Empanadillas rellenas de manzana y nueces

Las empanadillas son una de esas masas que acepta prácticamente cualquier género de relleno, tanto dulce como salobre, con lo que es una base idónea para los que nos agrada crear en la cocina. Asimismo está excelente para aprovechar restos de otras comidas o bien aun comestibles que han madurado demasiado, como puede ser las manzanas que se quedan en el frutero y pierden consistencia.

Las hay salobres como las empanadillas de atún, huevo y tomate caseras, o bien dulces como estas empanadillas rellenas de manzana y nueces, que son una perfecta solución para las manzanas maduras (si bien se puede realizar a la perfección con manzanas nuevas), y con el toque de las nueces y la canela queda un relleno increíble.

Esta receta es excelente para aprovechar la técnica de dorar las empanadillas en el horno en lugar de freírlas, en tanto que las empanadillas dulces fritas resultan demasiado pesadas, y no obstante de esta forma quedan de ¡escándalo! Si deseas preparar un postre veloz, simple y sabrosísimo, apúntate esta receta pues seguro que la repites más de una vez.

Lista de ingredientes necesarios para hacer la receta de empanadillas rellenas de manzana y nueces (16 empanadillas):

  • dieciseis obleas para empanadillas (las venden en bultos de dieciseis unidades, realmente económicas y con un resultado final bastante bueno).
  • cuatro manzanas, de la pluralidad que prefieras. A mi me agradan rojas para esta clase de plato, son más dulces y menos ácidas.
  • veinte gr de mantequilla.
  • cuarenta gr de azúcar moreno.
  • treinta gr de nueces.
  • 1 huevo para pintar las empanadillas.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.

Preparación, cómo hacer empanadillas rellenas de manzana y nueces:

Pela las manzanas y quítales el corazón (si, suena un tanto atroz, mas hay que hacerlo ).  Córtalas en taquitos pequeños.

En una sartén a fuego medio-lento, incorporar la mantequilla, y cuando se haya fundido, incorporar las manzanas y dejar que se vayan ablandando a lo largo de cinco minutos.

Agrega la canela y el azúcar moreno, revuelve bien y déjalas a lo largo de cinco-diez minutos, hasta el momento en que estén blanditas y a tu gusto, puesto que hay quien prefiere hallar los taquitos de manzana al comer las empanadillas, o bien quien escoge una textura más de puré o bien compota. Reservar y dejar enfriar a lo largo de unos minutos.

Precalienta el horno a lo largo de diez minutos a ciento ochenta grados mientras que rellenas las empanadillas.

Ahora toca rellenar las empanadillas. Sobre la masa pone una cucharadita de relleno (no demasiado grande a fin de que no se rompa la masa), agrega por encima unos pedacitos de nueces, dobla por la mitad, aplasta sutilmente los bordes un poco con los dedos y ahora sella con un tenedor.

Pon las empanadillas sobre papel de horno, y este sobre una bandeja o bien reja de horno. Bate el huevo y pinta las empanadillas por encima con él (lo idóneo es que lo hagas con un pincel de cocina).

Mete la bandeja al horno a lo largo de unos diez minutos, si bien el instante ideal es que cuando veas que la superficie de las empanadillas está doradita, en ese instante sácalas y deja que se enfríen un tanto.

 

De qué manera preparar empanadillas rellenas de manzana y nueces

Tiempo: 30 minutos

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Estas empanadillas están exquisitas a cualquier temperatura, si bien a mi me chiflan calentitas, recién salidas del horno, por el hecho de que de este modo la manzana asada y la canela desprenderán su aroma y es una genuina exquisitez tanto para el gusto para el olfato.

Más versiones de la receta de empanadillas rellenas de manzana y nueces:

Las empanadillas se pueden rellenar con infinidad de ingredientes, desde quesos hasta verduras, pasando por las tradicionales empanadillas de atún, huevo y tomate, o bien las originales empanadillas de espinacas con queso de cabra y nueces.

Puedes mudar la fruta por otra que prefieras, por servirnos de un ejemplo melocotón o bien plátano, y hacerlo todo de igual forma (en el caso de agregar plátano, habría que reducir un tanto la cantidad de azúcar). Asimismo puedes agregar ciertas semillas por encima inmediatamente después de pintarlas con el huevo, por poner un ejemplo sésamo o bien semillas de amapola, le van a dar un toque singular

Puedes espolvorear un tanto de azúcar glas una vez horneadas.

Últimos consejos:

Estas empanadillas puedes prepararlas de igual forma y por último freírlas, si bien en un caso así no deberás pintarlas con huevo por encima. De todas y cada una maneras, te invito a que las pruebes en el horno pues tratándose de empanadillas dulces, si se fríen pueden quedar demasiado melosas.

Observa que no se te pasen en el horno, puesto que cuando comienzan a dorarse un poco, cada minuto cuenta y si te distraes un tanto pueden quemarse.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares