Coulis de fresa casero, ideal para la tarta de queso

Nos chifla emplear frutas tratándose de dulcificar los platos, así sean dulces o bien asimismo salobres. Indudablemente es la manera más sana de agregar azúcar a nuestras preparaciones, y además de esto con su aporte de sabor y fibras, lo que hace que no solo dulcifiquen sino más bien asimismo aromaticen las recetas.

El coulis de fresa es un jugo logrado al cocinar sutilmente y desmenuzar las fresas, y su sabor es muy concentrado. Después se cuela y queda con la textura de un jarabe o bien crema, con lo que es considerablemente más líquido que una mermelada, mas sostiene cierta consistencia.

A nosotros personalmente no nos agrada colarlo después, preferimos preservar las fibras y semillas propias de las fresas, mas si deseas ser leal al término coulis y su tradición francesa (que significa colar), pásalo por un colador fino.

Siguiendo esta receta puedes multiplicar las cantidades y preparar considerablemente más coulis (la cantidad indicada es para cubrir una tarta), y como es lógico puedes preparar coulis siguiendo exactamente la misma receta mas con frambuesa o bien mix de frutos colorados. Este último es el ideal para una buena tarta de queso casera

Si te agradan los postres con fresa, no te pierdas nuestra increíble tarta de fresas con masa quebrada y coulis de fresa, puede ser una buena ocasión para realizar tu coulis y emplearlo. Si prefieres una receta sencillísima, decántate por el crumble de fresas.

Y si te agrada la masa quebrada y los postres con frutas, no dejes de preparar la muy famosa Apple Pie o bien tarta de manzana americana cien por ciento casera, un espectáculo. Otra tarta de manzana preparada con masa quebrada es la tradicional tarta tatin de manzana, una curiosa tarta que se prepara de forma invertida. Y cuando sea la época de cerezas, recuerda preparar nuestra tarta de cerezas americana o bien Cherry Pie.

Lista de ingredientes necesarios para preparar coulis de fresa casero (cantidad para cubrir una tarta, unos 120 gr):

  • 1oo gr de fresas (si es posible, bastante maduras).
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 15 gr de azúcar blanco.
  • 15 ml de agua.

Preparación, cómo hacer la receta de coulis de fresa:

Lava las fresas, quítales el pedúnculo y trocéalas pequeñas.

En un cazo vierte el agua, el azúcar, las fresas y el jugo de limón.

Deja que se cocine unos cinco minutos a fuego medio, llegando a hervir por lo menos dos minutos.

Cociendo el coulis de fresa

Pasa la mezcla al vaso de la batidora y tritúralo un minuto hasta conseguir un puré ligero.

Desmenuzando el coulis de fresa

Opcionalmente puedes pasar el coulis por un colador fino o bien por el chino (finito asimismo) a fin de que esté más fino y sin grumos, si bien nosotros en este caso no lo hemos hecho. Resérvalo.

Coulis de fresa casero y listo

Tiempo: 15 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Puedes servirlo temperado o bien frío, como más te guste. Cuando esté listo, puedes emplearlo para cubrir una estupenda tarta de queso, o bien introducirlo en un biberón o bien salsera para decorar o bien duchar tus postres preferidos.

Soporta de forma perfecta cuatro-cinco días en la nevera, y asimismo puedes congelarlo sin inconvenientes en pequeñas porciones y tenerlo siempre y en todo momento libre para cualquier postre o bien aun receta salobre a la que le vaya bien. Además de esto es una forma de contar con del coulis de fresas cuando no están en temporada, lo que se transforma en un lujo.

Coulis de fresa casero, ideal para la tarta de queso

Variaciones de la receta de coulis de fresa casero:

Puedes poner a macerar las fresas partidas con el azúcar y el limón desde la noche precedente, y al día después prepararlo todo como en la receta. Así fortalecerás más todavía su sabor y dulzor.

Esta es la receta básica, mas puedes darle un toque diferente incorporando semillas de vaina de vainilla así como el resto de ingredientes. Unos granos de pimienta rosa asimismo le van excelente, e inclusive un poco de canela.

Últimos consejos:

Para esta receta, lo idóneo es que uses fresas maduras, aportarán más sabor y azúcar, y van a ser más fáciles de manipular y desmenuzar.

Puedes alterar la cantidad de agua dependiendo de la textura que prefieras, si bien esta preparación es bastante líquida, y no por cocerla más lograrás que espese, conque prosigue la receta y no cocines en demasía las fresas.

MÁS POSTRES DELICIOSOS:

Deja un comentario