Pollo en salsa tradicional con patatas salteadas. Receta de pollo guisado

El pollo es una carne que me chifla y de ahí que tengo muchas recetas preparadas con él, de muchas formas diferentes y siempre y en toda circunstancia procurando sacarle todo el partido. Al horno, salteado, a la plancha o bien guisado como en esta receta, siempre y en toda circunstancia queda muy, muy rico, es simple de manipular y cocinar y se presta tanto a preparaciones tradicionales como a otras más renovadoras y originales.

Este pollo en salsa tradicional es una de esas recetas que no puede faltar en tu recetario del cada día. Se trata de una receta fácil y sabrosa, llena de verduras y un pollo que queda jugoso y tierno. Lo mejor es que se puede preparar tanto en olla normal como en olla a presión y más abajo vas a ver de qué manera hacerlo en todos y cada una, si bien ya te adelanto que los minutos de cocción en olla a presión son… ¡únicamente cinco!

Asimismo descubrirás de qué manera me agrada a mi aromatizar esta receta tan tradicional de una manera diferente y con respecto a la guarnición, te enseño a preparar unas patatas salteadas de lo más saludables con una cantidad de aceite mínima y que quedan tiernas por la parte interior y crepitantes por fuera.

Si te ha agradado esta receta, te van a encantar el pollo en salsa al ajillo y el pollo al ajillo tradicional, de sabor similar a esta receta mas sin salsa y con un resultado final más doradito del pollo. Asimismo te agradarán el tradicional pollo en pepitoria , el pollo al chilindrón, receta de guiso tradicional muy, muy rico, el caldo de pollo casero con garbanzos y el exquisito escabeche de pollo.

Otras recetas con pollo que te van a encantar son las croquetas de pollo caseras, súper jugosas y sabrosas, el arroz con pollo o bien paella de pollo, la fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera y lógicamente los asados y recetas al horno, resaltando el tradicional asado de pollo con patatas, el pollo al horno asado entero, jugosísimo y restallante, su versión con relleno, este muy, muy rico pollo relleno al horno con guarnición de zanahorias asadas, uvas y boniato o bien las alas de pollo al horno con miel y salsa de soja.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de pollo en salsa tradicional (4 personas):

  • 1 kg de pollo cortado en pedazos, y si deseas un plus de sabor lo mejor es que sea campestre. Solicita en la carnicería que te lo corten.
  • dos dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 puerro.
  • tres-cuatro zanahorias.
  • Agua, la cantidad que precises para prácticamente cubrir los ingredientes en la olla. Yo he necesitado cuatrocientos ml.
  • ciento cincuenta ml de vino blanco.
  • Aromatiza con una ramita de romero o bien de tomillo (si no tienes frescas puedes usarlas secas) o bien de alguna condimenta que te guste. Yo he añadido dos cucharadas soperas de salsa de soja que le da un sabor fabuloso si bien se salga de lo tradicional.
  • 1 cucharada sopera de harina fina de maíz o bien maicena.
  • seis patatas de tamaño mediano.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

Preparación, cómo hacer la receta de pollo en salsa tradicional:

El pollo se puede cocinar con o bien sin piel. A mi me agrada más con piel por el hecho de que de esta forma esa grasa la utilizo para cocinar los ingredientes y le da buen sabor a la receta mas si prefieres que sea más ligera, quítale la piel.

Salpimenta el pollo por sus caras.

Pon una olla ( voy a usar mi olla a presión mas asimismo se puede emplear una olla normal) a fuego medio con un tanto de aceite, poquísimo especialmente si el pollo lo vas a cocinar con su piel.

Cuando esté caliente pon los pedazos de pollo (si lleva piel, primero con la piel cara abajo), hazlos en una o bien aun 2 tandas de manera que todos y cada uno de los pedazos toquen la base de la olla y se puedan dorar bien. Conforme se vayan dorando dales la vuelta a fin de que queden dorados por doquier. Te invito a usar unas pinzas de cocina a fin de que te resulte sencillísimo ir moviendo los pedazos de pollo.

Hay que dorar bien el pollo por sus caras

Los pedazos que estén listos ve retirándolos a un plato aparte.

Mientras prepara las verduras. Pela los dientes de ajo y pícalos finitos.

Pela la cebolla y pícala muy finita.

Córtale al puerro las raíces y asimismo la parte más verde, aparte de la capa más externa. Córtalo por la mitad longitudinalmente y después en medias rodajas. Te invito a no tirar la parte verde de los puerros en tanto que si bien no se emplea en esta receta, te va a venir excelente para emplearla en el momento de preparar un caldo de verduras o bien aun un caldo de pollo, siempre y en todo momento bien limpia (en ocasiones tiene tierra entre las primeras capas).

Pela las zanahorias y córtalas en rodajas mas no finísimas para eludir que se deshagan a lo largo de la cocción.

Cuando hayas sacado todo el pollo de la olla agrega las verduras: los ajos, la cebolla, el puerro y las zanahorias, así como un tanto de sal y las condimentas y yerbas que prefieras (si vas a echarle salsa de soja, más abajo te señalaré cuando). Cocínalo todo al lado de fuego medio-bajo a lo largo de unos diez minutos, hasta el momento en que la cebolla y el puerro estén tiernos y que apenas lleguen a dorarse.

Cocinamos las verduras hasta el momento en que estén tiernas

Sube el fuego a temperatura alta y también incorpora el vino blanco. Espera dos minutos hasta el momento en que se evapore el alcohol. Aprovecha para rascar el fondo de la olla por si acaso todavía quedase algún resto pegado de pollo, si bien generalmente al cocinar las verduras se acostumbran a desprender.

Incorpora el pollo y vierte agua hasta prácticamente cubrirlo (no lo excedas). Agrega asimismo la salsa de soja ahora si te agrada.

Agregamos las verduras y el agua para comenzar a cocerlo

Ahora toca la cocción de la receta. Tienes 2 opciones, la lenta y la veloz (y que conste las dos quedan del mismo modo exquisitas, no hay diferencia en lo que se refiere a sabor y resultado final):

Si usas una olla normal, reduce el fuego al mínimo y deja que se cocine entre cuarenta y sesenta minutos, a fin de que el pollo quede de forma perfecta cocinado.

Si usas una olla a presión como , una vez cerrada y con la válvula levantada o bien señalando los 2 anillos de presión, dale entre cinco y siete minutos (va a depender de la marca de la olla, la nuestra con cinco tiene suficiente), y ve reduciendo el fuego conforme veas que la presión se sostiene. Separa del fuego y activa el mecanismo a fin de que salga el vapor y acabe la cocción si tienes prisa, si bien lo más fácil es sencillamente separarla del fuego y que vaya perdiendo la presión sola.

Mientras que cueces el pollo, pela las patatas y también introdúcelas en un estuche para microondas y deja que se cocinen en su vapor unos siete o bien ocho minutos, hasta el momento en que las pinches y aprecies que ya no están restallantes mas tampoco muy cocidas.v

Este es el estuche en que las suelo cocer, si bien esta vez he preferido pelarlas primero

En una sartén con un poco de aceite saltea las patatas así como un tanto de sal y si deseas pimienta negra recién molida hasta el momento en que estén doradas y a tu gusto, te invito a ir probándolas para revisar de qué manera están. De este modo quedan saludables y nada aceitosas, tiernas en su interior y doradas por fuera, ¡muy, muy ricas! Puedes ver de qué forma quedan en la fotografía de más abajo.
Cuando el pollo esté listo lo puedes servir tal como o compactar un tanto la salsa, que es lo que suelo hacer. Para esto, pon la olla en el fuego a temperatura alta, que hierva bien, y mientras que disuelve con una cuchara la mitad de la maicena en una cucharada sopera de agua. Cuando esté bien disuelta y el pollo hirviendo, échala en la olla, remueve un tanto y deja que se cocine dos minutos. Si deseas compactarla más puedes hacer lo mismo con la otra mitad de la maicena e inclusive incorporar más a tu gusto, si bien ten cuidado pues si te pasas se puede compactar bastante y asimismo has de saber que una vez fuera del fuego aún se prosigue compactando un tanto más, conforme se enfría.

Ya tenemos listo el pollo en salsa y asimismo las patatas

Prueba la salsa para revisar si debes corregirla de sal.

Así queda el pollo en salsa tradicional

 

Tiempo: entre 1 hora y 1 hora y media, según si se prepara en olla normal o en olla a presión

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Este plato está muy, muy rico recién hecho y como es lógico caliente mas asimismo descansado del día precedente. Además de esto si te sobra siempre y en todo momento puedes sostenerlo en la nevera dos-tres días e inclusive congelarlo en porciones.

Repártelo en los platos de los comensales, agregando rebosante salsa y rodajas de zanahoria. Las patatas hay quien las prefiere ir pinchando aparte a fin de que se sostengan crepitantes si bien personalmente me chifla echarlas al mismo plato del pollo en salsa y que parte de ellas se vayan mojando, el sabor es de auténtico… ¡vicio!

Pollo en salsa tradicional con patatas salteadas. Receta de pollo guisado

Más versiones de la receta tradicional de pollo en salsa tradicional:

Si deseas que la receta sea más gustosa todavía puedes emplear pollo de corral, y a fin de que sea más cómodo comerlo y de esta manera eludir los huesos pequeños que acostumbra a haber en la salsa, emplea únicamente ciertas unas partes del pollo como los muslos o bien las pechugas.

Esta receta tan tradicional se presta asimismo a matices diferentes y exóticos, ya no solo con salsa de soja sino el curry le va sensacional, asimismo la combinación de comino y pimentón y si te agrada un toque picante puedes incorporar guindillas al lado de las verduras.

Últimos consejos:

Lo idóneo es que el pollo te lo corten en la carnicería con un buen cuchillo y con cortes limpios y veloces para eludir que queden huesos sueltos que entonces son tan desapacibles de localizar, sobre todo para recetas como esta con salsa. Si te lo arreglan bien, te va a quedar perfecto y no vas a tener este inconveniente.

MÁS RECETAS DE CARNES DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares