Cómo hacer merengue italiano, ideal para decoraciones, rellenos y milhojas

El planeta de la pastelería es de lo más extenso e inclusive si solo los centramos en cremas, coberturas y rellenos, la cosa no cambia. Hay para todos y cada uno de los gustos, de todos y cada uno de los sabores y niveles de dulzor y asimismo de complejidad.

Aprende de qué manera hacer merengue italiano sencillamente y con solo claras de huevo, azúcar y agua. Es uno de los merengues más populares así como el merengue francés y el suizo y la enorme ventaja que tiene es que no precisa enhornarse y por este motivo es ideal para decoraciones, rellenos y milhojas.

Es una de esas cremas solo capaces para los más golosos y, prosigues mi receta pasito a pasito, te quedará muy firme y refulgente. Si que es verdad que contar con un robot amasador con varillas y un termómetro de cocina te harán la labor sencillísima mas si no es de este modo despreocúpate pues con varillas eléctricas y estando pendiente del punto del almíbar asimismo puedes lograr un buen resultado.

Si te ha agradado esta receta seguro que te resulta de interés nuestra sección de cremas, coberturas y rellenos para preparaciones dulces, donde hallarás nuestra receta del tradicional caramelo líquido con trucos a fin de que no se endurezca, asimismo el exquisito caramelo salobre o bien toffee (me chifla!), de qué manera preparar la perfecta crema pastelera casera o bien un coulis de fresa casero, ideal para las tartas de queso.

Y si lo que deseas son coberturas, te van a encantar nuestros trucos y consejos para preparar una cobertura de chocolate refulgente, ideal para tartas y bizcochos, o bien la crema de queso mascarpone y lima para decorar bizcochitos, magdalenas lo que se te ocurra.

Lista de ingredientes necesarios para hacer la receta de merengue italiano:

  • doscientos gr de claras de huevo (precisarás unos seis huevos).
  • Un pellizco de sal.
  • trescientos gr de azúcar.
  • cien ml de agua.

Preparación, cómo hacer merengue italiano:

Para esta receta te invito a usar un robot amasadora puesto que el proceso es un tanto complicado si precisas las 2 manos. Todavía de esta manera, asimismo puedes emplear unas varillas eléctricas.

Ten todos y cada uno de los aparejos muy limpios tanto de grasa como de agua y evita que haya ni tan siquiera un tanto de yema en las claras. Además de esto, las claras habrán de estar a temperatura entorno cuando comiences a montarlas.

Comienza con el almíbar. Pon en un cazo el azúcar así como el agua a fuego medio-alto a fin de que llegue a ebullición.

Sigue el proceso hasta el momento en que la mezcla alcance en torno a ciento quince grados – ciento diecisiete °C. Contar con un termómetro de cocina es ideal para esta receta mas si no lo tienes puedes ir guiándote por el aspecto del almíbar. En esta fotografía vas a ver su aspecto cuando haya alcanzado los ciento diez grados y el punto de lágrima, esto es, si lo recoges con una cuchase y lo vuelves a echar al cazo debe caer con un chorro progresivo y no en gotas, como sucede ya antes de llegar a ese punto de temperatura.

De esta forma debe caer el almíbar que precisamos, en un hilo progresivo y no goteando

Entonces vas a deber aguardar a que suba de temperatura (lo acostumbra a hacer de manera lenta, precisará múltiples minutos). Procuramos el punto de bola blanda, lo que quiere decir que si recogemos un tanto del almíbar con una cuchase y lo echamos a un recipiente con agua fría, al instante vamos a poder coger el almíbar y va a tener aspecto de bola moldeable.

Mientras que vas preparando el almíbar pon las claras de huevo en el bol del robot y móntalas a puntito de nieve. Para esto te invito a echarles una pequeña pizca de sal (hay quien le echa limón o bien vinagre, asimismo ayuda a que se monten) y batirlas a velocidad media-alta hasta el momento en que estén tan firmes que puedas volcar el bol sin que se muevan.

Ya están montadas las claras de huevo a puntito de nieve

Cuando tengas listo el almíbar y las claras montadas, con el robot sin parar de batir, ve echándolo al recipiente poquito a poco y muy pegado al borde a fin de que no esté cayendo sobre las varillas.

Una vez echado absolutamente el almíbar prosigue batiendo a velocidad media-alta hasta el momento en que toques el bol del robot y se haya enfriado hasta estar a temperatura entorno. Mientras goza de ver de qué forma el merengue va cogiendo consistencia y se vuelve refulgente y duro.

De esta forma de firme y refulgente queda el merengue italiano

Cuando lo tengas listo, utilízalo en el instante o bien mételo en la nevera a fin de que no se baje ( te invito a toda vez que pase por nevera a fin de que se enfríe bien ya antes de emplearlo). En mi caso ya tenía horneadas 2 láminas de hojaldre y lo he puesto entre ellas. Después lo he dejado todo junto en la nevera unas horas ya antes de servir el milhojas.

Tiempo: 30 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Cuando lo tengas listo lo puedes guardar en un recipiente cerrado en la nevera a lo largo de dos días o emplearlo en el instante, introduciéndolo en una manga pastelera para una decoración o bien extendiéndolo como relleno de alguna tarta o bien pastel.

Yo lo he empleado esta vez para rellenar un milhojas de hojaldre y queda de auténtico… ¡escándalo!

Más versiones de la receta de merengue italiano:

Más que variaciones del merengue italiano, debes saber que existen muchos géneros de merengue, siendo los más populares este así como el merengue francés y el merengue suizo, y cada uno de ellos es más apropiado para un género de preparación. El merengue italiano es el que no precisa horno por el hecho de que el almíbar ya se hace cargo de «cocer» las claras.

Últimos consejos:

Cuando prepares almíbar ten mucho cuidado y evita tocarlo por el hecho de que te podrías abrasar (si bien hay gente especialista que lo hace para revisar el punto en el que está). Para este género de recetas un enorme aliado es un termómetro de cocina, el más fácil que puedas hallar, mas si no cuentas con esto puedes ir siguiendo mis explicaciones y estar pendiente de su aspecto a fin de que la receta te quede bien.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares