Pastel o tarta de calabaza. Receta de la famosa pumpkin pie americana

Yo, que siempre y en todo momento he sido muy de salobre, descubrí hace unos años lo fantástico que es preparar los dulces y postres en casa puesto que puedes amoldar los sabores y texturas a tu gusto, darles el punto de dulzor que más te guste y sobre todo supervisar los ingredientes que llevan y su calidad. Unido a eso siempre y en todo momento me agrada aprovechar los comestibles que están en temporada y de ahí ha salido esta fantástica receta que en casa ha triunfado.

Este pastel o bien tarta de calabaza es nada más y nada menos que la conocida pumpkin pie americana que acostumbran a preparar a veces singulares como Halloween, el Día de Acción de Gracias o bien Navidad. Es una tarta llena de condimentas que le dan un sabor muy singular, y eso unido al contraste de un relleno mantecoso y una base crepitante de masa quebrada, hacen que esté de auténtico… ¡escándalo! Además de esto tiene el dulzor justo a fin de que esos matices sean los genuinos protagonistas.

Y hablando de tartas americanas, no dejes de preparar la muy famosa Apple Pie o bien tarta de manzana americana cien por ciento casera, un espectáculo. Cuando sea la época de cerezas, recuerda preparar nuestra tarta de cerezas americana o bien Cherry Pie, y no te quedes sin probar la exquisita tarta de zanahoria o bien carrot cake, la conocida tarta Red Velvet o bien la fabulosa tarta Guiness de cerveza negra y chocolate con cobertura de queso, todas y cada una de textura húmeda y sabrosísimas.

Seguro que asimismo te chiflan otras recetas de dulces americanos como el tradicional brownie de chocolate con nueces, las cookies con chocolate, las tortitas americanas o bien pancakes o bien el banana bread o bien pan de plátano, un bizcocho húmedo irreprimible.

Lista de ingredientes necesarios para preparar pastel o tarta de calabaza, la famosa pumpkin pie americana (molde de 28 cm de diámetro):

  • quinientos gr de puré de calabaza. En la receta explico de qué forma prepararlo, precisarás para esto 1 kg de calabaza fresca.
  • cien gr de azúcar.
  • tres huevos.
  • trescientos cincuenta gr de leche evaporada.
  • Un pellizco de sal.
  • 1 cucharadita de postre de canela en polvo (de todas y cada una de las condimentas puedes incorporar aproximadamente cantidad en función de tus gustos y asimismo suprimir alguna).
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo.
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1/4 de cucharadita de clavos de fragancia en polvo.
  • Para la masa quebrada:
  • doscientos gr de harina de trigo.
  • ochenta gr de mantequilla sin sal.
  • 1 huevo M (unos sesenta gr).
  • veinte ml de agua fría.
  • 1 pizca de sal.
  • treinta gr azúcar glas.

Preparación, cómo hacer la receta del pastel o tarta de calabaza, la famosa pumpkin pie americana:

Comienza cocinando la calabaza para conseguir el puré de calabaza. Puedes hacerlo en el horno o bien en el microondas:

En horno: he empleado una calabaza entera tipo violín partida por la mitad, la he puesto en una bandeja de horno con papel de horno y la he horneado a ciento ochenta grados con calor arriba y abajo y ventilador a lo largo de 1 hora, hasta el momento en que la he pinchado y estaba tierna. Si usas otro género de calabaza y conforme su forma y grosor puede tardar aproximadamente tiempo. Al final la idea es que esté tierna, ideal para puré.

Asamos la calabaza

En microondas: pela la calabaza con ayuda de un pelapatatas, córtala en pedazos gruesos y ponlos en un recipiente capaz para microondas tapado (si bien no herméticamente, que deje salir un tanto el vapor). Introdúcelo en el microondas y cocina la calabaza hasta el momento en que esté tierna. A mi me acostumbra a tardar unos ocho-diez minutos si bien depende del grosor de la calabaza, de la potencia del microondas, etcétera De la misma manera que sucede con el horno, ve mirándola y pinchándola, va a estar lista cuando esté tierna.

Truco: si te cuesta recortar la calabaza en pedazos pues está durísima, córtala por la mitad y métela tal como al microondas dos-tres minutos, de este modo va a estar un tanto más tierna y vas a poder cortarla más de forma fácil.

Pela la calabaza y quítale las semillas si no lo habías hecho ya antes y tritúrala con una batidora de mano, un batidor de vaso, un robot o bien lo que prefieras. La idea es que quede un puré fino y homogéneo, sin grumos. Espera a que se enfríe para utilizarlo.

Desmenuzamos la calabaza para conseguir el puré para la tarta

Ahora prepara la masa quebrada siguiendo esta receta nuestra que ahora te voy a resumir:

En un bol echa la harina tamizándola por medio de un colador. Saca la mantequilla de la nevera, que esté bien fría, córtala en pedazos y mézclala con la harina con tus dedos, sin amasar demasiado, quedando una suerte de «migas».

Agrega el resto de ingredientes: el huevo, el agua fría, la sal y el azúcar. Prosigue mezclando con tus dedos para integrar los ingredientes hasta el momento en que se forme una bola aproximadamente uniforme.

Envuélvela en papel largo y también introdúcela en la nevera a lo largo de unos treinta minutos.

 

Preparando la masa quebrada o bien pasta brisa

Cuando ya haya descansado la masa quebrada sácala de la nevera y enciende el horno a ciento ochenta grados con calor arriba y abajo y ventilador.

Extiende la masa sobre un papel de cocina con ayuda de un rodillo, hasta el momento en que quede fina y suficientemente extensa para cubrir tu molde y las paredes del mismo.

Para ponerla en el molde lo que hago es coger el papel de horno con la masa, le doy la vuelta sobre el molde y me asisto del papel para ir presionando la masa contra el molde y que se quede bien fija tanto a la base como a las paredes.

Recorre las paredes con tus dedos a fin de que la masa quede bien pegada a él y pínchala con un tenedor por su superficie en la base.

Ponle encima el papel de horno que habías usado para estirarla, que quede bien pegado a ella, y pone encima peso a fin de que la masa no suba. Lo idóneo es que para esto tengas a mano 1 kg de legumbres, por servirnos de un ejemplo garbanzos, y los uses siempre y en todo momento para este fin (no se van a poder usar para otra cosa).

Enhornamos la masa quebrada con los garbanzos encima a fin de que no suba

Introduce el molde a altura media en el horno y enhorna la masa de esta forma diez minutos.
Saca el molde del horno, retírale el papel con los garbanzos y vuelve a introducirla en el horno a lo largo de cinco minutos más. Sácala tras ese tiempo.

De esta forma queda la masa quebrada ya horneada

Mientras que la masa descansaba en la nevera tras amasarla puedes ir preparando el relleno, siempre que el puré esté ya frío. Precalienta el horno a doscientos grados con calor arriba y abajo y ventilador.

Pon el puré de calabaza en un bol así como el azúcar, la sal, las condimentas (canela, cardamomo, nuez moscada, jengibre y clavos de fragancia) y uno de los huevos.

Mezclamos los ingredientes del relleno del pastel

Mezcla con unas varillas eléctricas o bien manuales, sencillamente a fin de que la mezcla sea homogénea, no es preciso batir agregando aire.

Incorpora de exactamente la misma manera cada uno de ellos de los 2 huevos sobrantes.

Agrega la leche evaporada y mezcla hasta el momento en que la mezcla sea homogénea nuevamente. Lo idóneo es que no se produzca mucha espuma por encima y si no lo has podido eludir puedes ir pasando por encima una cuchase sopera para romper la mayor parte.

Vierte el relleno en el molde y también introdúcelo en el horno a altura media y hornéalo a lo largo de diez minutos.

Tras ese tiempo baja la temperatura a ciento ochenta grados y prosigue enhornando la tarta a lo largo de treinta minutos más. Para descubrir si está lista pínchala con un mondadientes y si sale limpio ya puedes sacarla del horno.

Saca el molde del horno, espera a que se enfríe por completo y deja el pastel de calabaza en la nevera. Si descansa de la noche a la mañana va a estar todavía más sabroso.

Tiempo: 2 horas

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Hay quien la consume aun prácticamente recién sacada del horno, aún temperada, si bien lo que más aconsejo es dejarla descansar de la noche a la mañana en la nevera puesto que los sabores son más potentes todavía. Eso si, recuerda sacarla de la nevera cuando menos treinta minutos ya antes de consumirla a fin de que no llegue fría a la mesa y consérvala tres-cuatro días en la nevera sin inconvenientes.

El relleno queda mantecoso y con un sabor increíble merced a las condimentas y la calabaza, con un punto justo de dulzor, y la masa quebrada restallante y con sabor a mantequilla como la mejor de las galletas caseras, ¡una exquisitez! Puedes acompañarla con un tanto de nata montada en tanto que le queda realmente bien, y goza de esta pumpkin pie de auténtico… ¡escándalo!

De este modo queda el pastel o bien tarta de calabaza, la conocida tarta pumpkin pie americana

Pastel o bien tarta de calabaza, la conocida tarta pumpkin pie americana

Variaciones de la receta del pastel o tarta de calabaza, la famosa pumpkin pie americana:

La primordial alteración está en las condimentas empleadas puesto que puedes amoldarlas a tu gusto suprimiendo ciertas o bien poniendo aproximadamente cantidad de ellas conforme cuanto quieras fortalecer.

Últimos consejos:

Observa bien el pastel en el horno puesto que no debes dejar que se dore en demasía por encima a fin de que quede en su punto. Como cada horno es un planeta, si la tuya se dora mucho antes que esté lista siempre y en todo momento puedes taparla con papel de aluminio. Por último, si no sabes si está lista siempre y en todo momento puedes recurrir a la prueba del mondadientes pues no falla.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja un comentario

shares