Pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati

Las recetas salobres con toques dulces, agridulces o bien cítricos son unas de nuestras preferidas. Ese contraste dulce-salobre crea sensaciones diferentes y también intensas en el paladar, y toda vez que se equilibren bien todos y cada uno de los sabores, el resultado es exquisito.

Entre las recetas con este género de contrastes, resaltan ciertas asiáticas como el pollo agridulce al estilo chino y su equivalente con cerdo, el tradicional cerdo agridulce al estilo chino. Otra de estas recetas es el pollo con piña al estilo chino, que va acompañado de verduras salteadas y queda increíble, o bien el muy famoso pollo al limón, muy simple de preparar y con ese ligero puntito dulzón y cítrico.

Esta receta de pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati es una de esas recetas que no puedes dejar pasar. Se nos hace la boca agua tan solo de meditar en sus ingredientes, todos naturales y frescos, puesto que aun la salsa a la naranja se prepara de forma casera. Se semeja mucho a la salsa agridulce china, mas con más presencia de cítricos.

La guarnición ideal para esta clase de platos es el arroz, bien en forma de fideos de arroz, o bien arroz basmati cocido, el que se sostiene muy suelto y es muy aromatizado, le queda de… ¡vicio! Deléitate con esta deliciosa receta asiática llena de contrastes.

Lista de ingredientes necesarios para preparar pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati (4 personas):

Las recetas salobres con toques dulces, agridulces o bien cítricos son unas de nuestras preferidas. Ese contraste dulce-salobre crea sensaciones diferentes y también intensas en el paladar, y toda vez que se equilibren bien todos y cada uno de los sabores, el resultado es exquisito.

cuatrocientos gr de pechuga de pollo entera (unas tres-cuatro pechugas).
1 huevo.
doscientos gr de harina de trigo.
dos puerros.
Semillas de sésamo.
1 vaso (tamaño del vino) de arroz por persona (unos setenta gr).
Pimienta negra recién molida, aceite de semillas o bien de girasol y sal.
Para la salsa a la naranja:
doscientos ml de agua.
cien ml de jugo de naranja (el equivalente a 1/2 vaso de jugo).
1 cucharada sopera de jugo de limón.
tres cucharadas de salsa de soja.
sesenta gr de azúcar moreno.
Ralladura de 1/2 naranja.
1 cucharadita de jengibre en polvo o bien fresco.
1 cucharadita de harina de maíz (unos treinta gr).
diez gotas de tabasco (opcional).

Preparación, cómo hacer la receta de pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati:

Prepara el arroz lo primero y déjalo listo. En una olla, echa rebosante agua (que cubra las 3/4 partes) y una cucharadita de postre de sal, y lleva a ebullición. Cuando esté hirviendo el agua, agrega el arroz, y cuando vuelva a hervir, déjalo cocer unos diez-doce minutos (lo que ponga el bulto de arroz) y tapado. Remueve dos veces a lo largo de la cocción. Cuando el arroz esté cocido, escúrrelo y resérvalo.

Corta la parte verde del puerro y las raíces, quita la primera capa y lávalo a fin de que quede limpio. Córtalo en rodajas finitas.
En una sartén antiadherente con un tanto de aceite y sal a fuego medio, saltea el puerro a lo largo de unos cinco minutos, hasta el momento en que comience a dorarse. Reserva.

Corta las pechugas de pollo en trozos de mordisco, y salpiméntalos.

En un bol o bien plato hondo pon el huevo y bátelo, y en otro bol la harina.

Reboza los mordiscos de pollo del siguiente modo: primero pásalos por harina, después por el huevo y por último por harina.

En una sartén echa aceite (suficiente a fin de que cubra el fondo), ponla a fuego medio-fuerte y ve dorando el pollo. Lo común es que debas preparar múltiples tandas. Primero deja que se dore dos minutos por una parte, y después dale la vuelta a fin de que se haga por el otro. Reserva en un plato con papel de cocina a fin de que suelte el aceite.

Preparando el puerro y el pollo mientras que se cuece el arroz

Ahora prepararemos la salsa. En un cazo alto incorpora el agua, el jugo de naranja, el jugo de limón, la salsa de soja, el azúcar moreno, la ralladura de naranja, el jengibre (si es fresco, pélalo y rállalo) y el tabasco (opcional).

Pon el cazo en el fuego hasta el momento en que llegue a ebullición. Cuando la salsa esté hirviendo, mezcla la harina de maíz con un tanto de agua a fin de que se disuelva, y también incorpórala al cazo. Baja el fuego y déjalo suave mientras que cocinas la salsa cinco minutos más a fin de que se espese y se integren bien los sabores, removiendo en ocasiones a fin de que no se pegue.

Prueba la salsa y rectifícala de sabor  o bien de textura. Si se ha compactado demasiado, agrega un tanto de agua, y si está muy líquida, déjala unos minutos más en el fuego. Has de saber que cuando se enfríe se compactará un tanto más, con lo que el punto ideal es retirarla del fuego cuando esté un tanto más líquida de lo que por último la queremos.

Agrega así como la salsa el puerro y el pollo, y revuelve bien a fin de que se empape con el sabor de la salsa.

Preparando pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati

En una sartén a fuego fuerte, torra dos cucharadas de semillas de sésamo hasta el momento en que se doren (cuidado que se no se quemen!).

Sésamo tostado: el antes y el después.

Tiempo: 40 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Sirve esta receta bien caliente. Puedes dejar listo el pollo con la salsa y calentarlo en el último minuto, y el arroz asimismo puedes volverlo a calentar a lo largo de 1 minuto en el microondas, si bien lo idóneo es servirlo todo recién hecho.

La salsa va a estar levemente compacta y el pollo jugosísimo. La combinación con el arroz basmati está de… ¡vicio! Sirve arroz en los platos de los comensales, y riega encima con el pollo, el puerro y la salsa. Espolvorea semillas de sésamo por encima, saca tus palillos y ¡que aproveche!

Pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati

Más versiones de la receta de pollo a la naranja al estilo chino con arroz basmati:

Puedes hacer un plato más completo agregando otras verduras, como calabacín, zanahoria, col, o bien aun bambú o bien brotes de soja.

Para darle un punto picante a esta salsa, puedes incorporar unas gotas de tabasco, o unas guindillas picadas. Inclúyelas con el resto de ingredientes, van a ir aportando sabor y el resultado va a ser de auténtico… ¡vicio!

Últimos consejos:

Prueba la salsa ya antes de retirar la sartén del fuego, y rectifícala a tu gusto: para acentuar el sabor salobre puedes agregar salsa de soja, y para hacerla más dulce, un tanto más de azúcar. Asimismo puedes alterar su textura, jugando con agua y harina de maíz: si se compacta demasiado, agrega un tanto de agua, y si está demasiado líquida, diluye un tanto de harina de maíz en un tanto de agua y añádela.

Para un perfecto rebozado, lo idóneo es que emplees un aceite de semillas o bien girasol, y que esté muy caliente en el instante en el que introduces los mordiscos de pollo para dorarlos. Un truco para consumir menos aceite es emplear recipientes estrechos, en los que el aceite de forma rápida coge profundidad, y de este modo vas a poder sumergir los mordiscos prácticamente por completo. El proceso es un tanto más lento, mas si la receta es para no más de cuatro personas, merece la pena.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario