Magdalenas de chocolate, caseras y esponjosas. Receta fácil

Nos chifla preparar dulces que tengan formato individual, o sea, que sean simples de transportar y puedas llevártelos a un picnic, a una excursión, a la playa… ¡A todas y cada una partes! Las magdalenas cumplen esto con perfección, y son ideales para un desayuno o bien merienda. Además de esto las podemos preparar del sabor que más nos guste, con lo que cada vez podemos aromatizar la receta de una manera diferente.

Te explicaremos de qué forma hacer magdalenas de chocolate caseras y esponjosas con de una manera sencillísima, partiendo de nuestra receta de magdalenas tradicionales, elaboradas con ingredientes fáciles y básicos y entre aquéllos que se halla el aceite de oliva virgen extra. Vas a ver que quedan con su costra crepitante en la superficie, mas por la parte interior están esponjosas y húmedas, ¡perfectas!

La verdad es que llevaba bastante tiempo sin enhornar magdalenas ni nada similar sencillamente por la carencia de menaje conveniente. Para preparar magdalenas, tenemos 2 opciones. La que he empleado en esta receta son las cápsulas de papel y un molde recio que evita que las cápsulas se abran cara los lados por el peso de la masa y se desfiguren, mas asimismo podéis usar cápsulas reutilizables  de silicona, los dos sistemas dan buen resultado y las magdalenas adquieren su especial «copete» bien alto.

La verdad es que ya antes de empezar con el weblog no era nada apasionada a las preparaciones dulces, no obstante al «obligarme» a ir introduciendo recetas dulces he descubierto un planeta, y es que no guarda relación con los postres industriales, y sobre todo el poder supervisar la cantidad de azúcar y grasas de cada preparación es un genuino placer. La cuestión es que ya no hay semana en la que no prepare alguna novedad dulce en casa, mas debido a mi pasado «anti-dulce» apenas tengo buen menaje.

Si te agrada esta receta, seguro que te chiflan los bizcochos. Goza con nuestra extensa selección de recetas de bizcochos caseros jugosísimos y elaborados con la medida del iogur, como este bizcocho de naranja esponjoso, casero y simple, o bien el bizcocho de zanahoria y nueces. Y para los que gozamos de cualquier postre o bien tarta con manzana, un delicioso bizcocho de manzana y nueces, esponjoso y casero.

Para los súper entusiastas del chocolate, es un genuino vicio el bizcocho de chocolate casero, mas indudablemente el que se lleva la palma es el increíble bizcocho marmolado de yogur y nutella, completamente irreprimible, vistoso y muy aromatizado.

Lista de ingredientes necesarios para hacer magdalenas de chocolate, caseras y esponjosas. Receta fácil (24 magdalenas):

  • trescientos gr de harina de trigo.
  • sesenta gr de cacao puro en polvo.
  • cien ml de aceite de oliva virgen extra.
  • cien ml de aceite de semillas o bien de girasol.
  • doscientos cincuenta ml de leche.
  • tres huevos.
  • doscientos gr de azúcar blanco.
  • 1 pizca de sal (la que puedas coger con 2 dedos).
  • 1 sobre de «levadura Royal» (16gr).
  • Opcional: cincuenta gr de nueces.

Preparación, cómo hacer magdalenas de chocolate, caseras y esponjosas. Receta fácil:

Casca los huevos y ponlos en un bol grande, agrega el azúcar y bátelo todo junto enérgicamente con unas varillas manuales o bien eléctricas hasta el momento en que la mezcla se blanquee y el azúcar se disuelva por completo.

Incorpora poquito a poco el aceite, tanto el de oliva como el de semillas, y ve mezclándolo a fin de que se integre bien. Agrega asimismo la sal.

Ahora vierte la leche, asimismo poquito a poco, y mezcla.

Agrega la harina y la diastasa tamizadas, esto es, haciéndolas pasar por un colador a fin de que no caigan con grumos ni apelmazamientos.

Preparando la masa para las magdalenas caseras y esponjosas

Finalmente, incorpora el cacao en polvo haciéndolo pasar asimismo por el colador, y vuelve a entremezclarlo todo hasta el momento en que no haya ningún grumo.

Si deseas incorporarle nueces, pícalas y ponlas en el bol.

Agregando el cacao puro en polvo a la masa de las magdalenas

El próximo paso consiste en dejar descansar la masa, y indudablemente es el auténtico truco a fin de que queden perfectas y esponjosas. Deja descansar la masa tapada con papel largometraje en la nevera al menos treinta minutos como , y también aun si dejas la masa la noche precedente, mejor que mejor. Si no tienes tiempo, puedes olvidar este paso, mas de este modo te van a quedar mucho mejor.

Precalienta el horno a doscientos °C.

Mientras que, pon en el molde las cápsulas de papel, o usa de manera directa cápsulas de silicona sobre una bandeja de horno, y vierte en ellos la masa, de manera que solo ocupen las 3/4 unas partes del mismo a fin de que la masa no se derrame y tienda a ese copete superior que procuramos.

Masa de las magdalenas de chocolate, lista para ser horneada

Cuando el horno esté a doscientos grados , introduce el molde o bien la bandeja de horno con la masa en él, a media altura, y enhorna entre quince y veinte minutos, únicamente con la resistencia de arriba y la de abajo, nada de ventilador central, pues si tu horno no reparte bien el calor, cada magdalena va a quedar más subida de un lado que de otro. Y como es lógico, ni se te ocurra abrir la puerta del horno a media cocción por el hecho de que dejarían de subir.

Van a estar listas cuando se comiencen a dorar tenuemente, y estate pendiente pues puede ser cuestión de un minuto más que comiencen a tomar un tono demasiado obscuro. Si tienes dudas, haz la prueba del palillo: pincha con un mondadientes una magdalena, y si sale sin restos pegados, están listo. Si no es de esta forma, déjalas algún minutejo más.

Saca el molde del horno y déjalo descansar cinco minutos.

Magdalenas de chocolate recién horneadas, ¡qué exquisitez!

Coge las magdalenas y ponlas encima de una reja a fin de que acaben de enfriarse.

Tiempo: 40 minutos (más al menos 30 minutos de reposo de la masa)

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Una vez están totalmente frías las magdalenas, están ya listas para saborear, si bien si no puedes aguardar, una magdalena templadita asimismo está de… ¡escándalo!

Magdalenas de chocolate, caseras y muy fáciles de preparar

Si te sobrasen (cosa bastante extraña :P), puedes preservarlas en una bolsa de plástico bien cerrada, de este modo se sostendrán jugosas (eso sí, siempre que estén absolutamente frías). Tómalas con un tanto de nata montada, acompañando un café o bien de forma directa saboreándolas sin solamente, gozando de su textura única y exquisita.

Magdalenas de chocolate caseras y, como puedes ver, ¡muy esponjosas!

Más versiones de la receta de magdalenas caseras y esponjosas:

Puedes aromatizarlas de forma diferente con un tanto de ralladura de naranja, canela, vainilla… experimenta y prueba, hay un montón de combinaciones exquisitas

Cuando realices la masa que te hemos presentado, que es para 2 tantas, puedes preparar la mitad sin chocolate y la otra mitad con chocolate (en un caso así, serían la mitad de chocolate y nueces). De este modo consigues 2 géneros de magdalenas diferentes con exactamente el mismo esmero.

Magdalenas caseras tradicionales y de chocolate, 2 tandas partiendo de exactamente la misma masa básica

Últimos consejos:

Cada horno es un planeta, con lo que resulta conveniente que observes de qué manera van tus magdalenas mientras que se enhornan, y hagas la prueba del mondadientes cuando comiencen a dorarse.

Puedes preparar un sinnúmero de masa y después congelarla sin inconvenientes. De esta manera, siempre y en todo momento la vas a tener lista para ir horneándola y tener magdalenas recién hechas en cualquier instante.

Para congelarla, puedes ponerla en una bolsa de plástico bien cerrada, a fin de que de esta forma cuando la descongeles, sencillamente deberás recortar una puntita de la bolsa a fin de que esta haga de «manga pastelera improvisada» y de esta manera eches la masa de manera sencilla en todos y cada molde. Recuerda que para descongelarla vas a deber sacarla del congelador y dejarla fuera hasta el momento en que esté a temperatura entorno (va a tardar unas horas).

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares