Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso

Una de las maneras más vistosas de preparar pechugas de pollo, aparte de estar muy ricas y ser una receta muy simple de preparar y que le aporta jugosidad a esa una parte del pollo que a veces queda demasiado seca. No pienses que me limito pechugas de pollo rellenas de jamón y queso, puesto que además de esto le agrego pasas, tápenas (o bien alcaparras), y preparo una muy rica salsa de miel y mostaza para acompañarlas en el plato al servir.

Vas a ver de qué manera con un toque de microondas y un tanto de sartén las tienes listas enseguida, sin precisar usar el horno a fin de que el acabado sea perfecto. Además de esto, en el momento en que aprendas a rellenarlas, puedes incluirle cualquier cosa: bacon, jamón serrano, mermelada o bien fruta, diferentes quesos… Deja volvar la imaginación y prepara unas pechugas de pollo rellenas de escándalo!

Lista de ingredientes necesarios para preparar pechugas de pollo rellenas de jamón y queso:

  • Estas cantidades son para 1 persona, a fin de que de este modo puedas multiplicar por los comensales que seais y conocer más de forma fácil las cantidades:dos filetes de pechuga de pollo, grandes. Si son pequeños, agrega otros dos.
    dos lonchas de jamón cocido.
  • 1 loncha de queso havarti (o bien cualquier queso que te guste y se funda bien).
  • Tápenas.
  • Pasas.
  • Orégano.
  • Aceite y sal.
  • Papel largo.
  • Para la salsa de miel y mostaza:
  • Mitad de miel y mitad de mostaza, para la cantidad que desees. La mostaza ha de ser tipo vieja, por poner un ejemplo de Dijon, y va a quedar más increíble la que está en grano, como se ve en la fotografía.

Preparación, cómo hacer la receta de pechugas de pollo rellenas de jamón y queso:

Estas cantidades son para 1 persona, a fin de que de esta manera puedas multiplicar por los comensales que seais y conocer más de manera fácil las cantidades:

En una tabla, extiende un pedazo de papel largometraje, suficiente para poder enrrollar más tarde la pechuga de pollo rellena.

Pon la pechuga de pollo encima, échale un poco de sal y orégano (aun pimienta si te apetece).

Ahora, agrega media loncha de queso, en el centro.

Pon encima una loncha de jamón cocido.

Agrega tápenas y pasas al gusto.

Ahora debes enrrollarla. Para esto, une el papel largo por los lados, apretando a fin de que la pechuga recoja todo cuanto hemos añadido en su interior, que no se salga nada. Ahora, coge el largometraje de los extremos y haz rular la pechuga a fin de que se quede hecha un paquete alargado, semejante a una salchicha.

Repite este proceso un par de veces para cada comensal.

Cuando las tengas listas, introdúcelas en el microondas, encima de un plato, a lo largo de cinco minutos. Vas a deber ver que la carne exterior se ha cocido y ya no está rosa sino blanca y cocinada. Si lo haces con muchas pechugas al unísono, precisarás darle más tiempo en el microondas.

Quítales el papel largo (de forma cuidadosa de no quemarte!) y, en una sartén con aceite caliente y un tanto de sal, ve dorándolas, dándoles la vuelta cuando ya estén por una parte.

Prepara la salsa de miel y mostaza, mezclando los dos ingredientes por servirnos de un ejemplo en un vaso. Pruébala y añádele más miel o bien más mostaza en función de tu gusto.

 

Cómo rellenar las pechugas de pollo

 

Cómo hacer la salsa de miel y mostaza, y terminar de dorar las pechugas de pollo

Tiempo: 30 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Corta las pechugas de forma cuidadosa y un buen cuchillo, a fin de que no se desenrrollen. Ponlas en los platos, un pedazo tras otro, y agrega salsa de miel y mostaza por encima. Lo dicho, de escándalo!

Más versiones de la receta de pechugas de pollo rellenas de jamón y queso:

Puedes rellenar las pechugas con cuanto quieras, te quedarán estupendas. Por servirnos de un ejemplo, con espinacas y queso roquefort o bien gorgonzola, o bien con miel y queso de cabra, o bien con cebolla caramelizada… A mi se me acostumbran a suceder alteraciones con elementos dulces y salobres, mas las posibilidades son infinitas, y la manera de proceder es siempre y en toda circunstancia exactamente la misma.

Últimos consejos:

Usa una mostaza de calidad, puesto que la mostaza común no sirve para este género de preparaciones, se cargaría todo el plato, con lo que si no tienes mostaza a la vieja, mejor emplea otra salsa.

Cuando envuelvas las pechugas con el papel largo, cerciórate de que queda bien cerrado, puesto que en caso contrario la pechuga tenderá a abrirse y va a quedar descubierto el relleno, con lo que cuando la pases por la sartén van a tener un tanto de lío.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario