Potaje de garbanzos con espinacas y chorizo. Receta deliciosa paso a paso

Existen un sinnúmero de recetas tradicionales con legumbres y no extraña pues son platos bastante completos y con ingredientes fáciles y económicos. Además de esto, bien cocinadas están muy ricas y resultan de lo más confortantes a lo largo de los meses más fríos en el momento en que nos apetece un buen plato de cuchase bien caliente.

Este potaje de garbanzos con espinacas y chorizo es uno de mis platos preferidos de cuchase. Me chifla que el caldo quede cremosito (os enseño en la preparación a hacerlo), y el sabor de las espinacas y los embutidos le da un toque fabuloso. Lo mejor es que es una receta muy simple de hacer y además de esto se puede preparar un sinnúmero y congelarla en porciones y de esta forma tener el alimento lista cuando no tenemos tiempo de cocinar. Además de esto te voy a educar a prepararlo en olla normal y asimismo en olla exprés, consiguiendo en las dos un resultado increíble mas ahorrando un buen tiempo y energía con la olla veloz.

Hay que ver con el follón que damos cuando somos peques con determinadas comidas, y lo que cambia después la cosa. A mi no me agradaba nada comer lentejas y no obstante ahora me chiflan y disfruto de ellas de muchas formas, por poner un ejemplo preparando las lentejas estofadas más tradicionales con su choricito o bien las lentejas estofadas con verduras, mas asimismo está muy, muy rica esta ensalada de lentejas con salmón y aguacate, ideal para continuar tomando legumbres en los meses más calurosos.

De ahí que me agrada resaltar, en nuestra sección de recetas con legumbres, platos tan tradicionales como los garbanzos con espinacas, las muy, muy ricas fabes con almejas o bien la conocida fabada asturiana. Mas asimismo podemos comer legumbres en forma de hummus de garbanzos o bien la versión de hummus de garbanzos y remolacha. Los garbanzos asimismo son los protagonistas del exótico falafel al horno con salsa de yogur y de esta muy buena ensalada de garbanzos y atún con salsa vinagreta de mostaza y pimiento.

Lista de ingredientes necesarios para la receta de potaje de garbanzos con espinacas y chorizo (4 raciones abundantes):

  • trescientos gr de garbanzos secos.
  • dos cebollas.
  • dos dientes de ajo.
  • 1 tomate rallado o bien cien gr de tomate natural tamizado (lo venden ya de este modo, sin piel ni pepitas).
  • 1 hoja de lauro.
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de postre de comino.
  • dos clavos de fragancia.
  • Embutidos al gusto: he empleado el tradicional compango asturiano pues me chifla, mas puedes incorporar chorizos, butifarras o bien tocino del tipo que prefieras, y cantidad al gusto. Por las cantidades de las fotografías no te atemorices, ese día éramos seis en casa y empleé más cantidad que si fuera para cuatro personas.
  • trescientos gr de espinacas frescas. Asimismo puedes usar congeladas.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

Preparación, cómo hacer potaje de garbanzos con espinacas y chorizo:

Pon a remojo los garbanzos en un bol con agua (han de estar completamente cubiertos) a lo largo de una noche entera (cuando menos diez-doce horas).

Pela la cebolla y los ajos y pícalo todo muy finito. Para esto, hemos usado nuestra picadora manual, con la que logramos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin plañir! Asimismo puedes hacerlo con un cuchillo.

 

Nosotros usamos la picadora Chop Chop

 

Cebolla a la perfección picada en pocos segundos

En una olla ( vamos a usar nuestra olla a presión) agrega aceite hasta cubrir levemente el fondo y ponlo a temperatura media-suave.

Agrega los ajos a la olla y saltéalos a lo largo de apenas dos-tres minutos.

Antes que comiencen a dorarse incorpora la cebolla y un tanto de sal y saltéala todo junto cerca de diez minutos o bien hasta el momento en que la cebolla comience a dorarse.

Agrega el tomate, la hoja de lauro, el pimentón, el comino y los clavos de fragancia, remueve y cocina dos minutos más.

 

Preparamos el sofrito para el potaje

Escurre los garbanzos y añádelos a la olla así como los embutidos que hayas escogido.

 

Agregamos los garbanzos y los embutidos a la olla

Cubre con agua caliente ( suelo calentar entre litro y litro y medio en un cazo o bien con un hervidor), suficiente a fin de que quede todo cubierto y además de esto dos-tres cm extra por encima. Agrega un tanto de sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Si empleas una olla a presión como la nuestra, ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las dos anillas rojas baja un tanto el fuego (mas suficiente a fin de que sostenga todo el tiempo las 2 anillas perceptibles) y deja que se cocinen solo quince minutos, después sencillamente separa la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.

Si usas una olla normal precisarás cocinarlos entre 1 hora y 1 hora y media, hasta el momento en que verifiques que están tiernos. Sube el fuego a fin de que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo prácticamente al mínimo a fin de que se cocinen poco a poco, siempre y en todo momento tapados y removiendo de cuando en cuando.

Tanto con un procedimiento como con otro, al final puedes incorporar más agua si los quieres más líquidos (y proseguir cocinando cinco minutos más), y tras la rectificación de líquido pruébalos por si acaso precisan más sal. Y si deseas que el caldo esté más espeso, retira tres o bien cuatro cucharadas soperas de garbanzos con un tanto de caldo y tritúralos con la batidora de mano hasta el momento en que queden hechos una crema y devuélvelos a la olla.

Mientras que cocinas los garbanzos prepararemos las espinacas. Si son frescas vas a deber lavarlas realmente bien en un bol con agua fría para quitar cualquier resto de tierra.

Pon rebosante agua en una pequeña olla a fuego medio-alto con un tanto de sal, y cuando comience a hervir ve cociendo las espinacas en tandas, apenas 1 o bien dos minutos y retíralas con una espumadera a un plato. Con este procedimiento lo que hacemos es blanquearlas, logrando quitarles una gran parte de su amargor propio.

 

Blanqueamos las espinacas ya antes de incorporarlas al potaje

Consejo de aprovechamiento: el agua de cocer las espinacas queda sabrosísima y, si bien solo has cocido espinacas en ella, puede servirte como caldo para una crema de verduras o bien un arroz puesto que es mucho mejor que agregar únicamente agua, conque no lo tires

Corta las espinacas en tiras no finísimas y añádelas a la olla, si has usado olla a presión vas a deber hacerlo cuando ya no tenga presión y hayas podido abrirla, y en olla tradicional cuando los garbanzos estén prácticamente listos.

Retira los embutidos a un plato y ve cortándolos en pedazos para los comensales. Mientras que cuece diez minutos más la olla con las espinacas a fin de que se integren bien.

Ya tenemos listo el potaje de garbanzos con espinacas y chorizo

Tiempo: 2 horas (son en torno a 1 hora y media de cocción a fuego lento) en olla normal, o 1 hora utilizando olla a presión, y además remojo de los garbanzos la noche anterior

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Como toda buena receta de cuchase, sírvela bien caliente, si bien eso no quita que la puedas preparar de la noche a la mañana por el hecho de que se fortalecen todavía más los sabores y sencillamente deberás calentarla nuevamente inmediatamente antes de servirla.

Corta los embutidos en pedazos o bien rodajas para repartirlos entre los comensales, llena los platos con el potaje de garbanzos y espinacas y pone los embutidos por encima. Si te agrada acompañar con pan sirve unas buenas rodajas al centro de la mesa, y a gozar de este potaje de auténtico… ¡vicio!

 

Potaje de garbanzos con espinacas y chorizo. Receta deliciosa paso a paso

Más versiones de la receta de potaje de garbanzos con espinacas y chorizo:

El potaje de garbanzos acepta muchas alteraciones, en tanto que se puede prescindir de los embutidos, se pueden reemplazar las espinacas por acelgas o bien los embutidos por bacalao (eso si, ten presente que el bacalao aporta bastante sal).

Últimos consejos:

Como los garbanzos congelan excelente, te animo a que prepares el doble de cantidad si tu olla te lo deja y después puedes congelar el potaje de garbanzos en porciones que te van a venir excelente para los días que no tengas tiempo de cocinar mas te apetezca un plato de cuchase muy rico y confortante. Asimismo te invito a cocinarlo de la noche a la mañana por el hecho de que los  sabores van a ser todavía más potentes.

Si te resulta interesante preparar un potaje de garbanzos lo más saludable posible e inclusive vegetariano y vegano, no agregues los embutidos. Es verdad que le aportan mucho sabor mas un potaje de garbanzos con espinacas es por sí sabrosísimo. En un caso así sí que te invito a que compactes un tanto el caldo desmenuzando unos garbanzos por el hecho de que le dará una cremosidad muy deseable.

MÁS RECETAS DE VERDURAS DELICIOSAS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares