Pierna de cordero al horno con patatas y uvas. Receta de asado

¿A quién no se le hace la boca agua solamente leer el nombre de la receta? La verdad es que del horno salen la mayor parte de mis recetas preferidas, tanto dulces como saladas: masas, tartas, bizcochos, galletas y, naturalmente, los asados.

Esta pierna de cordero al horno con patatas y uvas es un platazo de esos que se recuerdan, ideal para las ocasiones singulares y sobre todo la Navidad, mas que se puede consumir en cualquier instante y toda vez que nos apetezca y dispongamos de unas horas pues está increíble. Se asa a una temperatura baja que facilita que la carne quede con perfección hecha mas jugosa, algo fundamental cuando cocinamos una carne de este modo. Si prosigues nuestro punto por punto y los consejos para atinar con el tiempo de horneado, te va a quedar una pierna de cordero muy, muy rica

Si bien se puede acompañar de muchas formas, a mi el cordero siempre y en todo momento me lleva a las patatas y de ahí que lo he horneado con su guarnición de patatas, cebolla y el toque navideño ideal, unas uvas. La verdad es que charlamos poquísimo de lo muy, muy ricas que están las uvas cocinadas (sin granillo, eso si), quedan blanditas y dulces, con un ligero toque que recuerda a las uvas pasas. En esta receta descubrirás que si se cocina la carne a temperatura más baja de lo frecuente, la guarnición se puede cocinar al unísono sin inconvenientes.

Si te agrada preparar recetas con cordero para ocasiones singulares, puedes optar en lugar de pierna de cordero por estas paletillas de cordero lechazo al horno con patatas, que se cocinan de forma muy afín a la pierna. Asimismo quedan excelentes las chuletas de cordero lechazo glaseadas con miel y vino tinto o bien el tournedó de cordero a la plancha con salsa de arándanos a la pimienta rosa y guarnición de setas y champiñones, que no es más que un filete de pierna de cordero deshuesado y enrollado a fin de que tenga forma de filete.

Si optas por otras carnes mas asimismo para ocasiones singulares, anímate a preparar recetas con cerdo como estas espectaculares carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas mantecoso, un codillo de cerdo asado al horno con patatas y súper jugoso, un espinazo de cerdo relleno al horno con patatas, cebollitas, setas y espárragos, un filete de cerdo relleno al horno con manzana y salsa de cebolla al Oporto o bien el tradicional filete Wellington al horno, cubierto de hojaldre. Si prefieres la ternera no pierdas de vista esta receta de rabo de toro a la cordobesa, el entrecot de ternera con verduras cocinado a baja temperatura o bien sous vide con roner o bien el redondo de ternera en salsa al Oporto.

Pasando a las aves, no dejes de preparar la increíble pularda rellena al horno con guarnición de patatas marinadas y zanahorias baby o bien el pollo al horno asado entero, jugosísimo y con piel crepitante. Y si te chifla el pato como a mi, es ideal esta receta de confit de pato con salsa Pedro Ximénez y puré de patatas y manzanas o bien el magret de pato con salsa de frambuesas, espárragos y setas.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de pierna de cordero al horno con patatas y uvas (4 personas):

  • 1 pierna de cordero. Asimismo puedes usar 2 paletillas que acostumbran a ser más pequeñas, en un caso así precisarán menos tiempo de horno.
  • 1 cebolla.
  • cuatro patatas o bien las que precises para cubrir tu bandeja de horno.
  • Uvas, mejor sin pepitas, y cantidad la que prefieras.
  • Unas ramitas de romero o bien tomillo fresco.
  • doscientos ml de agua.
  • doscientos ml de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Preparación, cómo hacer pierna de cordero al horno con patatas y uvas:

Emplea una bandeja de horno extensa y vierte un chorrito de aceite de oliva, pimienta negra recién molida y sal al gusto.

Pela la cebolla, córtala en rodajas y cada rodaja por la mitad, y repártela por la bandeja.

Pela las patatas y córtalas con un grosor afín al que puedes ver en la fotografía, y repártelas por la bandeja.Es esencial que las prepares con este grosor por el hecho de que tengo comprobado que de esta forma se cocinan al unísono que el cordero y acostumbran a tardar lo mismo, mas si son más finas o bien más gruesas pueden no quedarte bien. Lo idóneo es que la bandeja quede bastante cubierta mas no apretadas por el hecho de que después la pierna de cordero las va a ir moviendo y de este modo tienen más espacio. Échales un tanto de aceite, sal y pimienta.

Vamos poniendo la guarnición en la bandeja de horno

Precalienta el horno a doscientos diez grados con la resistencia de arriba y de abajo únicamente.

Prepara la pierna de cordero, para esto hazle unos cortes paralelos como en la fotografía o bien solicita en carnicería que te los hagan, sin llegar al hueso.

Salpimenta la pierna de cordero por los dos lados.

Introduce en todos y cada corte una ramita de tomillo o bien romero.

Ya tenemos la pierna de cordero adobada

Pone la pierna de cordero en la bandeja en el horno y échale un tanto de aceite por encima. Mejor si la pones de manera que la piel esté perceptible, en la una parte de arriba.

Echa el agua y el vino blanco entre las patatas, procurando no barrer la sal y la pimienta que tienen encima.

Ya lo tenemos todo listo para enhornar la pierna de cordero

Introduce la bandeja en el horno a altura media y deja que se cocine diez minutos.

Saca la bandeja (o bien si te apañas para hacerlo sin sacarla, mejor mas cuidado que no te quemes) y dale la vuelta a la pierna de cordero, suelo usar unas pinzas de cocina y en todo instante con los guantes de horno para eludir quemarme. Enhorna diez minutos más.

Baja la temperatura del horno a ciento sesenta grados y cocina la pierna de cordero en torno a dos horas, si bien eso depende de su tamaño y grosor. Vas a ir viendo si la carne ya tiene un aspecto con perfección hecho, que no haya zonas rosadas, mas que tampoco se queme.

Cada veinte minutos ve dándole la vuelta, de este modo vas a ir verificando de qué manera va. Asimismo recoge con una cuchase un tanto de los jugos y échaselos por encima. Si en algún instante ves que no queda nada de líquido en la bandeja, echa un tanto más de agua en tanto que no se debe quedar seca para facilitar el asado tanto del cordero como de la guarnición.

Lava las uvas que vayas a usar.

Cuando lleve más o menos una hora y cuarto de horneado y debas darle la vuelta, al unísono incorpora las uvas, sencillamente dejándolas caer sobre las patatas. La idea es que las uvas se cocinen entre treinta y cuarenta y cinco minutos.

A nosotros nos agrada la carne de cordero bien hecha y dorada y la hemos horneado dos horas y quince minutos en conjunto. Si tienes dudas con el punto de la carne siempre y en toda circunstancia puedes cortarla un tanto para revisar si está a tu gusto.

Cuando veas que la carne ya está ya lista, pone el lado de la piel cara arriba y enhorna entre cinco y diez minutos a doscientos veinte grados a fin de que se dore. El tiempo lo decides tu, conforme si te agrada un punto aproximadamente dorado.

Tiempo: 3 horas

Nivel de dificultad: media

Sirve, admira y degusta:

Del horno a la mesa, es de esta forma como debe servirse esta pierna de cordero que queda increíble. Si te sobra carne siempre y en toda circunstancia puedes dejarla en la nevera hasta tres días o congelarla e inclusive desmenuzarla para preparar con ella alguna receta de aprovechamiento. Las patatas no quedan bien si se congelan mas tampoco croe que te sobren muchas, lo que sí que puedes hacer es preservarlas asimismo así como el resto de la guarnición y la salsa tres-cuatro días en la nevera sin inconvenientes.

La pierna de cordero queda doradita por encima y con una carne jugosa en su interior, y la guarnición es un espectáculo con esas patatas tiernas por la parte interior y un tanto doradas y la cebolla y las uvas blanditas y llenas de sabor. Eso si, sin olvidar recoger todos y cada uno de los jugos y servirlos en una salsera al centro de la mesa para quien desee echarlos sobre la carne. Indudablemente es un platazo ideal para ocasiones singulares como la Navidad, está de auténtico… ¡vicio!

Pierna de cordero al horno con patatas y uvas. Receta de asado

Más versiones de la receta de pierna de cordero al horno con patatas y uvas:

Puedes aromatizar la carne como más te guste, usando otras yerbas como el orégano o bien aun condimentas como el pimentón o bien el comino.

Puedes preparar esta guarnición mas asimismo mudarla un tanto, usando cebollitas francesas o bien chalotas enteras en lugar de la cebolla partida, o bien aun enhornando la pierna de cordero sola en el horno y preparando aparte un puré de patatas o bien unas verduras a la plancha, por servirnos de un ejemplo.

Últimos consejos:

Observa bien tu asado y prosigue las claves: que haya siempre y en todo momento líquido en la bandeja, ir dándole la vuelta a fin de que se cocine de forma homogénea por los dos lados y echándole ciertos jugos por encima y sobre todo cara el final estar pendiente del punto de la carne, cortarla un tanto si es preciso para saber si ya está a nuestro gusto. Si prosigues estos consejos, tienes el éxito asegurado

La elección de la carne es esencial para preparar esta receta. Intenta que sea de la mejor calidad posible para asegurar que llegue a la mesa jugosa y tierna, que se deshaga en la boca. De este modo conseguirás un resultado de… ¡vicio!

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares