Lasaña de carne a la boloñesa

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Las lasañas son una forma de gozar de la pasta que me chifla, puesto que se pueden realizar con una enorme pluralidad de ingredientes, desde lasañas de carne hasta de verduras, pasando por las tradicionales de gambas y setas, de quesos. Esta es la tradicional lasaña de carne a la boloñesa con besamel, una receta infalible que acostumbra a agradar a la mayor parte, y si tienes tu salsa boloñesa casera congelada, la puedes preparar en apenas treinta minutos.

El poder agregar una besamel que sostenga esa capa mantecosa sobre la que se gratina queso es… simplemente exquisito. Además de esto puedes hacer que quede más compacta como en un caso así, o bien montarla de manera directa en cazuelas de barro individuales y rodearlas de salsa besamel o bien salsa de tomate, conforme sea el caso. Quedará… de escándalo!

Seguro que te chiflan el resto de recetas de pasta que hemos publicado, como la tradicional pasta con salsa boloñesa casera, nuestros singulares spaghettis de escándalo con besamel de mostaza y queso, o bien los muy ricos canelones de carne picada y pasta fresca con besamel.

Mas aparte de con pasta, puedes usar la exquisita salsa boloñesa para realizar unos champiñones rellenos al horno, cocinar berenjenas rellenas de carne picada al microondas, o bien lanzarte a la cocina internacional y preparar una sabrosa musaka o bien moussaka griega.

Ingredientes para hacer la receta de lasaña de carne a la boloñesa (4 personas):

  • 18 placas de lasaña (si son precocidas, solo tendrás que ponerlas en remojo).
  • Queso para rallar, tipo emmental o mozzarella.
  • Orégano.
  • Aceite y sal.
  • Para la salsa boloñesa casera:
    • 300 gr de carne picada (100 de cerdo y 200 de ternera).
    • 1 zanahoria.
    • 1 cebolla.
    • 1 vasito de vino blanco.
    • 200 gr de salsa de tomate o tomate frito.
    • 50 ml de leche.
    • Orégano.
    • Aceite, sal y pimienta.
  • Para la salsa bechamel:
    • 1/2 litro de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos de leche).
    • 2 cucharadas de harina.
    • 3 cucharadas de mantequilla.
    • Sal.
    • Especias al gusto (nuez moscada, pimienta, orégano…).

Preparación, cómo preparar lasaña de carne a la boloñesa:

  1. Pon a remojo las placas de lasaña. Sumérgelas en un recipiente con agua, generalmente a lo largo de diez-quince minutos (te lo señalará el bulto).
  2. Para la salsa boloñesa, puedes continuar esta receta en detalle, con fotografías y consejos, si bien acá te incluimos los pasos:
    1. Pica finamente la cebolla y la zanahoria.
    2. En una sartén, agrega aceite (que prácticamente cubra el fondo) y agrega la cebolla y la zanahoria. Sofríe a fuego medio hasta el momento en que la cebolla comience a verse transparente.
    3. Agrega la carne picada, mézclala con el resto de ingredientes y ve separándola con la espátula. Agrega sal, pimienta y orégano al gusto.
    4. Cuando la carne deje de estar rosada, agrega el vaso de vino blanco y deja que se evapore el alcohol.
    5. Agrega el tomate y la leche, y déjalo cocer todo a lo largo de veinte minutos, a fin de que los sabores se fusionen y la textura sea suave.
  3. Prepararemos la besamel, y para esto proseguimos esta receta que explica de qué manera hacer besamel casera con fotografías y todo lujo de detalles, si bien acá está resumida (para mayor detalle visita el link):
    1. En un cazo a fuego suave, agrega las 2 cucharadas de mantequilla, y cuando la mantequilla se deshaga y se quede líquida, incorpora las cucharadas de harina y revuélvelo todo realmente bien, a fin de que se forme una pasta homogénea y no queden grumos de harina.
    2. Ahora, agrega un tanto de leche (medio vaso) y prosigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, agrega el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas o bien una cuchase, a fin de que no se te pegue en el fondo. Agrega sal al gusto, y asimismo condimentas, por poner un ejemplo pimienta negra molida y orégano.
    3. Cuando la salsa esté mantecosa y con la textura conveniente, apártala del fuego y resérvala. Si en el instante de agregarla a la lasaña está un tanto compacta, agrega un chorrito de leche y remueve bien.
  4. Precalienta el horno a doscientos grados.
  5. Empieza a montar la lasaña: en una bandeja de horno (que puedes forrarla con papel de horno a fin de que no se te pegue), echa un tanto de besamel para cubrir la base tenuemente y pone cuatro láminas de pasta y encima una tercera parte de la salsa boloñesa. Efectúa este proceso tres veces y pone una última capa de láminas de pasta y encima la besamel cubriendo por completo todas y cada una de las láminas, ralla queso por encima y espolvorea un tanto de orégano. Si prefieres prepararla en cazuelas individuales, lee las variaciones de la receta sugeridas más abajo.
  6. Enhorna la lasaña a lo largo de quince minutos a ciento ochenta grados . Cuando veas que el queso se ha dorado tenuemente es que está ya lista. Sácala del horno y déjala descansar cinco minutos ya antes de servirla y cortarla.

 

Cómo preparar lasaña de carne a la boloñesa

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Tras los cinco minutos de espera, llega el instante de gozar de esta exquisita receta. Corta la lasaña en cuatro partes y sírveselas a los comensales. Adviérteles de que aguarden un poco, los primeros mordiscos pueden abrasar, especialmente si la has preparado en cazuelas de barro, puesto que soportan mucho el calor.

 

Lasaña de carne a la boloñesa

Variantes de la receta de lasaña de carne a la boloñesa:

Puedes alterar la manera de servirla. Si en lugar de montarla entera en una bandeja de horno lo haces en cazuelas individuales, vas a ganar en presentación y asimismo en jugosidad, puesto que se tiende a hacer más cantidad de besamel para, una vez montada la lasaña en el centro de la cazuela, rodearla de esa salsa de forma rebosante. Si las cazuelas son pequeñísimas, tal vez emplear placas para canelones te va a venir mejor.

Incorpora verduras a la lasaña, como por poner un ejemplo champiñones, calabacín… Puedes cocinarlos en la propia salsa boloñesa, añadiéndolos así como la cebolla y la zanahoria.

Consejos:

Si rallas el queso en el instante de emplearlo, va a tener mucho más sabor y además de esto el taco de queso servirá para otros platos puesto que lo vas a poder guardar a lo largo de muchos días e inclusive semanas, cosa que no sucede con el queso ya rallado. Las placas de lasaña precocidas son muy cómodas de usar, y no le encuentro apenas diferencia a las tradicionales. Eso sí, si te animas a hacer tus placas de pasta fresca, el resultado va a quedar considerablemente más increíble y vas a poder acabarlas con el grosor y dimensiones que prefieras.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares