Patatas con costillas de cerdo. Receta de guisado tradicional

Existen un sinnúmero de recetas tradicionales de cuchase y no extraña por el hecho de que acostumbran a ser platos bastante completos y con ingredientes fáciles y económicos. Además de esto, bien cocinados están muy, muy ricos y resultan de lo más confortantes a lo largo de los meses más fríos en el momento en que nos apetece un buen plato bien caliente.

Este guisado de patatas con costillas de cerdo es una receta tradicional con escasos y fáciles ingredientes y con un resultado exquisito. Las patatas y la carne quedan tiernas y el caldo que las acompaña tiene mucho sabor merced al sofrito que se prepara a base de ajos y cebolla. El aporte del pimentón o bien la carne del pimiento choricero y las yerbas aromatizadas son el toque terminante para atinar con la receta. Además de esto te voy a instruir a prepararlo en olla normal y asimismo en olla exprés, consiguiendo en las dos un resultado increíble mas ahorrando bastante tiempo y energía con la olla veloz.

Si te agrada esta receta seguro que te chiflan otros guisos que hemos preparado con carne como los muslos de pollo a la cerveza con patatas, y en lo que se refiere a estofados personalmente me chifla las carrilleras de cerdo al vino tinto y el estofado de ternera guisada en salsa a la jardinera con patatas.

Y si buscas platos de cuchase, goza preparando las lentejas estofadas más tradicionales con su choricito o bien las lentejas estofadas con verduras, y siguiendo con nuestra sección de recetas con legumbres hallarás platos tan tradicionales como los garbanzos con espinacas, las muy, muy ricas fabes con almejas o bien la conocida fabada asturiana.

En las sopas y caldos más tradicionales destaco la tradicional sopa de ajo o bien sopa castellana y, en la gastronomía portuguesa, el caldo verde portugués.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de guisado de patatas con costillas de cerdo (4 raciones abundantes):

  • 1/2 kg de costillas de cerdo. Solicita en la carnicería que te las corten separadas una a una.
  • dos dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 kg de patatas.
  • 1 cucharadita de postre de carne de pimiento choricero o bien 1 cucharadita de postre de tomate concentrado con 1 cucharadita de postre de pimentón dulce en polvo.
  • Unas ramitas de romero, tomillo o bien las yerbas frescas que prefieras. Si no tienes frescas asimismo puedes usar secas.
  • Agua.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

Preparación, cómo hacer guiso de patatas con costillas de cerdo:

Pela la cebolla y los ajos y pícalo todo muy finito. Para esto, hemos empleado nuestra picadora manual, con la que logramos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin plañir! Asimismo puedes hacerlo con un cuchillo.

Nosotros usamos la picadora Chop Chop

Cebolla de manera perfecta picada en pocos segundos

Pon una olla ( vamos a emplear nuestra olla a presión) a temperatura media con un tanto de aceite.

Echa las costillas, salpiméntalas por encima y ve dorándolas por cada lado, vas a tardar unos diez minutos. Ayúdate para virarlas con unas pinzas de cocina. Cuando estén doradas ve sacándolas y reservándolas en un plato.

Doramos las costillas

Mientras que pela todas y cada una de las patatas y córtalas en gajos desgarrándolas con la ayuda de un cuchillo. La manera más fácil de hacerlo es comenzar a recortar un gajo con el cuchillo y hacer presión para finiquitar de desgarrar la parte final del gajo, de esta forma se favorece el aporte de almidón de la patata al guiso, dándole espesor.

Cuando hayas sacado todas y cada una de las costillas baja el fuego a una temperatura baja, agrega los ajos a la olla y saltéalos a lo largo de apenas 1 minuto.

Antes que comiencen a dorarse incorpora la cebolla y un tanto de sal y saltéalo todo junto cerca de diez minutos o bien hasta el momento en que la cebolla comience a dorarse.

Agrega el tomate concentrado con el pimentón o bien la carne de pimiento choricero, remueve y cocina dos minutos más.

Preparamos el sofrito con los ajos y la cebolla, y cuando esté listo agregamos el tomate y el pimentón

Incorpora las patatas y revuélvelas con el sofrito a lo largo de 1 minuto, y agrega las ramitas de yerbas.

Agregamos las patatas y las mezclamos con el sofrito

Echa agua hasta prácticamente cubrir las patatas, pone encima las costillas, un tanto de pimienta negra recién molida y sal y cuécelo todo junto.

Ya solo falta cocerlo todo junto hasta el momento en que las patatas y la carne estén tiernas

Si usas una olla a presión como la nuestra, ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las dos anillas rojas baja un tanto el fuego (mas suficiente a fin de que sostenga todo el tiempo las 2 anillas perceptibles) y deja que se cocinen solo diez minutos, después sencillamente separa la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.

Si usas una olla normal precisarás cocinarlos unos treinta minutos o bien hasta el momento en que verifiques que está la carne tierna y las patatas bien cocidas.

Sube el fuego a fin de que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo prácticamente al mínimo a fin de que se cocine de forma lenta, siempre y en todo momento tapada la olla y removiendo de cuando en cuando.

Ya está ya lista la receta. Si te agrada con más líquido siempre y en todo momento puedes incorporar un tanto de más agua y cocer cinco minutos más a fuego bajo, y si te agrada más espeso puedes chafar unos pedazos de patata o bien desmenuzarlos con la batidora así como un tanto del líquido de cocción y regresar a agregarlo a la olla. En todo caso no te olvides de probar el guisado por si acaso hay que corregirlo de sal.

Tiempo: 1 hora y 15 minutos en olla a presión y 1 hora y 30 minutos en olla normal

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Como toda buena receta de cuchase, sirve el guiso bien caliente mas tras un reposo de cinco minutos tras haberlo apartado del fuego. Asimismo puedes prepararlo de la noche a la mañana pues se fortalecen todavía más los sabores y sencillamente deberás calentarlo nuevamente inmediatamente antes de servirlo.

Sirve en los platos de los comensales una cantidad equilibrada de patatas, costillas y caldo, no debe haber ni mucho ni poco de ningún elemento, y intenta retirar las ramitas de las yerbas. Deléitate con un sabor tan tradicional y confortante, esta receta es de auténtico… ¡vicio!

Patatas con costillas de cerdo. Receta de guisado tradicional

Más versiones de la receta de guisado de patatas con costillas de cerdo:

Puedes incorporar verduras, por poner un ejemplo pela unas zanahorias, córtalas en pedazos de mordisco y añádelas así como las patatas. Asimismo puedes realizar el sofrito de cebolla con un pimiento verde bien picado. Y en lo que se refiere a las yerbas, si te agrada puedes agregar una hoja de lauro que siempre y en toda circunstancia resulta muy aromatizada.

Asimismo puedes usar costillas de cerdo condimentadas, ya las venden de esta manera y aportan un sabor buenísimo al guiso.

Últimos consejos:

Como le sucede a cualquier guiso y estofado, si lo preparas el día de ya antes apreciarás los sabores más potentes, si bien recién hecho asimismo está riquísimo.

Prosigue el consejo de desgarrar o bien «chascar» las patatas a fin de que vayan aportando poquito a poco almidón al caldo y de esta forma lograr que se vaya compactando un tanto.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

Deja un comentario