Cómo hacer masa de crepes, la receta definitiva

Siempre y en todo momento nos agrada darle una vuelta a los desayunos, y si bien entre semana resulta bastante complicado por la carencia de tiempo, los fines de semana es el instante idóneo para pasar un rato en la cocina creando y preparando algo más singular.

Todavía de esta manera, se trata de un desayuno, con lo que lo idóneo es prepararlo de forma veloz para iniciar el día con energía. En ese sentido, las crepes son un complemento perfecto, en tanto que le pueden dar el toque casero y singular a tu desayuno, mas al unísono son sencillísimas y veloces de preparar.

Aprende de qué manera hacer masa de crepes a fin de que te queden finitas y jugosas, al estilo francés, idóneas para poner en el interior los ingredientes que prefieras y envolverlas a tu gusto. Vas a ver que el truco quizá sea emplear una sartén antiadherente y regular la temperatura del fuego, mas poco más.

Sirve crepes dulces rellenas de chocolate, mermeladas, confituras, miel o bien frutas, o bien si lo prefieres, puedes preparar crepes salobres (te explicamos en la receta de qué manera debes hacerlo) y ponerles queso, embutidos, verduras y todo cuanto se te ocurra, tal y como si fueran un sandwich o bien una pizza.

Si prefieres una versión más consistente y americana de las crepes, puedes preparar tortitas o bien pancakes caseras. Y lógicamente, acompaña tu desayuno con los tradicionales huevos revueltos con bacon, y pon la guinda con pan de molde casero. Si te agrada crear, prepara bagels neoyorkinos que tan de tendencia se ponen, o bien aun anímate con un exquisito mug cake, son pequeños bizcochos que se preparan al microondas en una taza, ¡listos en cinco minutos!

Lista de ingredientes necesarios para hacer masa de crepes, la receta definitiva (unos 6-8 crepes, depende del tamaño final que les des):

  • cien gr de harina de trigo.
  • dos huevos.
  • doscientos cincuenta ml de leche.
  • veinticinco ml de agua.
  • diez gr de mantequilla sin sal para la masa, y un poco más para fundirla en la sartén.
  • Un poco de sal.
  • Conforme sean:
  • Dulces: agrega 1 cucharadita de azúcar (blanco o bien moreno, a tu gusto, si bien con el moreno van a salir de un color más obscuro).
  • Saladas: agrega un tanto más de sal, y si te apetece, condimentas o bien yerbas, las que prefieras.

 

Preparación, cómo hacer masa de crepes, la receta definitiva:

Puedes entremezclar todos y cada uno de los ingredientes en una batidora de vaso, comenzando por los líquidos y concluyendo por la harina, y batir hasta el momento en que la mezcla sea homogénea, con apenas unos segundos va a estar lista y si queda harina en las paredes despréndela con una lengua de cocina y vuelve a batir.

Si no tienes batidora de vaso asimismo puedes prepararla, respetando un orden diferente. En un bol pone un colador grande y, sobre él, echa la harina. Este proceso sirve para tamizar la harina, esto es, al pasar por el colador eludimos trabajarla con grumos y le damos un tanto de aire.

Haz un volcán en el centro, casca los huevos y échalos ahí dentro. Pon asimismo la sal y bátelo todo con unas varillas.

Funde la mantequilla (puedes hacerlo poniéndola en un vaso y cinco-diez segundos en el microondas) y viértela en el bol. Revuélvelo todo bien.

Ahora vierte la leche y el agua poquito a poco mientras que prosigues batiendo la mezcla, a fin de que no queden grumos.

Finalmente, dales el punto dulce o bien salobre, conforme para qué exactamente vayas a emplearlas.

Deja descansar la masa en la nevera a lo largo de por lo menos treinta minutos, tapada. Lo que suelo hacer es ponerla en una jarra (después va a ser más cómodo para ir echando los chorritos de masa a la sartén), y además de esto si las quiero para desayunar, dejo la masa lista la noche precedente en la nevera. Si la jarra no tiene tapa, ponle papel largo.

Elige una sartén antiadherente de las dimensiones que prefieras para tus crepes, ponla a fuego medio con un pellizco de mantequilla, y cuando se funda mueve la sartén a fin de que se reparta por toda la superficie.

Ahora echa un chorrito de masa, suficiente para cubrir con una fina capa el fondo de la sartén, y muévela a fin de que se extienda bien y quede redonda. Tienes que saber que esta primera crepe siempre y en todo momento acostumbra a salir regular, pues es complicado atinar a la primera con la temperatura del fuego para lograr el equilibrio a fin de que se cocine mas no se queme, y además de esto ayuda a que la sartén acabe de engrasarse bien con la mantequilla, lo que hace que las próximas crepes salgan ya perfectas.

Deja que la crepe se dore por una parte a lo largo de un minuto, dale la vuelta con una espátula y ponla otro minuto más por el otro lado. Retírala a un plato, y si deseas sostenerlas calientes, cúbrelas con un pequeño mantel de algodón.

Prosigue el proceso con el resto de la masa y… ¡ya las tienes listas!

Crepes dulces

Tiempo: 20 minutos y 30 minutos de reposo

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Si bien están muy deliciosas recién hechas, la verdad es que puedes prepararlas y, si te sobran, guardarlas en la nevera (en un tupper o bien bolsa cerrada) y comerlas más adelante calentándolas unos pocos segundos en el microondas. Rellénalas o bien riégalas con los ingredientes que prefieras, y goza de lo jugosas y finitas que quedan.

Nuestra sugerencia (que es como más nos agrada comerlas cuando son dulces) es rellenar la mitad de la crepe de yogur, doblarla un par de veces y echarle por encima sirope de chocolate (naturalmente, casero!) y unos frutos colorados como frambuesas y arándanos. Ni que decir debe están de… ¡escándalo!

Crepes dulces rellenas de yogur con sirope de chocolate casero y frutos rojos

Variaciones de la receta de la masa de crepes:

Dale nuevos sabores a tus crepes dulces incorporando a la masa una cucharada de ron o bien licor, como el de naranja, que le va excelente.

Para las crepes salobres, debes saber que quedan espectaculares si las gratinas en el horno. Para esto, rellénalas con los ingredientes que prefieras (idealmente le va realmente bien cualquier ingrediente que incluirías en una pizza), dóblalas y ponlas en una bandeja de horno. Espolvorea queso rallado por encima y gratínalas cinco minutos a elevada temperatura (unos doscientos grados ). Decir que quedan muy, muy sabrosas esto es poco, verdaderamente están de… ¡escándalo!

Últimos consejos:

Puedes dejar la masa lista la noche precedente en la nevera, bien tapada, y por la mañana siguiente únicamente debes prepararlas en la sartén, con lo que vas a tardar poquísimo en servir un desayuno casero y exquisito. Conserva las que te sobren en la nevera, en un tupper o bien una bolsa de plástico cerrada. Después puedes comerlas de esta forma de forma directa, frescas y también ideales para cuando hace calor, o calentarlas unos pocos segundos (cerca de diez, en dependencia de la cantidad) en el microondas.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares