Patatas a la riojana con chorizo. Receta de guiso tradicional

Cuando hace frío me apetecen mucho los platos de cuchase calientes, y si se trata de recetas tradicionales, mejor que mejor. En muchos de esos guisos tradicionales de nuestra gastronomía están presentes las patatas y la verdad es que bien cocidas y adobadas siempre y en todo momento quedan muy ricas, como sucede esta vez.

Estas patatas a la riojana con chorizo son uno de esos guisos tradicionales que tanto me agrada tomar en los meses fríos por el hecho de que resultan confortantes, son muy simples de preparar y merced al chorizo y los condimentos tienen un sabor muy, muy rico.

Las patatas quedan tiernas, de la misma manera que el chorizo, y tiene singular estrellato el pimiento choricero que tan buen sabor da a todo el guiso. Además de esto vas a ver que en la receta os enseño a prepararlas en olla normal y asimismo en olla a presión, consiguiendo en las dos un resultado increíble mas ahorrando un buen tiempo y energía con la olla veloz.

Si te agrada esta receta seguro que te chiflan otros guisos que hemos preparado como las patatas con costillas de cerdo, la conocida caldereta de cordero con patatas o bien la carne guisada en salsa con patatas y verduras. Asimismo la carne es protagonista en recetas como los muslos de pollo a la cerveza con patatas, y en lo que se refiere a estofados personalmente me chifla las carrilleras de cerdo al vino tinto y el estofado de ternera guisada en salsa a la jardinera con patatas.

Y si buscas recetas con legumbres , goza preparando las lentejas estofadas más tradicionales con su choricito, las lentejas estofadas con verduras,  los garbanzos con espinacas, las muy, muy ricas fabes con almejas o bien la conocida fabada asturiana. Pasando a las sopas, no te quedes sin preparar la exquisita sopa de ajo o bien sopa castellana.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de patatas a la riojana con chorizo (4 raciones):

  • uno con dos kg de patatas más o menos, si bien en dependencia del apetito de los comensales puedes cocinar la cantidad que prefieras.
  • cuatro chorizos. Mejor si son riojanos mas si no los logras, adquiere unos chorizos que te aconsejen en tu carnicería de confianza. Pueden ser picantes o bien
  • dulces, al gusto.
  • 1 cebolla.
  • dos dientes de ajo.
  • dos hojas de lauro.
  • dos pimientos choriceros o bien una cucharada de postre de carne de pimiento choricero (la venden en conserva).
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce, o picante, o bien lo que hago , media de dulce y media de picante, sobre todo por el hecho de que los chorizos que utilizo siempre y en toda circunstancia son dulces.
  • Caldo de carne o bien agua, suficiente para cubrir las patatas. Yo he necesitado en torno a uno con dos litros. Si solo tenéis agua, si os agrada podéis agregar
  • media pastilla de caldo concentrado de carne.
  • Aceite de oliva y sal.

Preparación, cómo hacer el guiso de patatas a la riojana con chorizo:

Pela la cebolla y los ajos y pícalo todo muy finito. Para esto, hemos usado nuestra picadora manual, con la que logramos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin plañir! Asimismo puedes hacerlo con un cuchillo.

Nosotros usamos la picadora Chop Chop

Cebolla a la perfección picada en pocos segundos

Pon una olla ( vamos a emplear nuestra olla a presión) a temperatura baja con un tanto de aceite.

Agrega los ajos a la olla y saltéalos a lo largo de apenas 1 minuto.

Antes que comiencen a dorarse incorpora la cebolla y un tanto de sal y póchalo todo junto cerca de diez minutos o bien hasta el momento en que la cebolla esté tierna y comience a dorarse.

Mientras que pela todas y cada una de las patatas y córtalas en gajos desgarrándolas con la ayuda de un cuchillo. La manera más fácil de hacerlo es comenzar a recortar un gajo con el cuchillo y hacer presión para acabar de desgarrar la parte final del gajo, de este modo se favorece el aporte de almidón de la patata al guiso, dándole espesor.

Quítale la piel a los chorizos y córtalos en tacos grandes.

Cuando la cebolla esté lista echa los chorizos a la olla y cocínalos apenas dos minutos, mezclando con la cebolla.

Preparamos el sofrito y agregamos los chorizos

Incorpora las patatas así como el pimentón, las hojas de lauro, un tanto de sal y la carne de pimiento choricero. Si prefieres usar pimientos choriceros, quítales el rabo, ábrelos y retira las pepitas y también introdúcelos de este modo tal como en la olla.

Echamos los ingredientes del guiso a la olla

Mézclalo todo junto dos minutos más y echa agua hasta prácticamente cubrir las patatas.

Si usas una olla a presión como la nuestra, ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las dos anillas rojas baja un tanto el fuego (mas suficiente a fin de que sostenga todo el tiempo las 2 anillas perceptibles) y deja que se cocinen solo cinco minutos, después sencillamente separa la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.

Si usas una olla normal precisarás cocinarlos unos treinta minutos o bien hasta el momento en que verifiques que las patatas estén bien cocidas. Sube el fuego a fin de que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo prácticamente al mínimo a fin de que se cocine poco a poco, siempre y en toda circunstancia tapada la olla y removiendo de cuando en cuando.

Cuando tengas lista la receta destapa la olla y pruébala por si acaso hay que corregir de sal. Si has empleado pimientos choriceros, sácalos y cuando puedas manipularlos sin quemarte sencillamente pasa una cuchase por la parte interior para ir rascando la carne en tanto que la piel no vamos a usarla. Pica la carne con un cuchillo y échala al guiso.

La textura asimismo se puede alterar al gusto puesto que si la quieres más compacta solo debes coger cuatro o bien cinco gajos de patata, chafarlos con un tenedor, entremezclarlos con caldo del guiso y echarlos nuevamente a la olla. En cambio si con lo que sea se te han desecho mucho las patatas y lo quieres más ligero, agrega un tanto de agua o bien caldo y cocina tres o bien cuatro minutos a fuego bajo a fin de que se caliente el guiso nuevamente.

A mi siempre me gusta espesar un poco el caldo

Tiempo: 40 minutos en olla a presión y 1 hora en olla normal

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Como toda buena receta de cuchase, sirve el guiso bien caliente mas tras un reposo de cinco minutos tras haberlo apartado del fuego. Al llevar patata, cuando menos a mi me da la sensación de que como más rico está es recién hecho si bien asimismo puedes guardarlo en la nevera hasta tres-cuatro días. Lo que no te invito a es congelarlo en tanto que la textura de la patata cambia bastante y no para bien.

Sirve en los platos de los comensales una buena ración de patatas con caldo y múltiples pedazos de chorizo. Goza de su sabor casero y tradicional, está de auténtico… ¡vicio!

Patatas a la riojana con chorizo. Receta de guiso tradicional

Más versiones de la receta de patatas a la riojana con chorizo:

Una alteración que suelo hacer mucho en casa es agregarle verduras, sobre todo espinacas o bien acelgas. Lo que hago por poner un ejemplo con las espinacas es limpiarlas bien y cortarlas en pedazos grandes, y cuando el guiso está ya listo agrego las espinacas y dejo que se cocinen apenas cinco minutos más a fuego bajo, al unísono que por servirnos de un ejemplo he echado las patatas chafadas para compactar el caldo.

Si te sientes aventurer@ siempre y en toda circunstancia puedes hacer una fusión riojana-asturiana como suelo hacer en ocasiones y agregar no solo chorizo sino más bien un completo compango asturiano de embutidos con panceta, chorizo y butifarra de allá, que tienen ese toque ahumado que tanto me agrada. Va a ser como hacer una fabada de patatas, ¡muy, muy rica!

Últimos consejos:

A este guiso le sientan sensacional unas horas de reposo con lo que te invito a prepararlo un día temprano y dejarlo en la olla a falta únicamente de calentarlo poco antes de servir.

Prosigue el consejo de desgarrar o bien «chascar» las patatas a fin de que vayan aportando poquito a poco almidón al caldo y de esta forma lograr que se espese, si bien siempre y en todo momento puedes recurrir al truco de chafar varias patatas al final.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares