Bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso

La conocida «medida del yogur» semeja prácticamente un milagro a la hora de realizar bizcochos de todo género. Se trata de realizar bizcochos con un iogur, y emplear su envase para medir la cantidad del resto de ingredientes. Muy simple de realizar, tanto que aun terminas aprendiéndote las cantidades de cada ingrediente, y puedes preparar todos y cada uno de los bizcochos diferentes que se te ocurran.

Este bizcocho marmolado (o bien mármol) de yogur y Nutella, muy esponjoso, es justamente de esta forma. Se realiza de igual modo que un tradicional bizcocho de yogur muy esponjoso, mas el toque de la Nutella, unas avellanas desmenuzadas y la magia de las capas de diferente color (como en el bizcocho mármol de yogur y chocolate) hacen que sea uno de los bizcochos más sabrosos y singulares que puedas preparar.

Para los amantes de las recetas con Nutella, no te pierdas nuestros croissants de hojaldre rellenos de Nutella, que como imaginarás quedan mantecosos por la parte interior y crepitantes por fuera, una genuina insensatez. Y si deseas tener la sensación de comer Nutella a cucharadas, preparar esta panacota italiana de Nutella, un postre muy delicioso!

Si te agrada realizar bizcochos jugosísimos usando la medida del youghourt, puedes preparar otros como este bizcocho de calabaza, o bien el bizcocho de zanahoria y nueces. Para los amantes del chocolate, nada mejor que este bizcocho de chocolate casero, o bien el de naranja y chocolate. Y para los que gozamos mucho cuando los postres llevan manzana, nada mejor que un bizcocho de manzana y nueces, esponjoso y casero.

Lista de ingredientes necesarios para hacer bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso (un molde de 20cm de diámetro):

  • 1 iogur natural (de ciento veinticinco gr).
  • dos huevos.
  • Leche (1 medida de yogur).
  • Harina (tres medidas de yogur).
  • Azúcar (dos medidas de yogur).
  • Aceite de oliva (1 medida de yogur). Si te agrada que en el sabor final se aprecie el aceite, usa uno de sabor potente, mas si prefieres que sea más prudente, usa un aceite de sabor suave.
  • 1 sobre de diastasa en polvo (dieciseis gr).
  • cien gr de Nutella.
  • cien gr de avellanas.
  • Mantequilla para untar el molde.

Preparación, cómo hacer la receta de bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso:

La primera cosa que debes hacer es vaciar el youghourt en un vaso o bien bol, para poder utilizar su recipiente para la técnica de la medida del iogur, vacía el youghourt.

Precalienta el horno a 180º a lo largo de estos diez-quince minutos que vas a dedicar más o menos a realizar la masa.

En un bol grande, casca los huevos, echa el azúcar y mézclalos enérgicamente, que la mezcla aumente sutilmente de volumen. Es mejor que lo hagas con unas varillas.

Ahora, agrega el aceite, la leche y el iogur, y mézclalo todo bien a fin de que el resultado quede sin grumos, y con un aspecto homogéneo.

Ahora toca desmenuzar las avellanas. Desmenuza primero 3/4 unas partes de la manera más fina posible, con una batidora o bien robot, hasta el momento en que parezca arena. El cuarto sobrante, pícalo a fin de que quede un tanto más grueso, y reserva por el hecho de que va a emplearse para la cobertura del bizcocho.

Agrega a la mezcla del bizcocho la arena de avellanas, y revuélvelo todo bien.

 

Preparando el bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso

Ahora, agrega la diastasa y la harina, haciendo que pasen mediante un colador antes que caigan en el bol. Este lleva por nombre tamizado, y se efectúa a fin de que los ingredientes secos se incorporen sin apelmazamientos ni grumos, y sea más simple entremezclarlos con el resto.

Pon en otro bol la mitad de la mezcla, y a una mitad añádele la Nutella, removiendo bien a fin de que no queden grumos y se integre de manera perfecta.

Unta el molde con mantequilla, usando tu dedo o bien una lengua de silicona. Mas si lo prefieres, te invito a forrar el molde con papel de horno, en tanto que no se va a pegar el bizcocho y vas a poder desmoldarlo más de manera fácil.

Ahora toca verter la mezcla en el molde. Para crear múltiples capas de diferente color, echa de forma alternativa por servirnos de un ejemplo una tercera parte de mezcla con Nutella, y encima otro tercio de mezcla sin ella, de este modo hasta finalizar de incorporarla por completo. Dependiendo de la cantidad y fuerza con que agregues cada color, el resultado va a quedar diferente, ¡sorpresa!

Espolvorea por encima las avellanas que habíamos picado más gruesas. Repártelas bien, que cubran la parte superior del bizcocho prácticamente por completo.

Pone el molde en el horno, a una altura media, y mantén esa temperatura de 180º a lo largo de unos treinta minutos.

Haz la prueba del palillo: pincha con un mondadientes el bizcocho, y si sale sin restos pegados, es que está ya listo. Apaga el horno, saca el bizcocho y déjalo descansar.

 

Cómo preparar el bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso

 

Bizcocho mármol de yogur y Nutella, muy esponjoso

Tiempo: 45 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Cuando saques del horno el bizcocho y haya descansado unos minutos, desmóldalo con ayuda de un cuchillo, o bien sencillamente tirando cara arriba del papel de horno, no vas a tener mucha complejidad.

Cuando se haya enfriado por completo (precisará por lo menos treinta minutos), va a ser muy simple cortarlo en porciones. Deléitate con su esponjosidad y exquisito sabor, mas sobre todo con su aroma a Nutella y avellana, verificarás que es un auténtico… ¡vicio!

Anímate y prueba el resto de bizcochos que hemos preparado

 

Bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso

Más versiones de la receta de bizcocho marmolado de yogur y Nutella, muy esponjoso:

Puedes crear tu bizcocho marmolado mezclando capas de diferentes colores o bien sabores: chocolate, zanahoria, frutos secos picados, calabaza, mermelada de frutos colorados, pedacitos de frutas… Crea tu combinación y cuéntanoslo en los comentarios

Lo más útil de esta receta es aprender a preparar bizcochos marmolados en capas, y ya has visto que es sencillísimo: dividir la mezcla, tintar una parte y crear capas.

Últimos consejos:

Observa bien el estado del bizcocho mientras que está horneándose, puesto que las avellanas no acostumbran a dorarse en demasía, por lo que deberás hacer la prueba del mondadientes para revisar si está listo.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

Deja un comentario