logrando que la masa absorba el aceite por completo.

Déjala descansar en el bol y tapada con un paño, en un sitio caluroso y sin corrientes de aire hasta el momento en que doble su volumen (alrededor una hora). Amasa nuevamente y divídela en cuatro porciones, haciendo una bola con cada porción.

Forra con papel vegetal una bandeja o bien reja de horno, y pone encima las bolas de masa, aplastándolas un poco y separándolas bastante unas de otras. Déjalas descansar nuevamente media hora. Precalienta el horno a doscientos grados diez minutos ya antes de introducir los panes en el horno.

Con el huevo batido que ya antes habíamos reservado, pinta la superficie de los panes. Ahora extiende las semillas escogidas por encima. Baja la temperatura del horno a ciento ochenta grados , introduce los panes y hornéalos a lo largo de unos quince minutos, hasta el momento en que veas que están doraditos por encima. Saca los panes del horno y déjalos enfriar sobre una reja, a fin de que no se humecten por la parte inferior.

Ahora vamos con la carne de hamburguesa, la reducción de Licor cuarenta y tres y los champiñones:

Mezcla la carne con la sal y el perejil con tus manos o bien con un tenedor, hasta conseguir una bola.

Divídela en cuatro, vuelve a hacer bolas y aplástalas hasta lograr el grosor deseado (uno con cinco cm es lo idóneo).

En un cazo pequeño, pon el Licor cuarenta y tres a fuego medio-lento y deja que reduzca a lo largo de unos quince minutos, hasta el momento en que esté un poco espeso. Observa que el fuego esté los suficientemente suave a fin de que no se pegue ni hierva en demasía. Si se vuelve demasiado espeso, puedes agregar un tanto más de licor o bien agua, y remover bien. Reserva.

Limpia los champiñones bajo un chorro de agua fría para quitar la tierra que puedan tener, y córtales la parte inferior del leño. Córtalos en láminas finas. En una sartén a fuego medio con un tanto de aceite y sal, saltéalos a lo largo de tres-cuatro minutos, hasta el momento en que se doren tenuemente. Reserva.

En esa sartén a fuego fuerte, cuando esté muy caliente, agrega las hamburguesas, dejándolas que se doren levemente por una parte ya antes de darles la vuelta. Para atinar con el punto preciso va a depender de la fuerza de tu fuego y del grosor de exactamente las mismas, conque puedes hacer una primera hamburguesa de prueba, cortarla un poco y revisar si el resto van a precisar más minutos o bien menos en dependencia de tu gusto. De media, una hamburguesa se hace 2 minutos por cada lado, con lo que en apenas cuatro minutos va a estar lista.

Monta la hamburguesa:

Abre los panes de hamburguesa y pon una base de rúcula.

Ahora pon encima la hamburguesa, que habrá de estar muy caliente, y encima extiende queso roquefort en pedacitos, unas rodajas de champiñon salteado, y riega con la reducción de Licor cuarenta y tres.

 

De qué manera preparar hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43.

Tiempo:

  • Si compras el pan ya hecho, solo vas a tardar veinte minutos en preparar la carne de hamburguesa y dejarla lista con todo lo demás.
  • Para el pan: veinte minutos de preparación, 1 hora y media de reposo y quince minutos de horno.

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Sírvelas bien calientes, recién hechas, y sin el pan de encima a fin de que los comensales puedan recrearse con el aspecto del interior de su hamburguesa. Seguro que de manera rápida ponen el pan y se llevan el primer mordisco a la boca, no podrán resistirse a esta hamburguesa de… ¡vicio!

Variaciones de la receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43:

Con esta receta puedes preparar mini-hamburguesas, reduciendo el tamaño del pan y de la carne. Ten presente que, en un caso así, tanto el pan como la carne van a deber cocinarse menos minutos

Las posibilidades de alteración son infinitas: acompáñalas de otras salsas (mahonesa, kétchup, mostaza, picante…), de otros quesos (rulo de cabra, emmental, mozzarella…), de otras lechugas o bien aun verduras y condimentas. Deja volar la imaginación, prepárala como más te apetezca

Ciertos ejemplos de combinaciones que son un éxito son estas hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada, o bien estas otras hamburguesas con queso de cabra y salsa agripicante. Si te ha agradado esta hamburguesa, seguro que te encantará la hamburguesa casera con queso roquefort y granada

Últimos consejos:

Para conocer el grosor ideal de las hamburguesas (o sea, el ideal para ti) y por ende los minutos que precisa para estar al punto que más te agrada, vas a deber probar. Comienza con una hamburguesa de más o menos uno con cinco cm de grosor y dos minutos por cada lado (es preferible que la dejes un tanto más cruda de la cuenta, pues si te pasas se resecará y no estará de nuevo jugosa).

Ábrela un tanto con un cuchillo, y si está demasiado cruda, saltéala un minuto por cada lado. Cuando esté lista, ya vas a saber qué tamaño y tiempo aplicar a las próximas hamburguesas, te van a quedar justo como te agradan

Puedes preparar muchos panecitos al unísono y preservar los que te sobren congelados, en una bolsa. Para descongelarlos, sácalos unas horas ya antes de consumirlos a temperatura entorno, y dales un golpe de calor en el último instante, en el horno o bien abiertos en la plancha en la que después vas a preparar las hamburguesas.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

Deja un comentario