Bizcochitos de limón jugosos con crema de queso mascarpone y lima

¡Si te ha gustado COMPÁRTELO!

Es una genuina exquisitez poder preparar bizcochos en casa, puesto que siempre y en toda circunstancia le puedes dar tu toque personal y realizarlos a tu gusto. Además de esto sabes de manera perfecta qué ingredientes estás usando, y te olvidas de colorantes, conservantes y excesos de azúcar completamente superfluos. ¿A quién le agrada un bizcocho que solo sabe a azúcar? ¿Te imaginas probar un bizcocho que resulte refrescante?

Estos bizcochitos de limón jugosos con crema de queso mascarpone y lima se realizan de forma sencillísima y tienen un toque muy refrescante y sabroso merced a los cítricos que incorporan. La combinación es de auténtico… ¡vicio! y como conclusión las frambuesas le dan un toque excelente.

Para realizar el bizcocho hemos empleado un sobre de gasificante de El Tigre, y te vas a preguntar ¿qué son estos gasificantes? Son unos impulsores para masas dulces, de afín empleo a la diastasa química, y están compuestos por un sobre con 2 partes separadas: uno contiene bicarbonato sódico, y el otro un acidulante, y añadiéndolos a las masas hacen que suban en el horno y queden esponjosas, e inclusive le acostumbran a aportar un cierto sabor cítrico, con lo que para esta receta van excelentes.

Gasificante El Tigre

Si te agrada esta receta, goza con nuestra extensa selección de recetas de bizcochos caseros jugosísimos y elaborados con la medida del iogur, como este bizcocho de naranja esponjoso, casero y simple, o bien el bizcocho de zanahoria y nueces. Y para los que gozamos de cualquier postre o bien tarta con manzana, un delicioso bizcocho de manzana y nueces, esponjoso y casero. Y si buscas un bizcocho similar a este, prueba con el Bundt Cake de plátano, chocolate y canela, en el que prevalece más el sabor a plátano y queda asimismo jugosísimo.

Para los súper fanes del chocolate, es un genuino vicio el bizcocho de chocolate casero, mas indudablemente el que se lleva la palma es el increíble bizcocho marmolado de yogur y nutella, completamente irreprimible, vistoso y muy aromatizado. Y si buscas un bizcocho increíble, prueba el Bundt Cake de plátano, chocolate y canela.

Ingredientes para hacer bizcochitos de limón jugosos con crema de queso mascarpone y lima (molde rectangular de 20×30 cm aproximadamente):

  • 3 huevos L.
  • 100 gr de azúcar blanco.
  • 1 yogurt natural (125 gr).
  • 1 limón (tanto la ralladura como su zumo).
  • 70 gr de mantequilla sin sal.
  • 130 gr de harina de trigo.
  • 1 sobre doble de Gaseosas El Tigre.
  • Una pizca de sal.
  • Para la crema de queso mascarpone y lima:
    • 200 gr de queso mascarpone.
    • 50 gr de yogurt natural.
    • 20 gr de azúcar glas.
    • 1 lima (tanto la ralladura como su zumo).
    • 100 gr de frambuesas frescas o congeladas.

* Si quieres preparar una bandeja de horno completa, multiplica por 2 las cantidades.

Preparación, cómo hacer la receta de bizcochitos de limón jugosos con crema de queso mascarpone y lima:

  1. Comenzamos preparando el bizcocho de limón. En un bol grande pon el azúcar y los huevos. Bate bien con unas varillas manuales o bien eléctricas hasta el momento en que la mezcla se vuelva espesa y mantecosa.

    Batimos los huevos con el azúcar

    Batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla densa

  2. Pon la mantequilla en un bol, introdúcelo en el microondas diez-quince segundos hasta el momento en que se haya fundido y también incorpórala a la mezcla de azúcar y huevos al unísono que el youghourt natural.

    Derretimos la mantequilla y la incorporamos al bol

  3. Precalienta el horno a ciento ochenta grados a lo largo de unos diez minutos, mientras que acabas la mezcla.
  4. Lava realmente bien el limón, ralla su piel con un buen rallador (sin llegar a la zona blanca) y añádela así como el resto de ingredientes. Parte el limón por la mitad, escúrrelo (mejor con un escurridor para sacarle todo el jugo y eludir los huesos, si bien no es preciso que lo cueles) y vierte el jugo en el bol.

    Rallamos la piel del limón

  5. Agrega la harina tamizada, esto es, haciéndola pasar por un colador a fin de que no caiga con grumos ni apelmazamientos, y haz lo mismo con el sobre doble de gasificante El Tigre, puedes echar su contenido en exactamente el mismo colador al lado de la harina.

    Tamizamos la harina e incorporamos el sobre doble de gasificante

  6. Vuelve a batirlo todo bien hasta el momento en que se mezclen los ingredientes, y sin esperas debes enhornar el bizcocho, conque pinta tu molde con un tanto de mantequilla con ayuda de un pincel de cocina, o bien si lo prefieres fórralo con papel de horno.
  7. Vierte la mezcla en el molde y también introdúcelo en el horno a altura media con calor arriba y abajo y ventilador. Enhorna a lo largo de veinte-veinticinco minutos o bien hasta el momento en que esté listo. Puedes saberlo si, desde el minuto veinte, haces la prueba del palillo: pincha con un mondadientes el bizcocho, y si sale sin restos pegados es que está ya listo. Si no es de este modo, déjalo unos minutos más.

    Ya tenemos la mezcla para el bizcocho de limón en el molde, ¡directo al horno!

  8. Apaga el horno, saca el bizcocho y déjalo descansar unos cinco minutos. Tras ese tiempo, desmóldalo y déjalo enfriar sobre una reja.
  9. Mientras que se enhorna el bizcocho prepararemos la crema. Pon en un bol el queso mascarpone así como el yogur, y mézclalos con unas varillas manuales o bien eléctricas.

    Mezclamos el queso mascarpone y el yogurt

  10. Lava realmente bien la lima, ralla su piel con un buen rallador y añádela así como el resto de ingredientes, reservando parte de la ralladura para decorar después. Parte la lima por la mitad, escúrrela (mejor con un escurridor para sacarle todo el jugo, si bien no es preciso que lo cueles) y vierte el jugo en el bol.

    Rallamos la piel de la lima

  11. Bátelo todo nuevamente hasta el momento en que la mezcla sea homogénea.
  12. Cuando el bizcocho esté frío, reparte la crema por encima con una cuchase intentando que no se caiga por los bordes, y decora por encima con la ralladura de lima que habías reservado y frambuesas al gusto.

    Ya tenemos listo el bizcocho con la crema de queso

  13. Puedes consumirlo en el instante con la crema bastante mantecosa como en las fotografías, o bien reservarlo en la nevera y, cuando lo vayas a comer, la crema va a estar más compacta así como muy, muy rica.

    Así quedan los bizcochitos en porciones cuadradas y decorados con ralladura de lima y frambuesas

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Está exquisito tanto recién sacado de la nevera como a temperatura entorno, y da lo mismo si está recién hecho o bien si han pasado 1, dos o bien aun tres días, lo mejor es que se sostendrá jugoso todo el tiempo. Eso sí, recuerda sostenerlo en la nevera, sobre todo por la crema.

Te invitamos a recortar el bizcocho en el instante de servirlo en porciones cuadradas, queda muy estético y es simple de manipular, perfecto como postre mas asimismo para un buen desayuno o bien merienda. Está de auténtico… ¡vicio!

Bizcochitos de limón jugosos con crema de queso mascarpone y lima

Variantes de la receta de bizcochitos de limón jugosos con crema de queso mascarpone y lima:

Puedes usar el cítrico que prefieras, sosteniendo la cantidad de jugo para la receta, en un caso así hemos empleado unos sesenta y cinco gr de jugo de limón y cincuenta gr de jugo de lima. Por poner un ejemplo con naranja o bien pomelo asimismo se puede preparar con perfección.

Decóralo con el fruto colorado que prefieras, si bien con las frambuesas queda singularmente bien la combinación. Y en lugar de queso mascarpone puedes emplear el queso crema que más te guste, en exactamente la misma cantidad.

Consejos:

Cada horno es un planeta, con lo que resulta conveniente que observes de qué manera va tu bizcocho mientras que se enhorna, y hagas la prueba del mondadientes cuando lleve veinte minutos horneándose. Todavía de esta forma, si te agrada jugosísimo y que aun quede un poco crudo por la parte interior, mete el mondadientes y si bien salga un poco manchado (mas tampoco demasiado!), ya puedes sacar tu bizcocho del horno pues va a estar listo.

Y si tu horno tiende a obscurecer mucho la parte superior, puedes enhornarlo la segunda mitad del tiempo sin la resistencia superior, si bien un tanto de costra doradita sin llegar a quemarse le sienta excelente a este bizcocho.

MÁS RECETAS DELICIOSAS:

Deja un comentario

shares