Salsa brava casera para las patatas bravas, receta fácil

Salsa brava casera para las patatas bravas, receta fácil

Preparar las salsas de forma casera es un enorme placer al que raras veces cedemos, bien por carencia de tiempo, mas asimismo por quitarle relevancia y tener la (mala) costumbre de adquirir las salsas ya preparadas. Acá tienes una buena receta para revisar lo fácil y satisfactorio que es preparar tus salsas.

Esta salsa brava casera lo tiene todo: muy sabrosa, puedes ajustar el nivel de picante que más te guste, rapidísima de hacer, puedes guardar lo que te sobre en la nevera… ¿qué más se le puede solicitar? Además de esto abajo completamente puedes ver de qué forma preparamos la receta en vídeo, a fin de que no pierdas detalle, y acá tienes la receta de nuestras patatas bravas con esta salsa, en la que te vamos a enseñar de qué manera freírlas a fin de que te queden perfectas, tiernas por la parte interior y crepitantes por fuera sin exceso de aceite.

Se trata de nuestra receta, que es la que más nos agrada a nosotros, y a base de prueba y fallo la hemos ido consiguiendo. Se habla por ahí de «la salsa brava original» o bien «la salsa brava auténtica», mas la verdad es que hay prácticamente tantas versiones de la salsa brava como bares en este país, y cada uno de ellos tenemos nuestros preferidos. Nuestra versión es gustosísima y puedes modular la cantidad de picante con el género de pimentón que emplees.

Si ya te has persuadido de realizar salsas de forma casera, prueba nuestra salsa alioli casera, o bien su equivalente reemplazando el huevo por leche, la conocida lactonesa con ajo. Y si lo que deseas es acompañar patatas, no te olvides de la salsa rosa casera, indudablemente la salsa más simple de preparar de todas y cada una, o bien la original salsa deluxe, con un sabor muy especial y muy, muy rica.

Tratándose de ocasiones singulares como la Navidad, prepara esta salsa de champiñones sin nata, o bien la potentemente sabrosa salsa roquefort, ideal para los que gozamos de los quesos potentes. Ligera y fresca, para ensaladas va excelente la salsa de mostaza y miel con base de yogur. Todas y cada una están de… ¡vicio!

Lista de ingredientes necesarios para hacer salsa brava casera para las patatas bravas, receta fácil (unos 300 gr de salsa):

  • dos cucharadas de postre de pimentón (puedes poner las 2 picantes, las 2 dulces o una de cada, a tu gusto).
  • 1 cebolla mediana.
  • doscientos cincuenta gr de agua.
  • veinte gr de harina.
  • dos cucharadas de aceite de oliva.
  • 1/2 pastilla de caldo de carne concentrado.
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.

Preparación, cómo hacer la receta de salsa brava casera para las patatas bravas:

Pela la cebolla y el ajo y pícalos muy finitos.

En una sartén o bien cazo a fuego medio vierte el aceite, y cuando esté caliente agrega la cebolla, el ajo y un pellizco de sal. Remueve en ocasiones y deja que se vaya cocinando hasta quedar y también levemente transparente sin llegar a dorarse, va a tardar entre cinco y diez minutos.

Ahora agrega las cucharadas de pimentón y revuelve bien con unas varillas o bien una cuchase.

Incorpora la harina, vuelve a remover, y añade el agua poquito a poco sin dejar de remover a fin de que no se formen grumos.

Desmenuza sobre el cazo con tus dedos el caldo de carne concentrado, remueve y deja que se cocine todo junto a lo largo de dos-tres minutos a fin de que se espese.

No aguardes a que espese demasiado pues conforme se enfría se marcha quedando un tanto más compacta de como la habías dejado.

De qué manera realizar salsa brava casera y simple

¡Truco! Si te ha quedado espesísima siempre y en toda circunstancia puedes agregar un tanto más de agua, y si por contra te queda muy líquida, déjala un rato más al fuego removiendo de cuando en cuando o mezcla un tanto de harina con un tanto de agua en un vaso y añádelo.

Ya está ya lista. Ahora puedes (opcionalmente) desmenuzarla con una batidora, el resultado es más homogéneo y los ingredientes se integran mejor, conque te lo aconsejo

Salsa brava casera, receta fácil y muy sabrosa

Tiempo: 20 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Debes tener listas anteriormente tus patatas para, cuando esté la salsa, rociarlas y de este modo servirlo todo bien caliente. De todas y cada una maneras, esto es opcional, asimismo puedes servir la salsa a temperatura entorno o bien aun fresca recién sacada de la nevera, eso va en tu gusto. Puedes preservarla en el frigo a lo largo de tres-cuatro días sin inconvenientes en un envase hermético.

Nosotros te sugerimos tomarla con patatas para crear las tradicionales patatas bravas, una de las tapas más conocidas del panorama nacional. En un caso así las hemos preparado similares a nuestras patatas gajo asadas al horno, solo que en lugar de rematarlas al horno, las hemos dorado en una sartén con un poco de aceite, y no hemos añadido condimentas, puesto que esta salsa ya aporta mucho sabor por sí.

Patatas bravas caseras

Variaciones de la receta de salsa brava casera:

Como ya hemos comentado, existen tantas versiones de salsa brava como chefs que la preparan, por lo tanto te sugerimos comenzar con nuestra receta como base y también ir ajustándola a tu gusto.

Añádele perejil picado, juega con las cantidades de pimentón dulce y picante, echa un poco de vinagre para darle otro toque, o bien aun conviértela tenuemente con una cucharada de mostaza a la vieja, ¡experimenta! Ah, y cuéntanoslo en los comentarios.

Últimos consejos:

No permitas que la cebolla se dore pues cambiaría sutilmente el sabor, es mejor que se sostenga tierna y jugosa a fin de que el resultado sea el ideal.

Usa un pimentón de calidad, pues si no es de esta manera, posiblemente debas incorporar más cucharadas de las que te hemos indicado en los ingredientes, o bien va a quedar un tanto flojilla de sabor.

MÁS RECETAS DE APERITIVOS DELICIOSOS:

Deja un comentario