Leche frita casera. Receta tradicional

Es increíble la pluralidad de postres tradicionales de la gastronomía de España, y más increíble todavía lo que tienen en común: los ingredientes son básicos y fáciles. Leche, harina, azúcar o bien huevo son la base de un sinnúmero de postres caseros, y combinándolos con diferentes técnicas culinarias, dan sitio a postres de diferente textura y sabor que hacen las exquisiteces de los más golosos.

La leche frita casera es una receta tradicional que se acostumbra a preparar entre febrero y abril sobre todo, en tanto que en ciertos lugares es costumbre prepararla para el Carnaval, y en otros sitios lo hacen coincidir con la cuaresma y la Semana Santa. Su nombre es bastante curioso puesto que suena extraño freír un líquido como la leche, mas la verdad es que te percatas de que es ciertamente leche frita, tras hacerla pasar por un proceso de aromatizado y cuajado sencillísimo.

Una vez frita, se pasan por canela y azúcar y se sirven con un poco de ralladura de limón, mas asimismo puedes echarles por encima miel o bien almíbar casero, e inclusive chocolate. ¿Cuál es tu forma preferida de presentarlas?

Si te agrada preparar dulces  y postres tradicionales, inspírate con la exquisita quesada pasiega, las tradicionales torrijas caseras de pan y leche, la tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada, el tradicional arroz con leche o bien unas magdalenas caseras y esponjosas.

Y si lo prefieres, prepara una merienda singular con nuestro bizcocho de yogur natural, el renombrado Roscón de Reyes en Navidad, o bien la increíble tarta de la abuela con chocolate, galletas y natillas.

Lista de ingredientes necesarios para hacer leche frita casera tradicional (6-8 personas):

  • ochocientos ml de leche entera.
  • ciento cincuenta gr de azúcar.
  • setenta gr de maicena, y un tanto más para arrebozar.
  • Una rama de canela.
  • 1 limón.
  • 1 huevo batido.
  • Canela en polvo y más azúcar para arrebozar al final la leche frita.
  • Aceite de girasol o bien de semillas.

Preparación, cómo hacer la receta de leche frita casera tradicional:

Pela un limón procurando que la piel quede con el mínimo posible de parte blanca a fin de que no amargue.

La primera cosa que haremos es infusionar la leche. De los ochocientos ml, reserva doscientos ml en la nevera y pon los sobrantes seiscientos ml en un cazo a fuego medio-alto así como la rama de canela y la piel del limón hasta el momento en que hierva.

Infusionando la leche con canela y limón

Cuando haya hervido retira el cazo del fuego, agrega el azúcar y remuévelo todo. Deja que repose cuando menos quince minutos, y si la sostienes tapada, mejor que mejor.

Retira la rama de canela y la piel de limón de la leche.

Mezcla la maicena con los doscientos ml de leche que habías reservado hasta el momento en que quede de forma perfecta disuelta.

Ahora vierte esta mezcla en el cazo con la leche infusionada, pon el fuego al mínimo y remuévela sin parar hasta el momento en que espese, va a tardar unos quince o bien veinte minutos, ¡paciencia que merece la pena! Con el fuego flojito lo que logras es que tarde un tanto más en compactar y la textura final sea mucho mejor, además de esto eludes que se te pegue o bien se queme.

Ahora pone la mezcla en un recipiente cuadrangular como puedes ver en las fotografías, y es fundamental que lo tapes con papel largometraje de manera que quede en contacto y completamente pegado con la superficie de la mezcla para eludir que esta se endurezca.

Deja descansar la mezcla en la nevera cuando menos tres horas a fin de que quede bien cuajada y con la textura conveniente, si bien lo idóneo es que la prepares el día precedente.

Leche frita ya descansada y lista para ser cortada en porciones

Tras haber descansado córtala en la cantidad de porciones que desees (por poner un ejemplo seis o bien ocho).

En una sartén o bien cazo agrega rebosante aceite y pon el fuego alto a fin de que esté dispuesto para freír.

Bate un huevo y pasa cada porción de leche frita por maicena y después por el huevo.

Ve friendo las porciones de leche frita cuando el aceite esté bien caliente, dándoles la vuelta a fin de que terminen doradas por los dos lados. No hagas muchas porciones al unísono a fin de que el aceite no baje de temperatura, de esta forma te asegurarás una fritura perfecta.

Acabando de preparar la leche frita

Ve retirándolas a una fuente con papel de cocina a fin de que absorba el exceso de aceite.

Mezcla en un plato canela y azúcar por igual, y mientras que todavía están calientes las porciones, rebózalas en esa mezcla.

Tiempo: 50 minutos, más el reposo de al menos 3 horas

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Se pueden servir calientes, temperadas o bien aun frías, si bien para mí no hay nada como comértela recién hecha, mas si sobra para otro día y te la comes fría, asimismo es un placer. Fíjate en la fotografía qué interior más mantecoso tienen

En el momento de presentarlas en los platos, queda excelente un poco de ralladura del limón. Y muy, muy ricas acompañadas de una bola de helado o bien youghourt frío, especialmente cuando las sirves calientes. ¡A gozar!

Leche frita casera tradicional

Más versiones de la receta de leche frita casera tradicional:

Si nos ajustamos a la leche frita tradicional, pocas variaciones admite, mas lo interesante es que en lugar de rebozarlas en azúcar y canela, puedes espolvorear por encima chocolate o bien coco rallado, regarlas con licores o bien mermeladas, o bien acompañarlas con frutas, por poner un ejemplo.

Últimos consejos:

Cuando vayas a freír la leche, hazlo en tandas pequeñas, por poner un ejemplo las hice de dos en dos. Esto es para eludir que el aceite baje de temperatura y, en lugar de freírse adecuadamente, comiencen a absorber aceite. Es indudablemente el mayor fallo en el momento de freír, en tanto que cuando el aceite está bien caliente y las tandas son pequeñas, los comestibles se fríen súper veloz y quedan perfectos, sin excesos de aceite en su interior.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares