Receta muy fácil de pan casero para hacer torrijas en casa

Hay dulces en nuestra gastronomía más tradicional que están ligados a datas en el calendario y ese es el caso de las torrijas. Se trata de un dulce muy propio de la cuaresma y Semana Santa y, si bien su origen está en el aprovechamiento del pan duro que quedaba en las casas, en nuestros días los panes que se acostumbran a comercializar no tienen la suficiente miga ni densidad para esta receta y de ahí que es excelente prepararlo casero.

Con esta receta de pan para hacer torrijas caseras lograrás un pan con buena miga, espeso y con una corteza blanda, ideal para preparar torrijas. Merced a su densidad empapa mucha cantidad de leche y eso favorece que las torrijas queden tiernas y llenas de sabor.

Una vez listo el pan y frío ya puedes emplearlo para preparar torrijas de todo género, así sean fritas o bien al horno, con leche o bien con vino o bien con cualquier combinación que te guste. Eso si, como es un pan tan fácil es ideal para quienes comienzan a preparar sus masas en casa e inclusive para quienes no lo han hecho jamás. Y naturalmente no únicamente sirve para preparar torrijas sino se puede usar como cualquier otro pan y comerlo por servirnos de un ejemplo como torradas en el desayuno.

Acá tienes nuestra receta de torrijas caseras de pan y leche, las más tradicionales y tradicionales y las torrijas de leche caseras al horno en las que he usado exactamente este exquisito pan.

Si te agrada preparar dulces  y postres tradicionales, inspírate con la exquisita quesada pasiega, la tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada, el tradicional arroz con leche o bien unas magdalenas caseras y esponjosas. Asimismo puedes preparar una merienda singular con nuestro bizcocho de yogur natural, el conocido Roscón de Reyes en Navidad, o bien la increíble tarta de la abuela con chocolate, galletas y natillas.

Y yéndonos al terreno de las masas dulces, te encantará realizar unos muy ricos donuts caseros tiernos y exquisitos con nuestra receta fácil pasito a pasito o bien las tradicionales Monas de Pascua o bien hornazos, propios de Murcia, y en lo que se refiere a masa frita te encantarán los tradicionales churros con chocolate a la taza y los crullers franceses o bien pasteles trenzados de pasta choux.

Lista de ingredientes necesarios para hacer pan para torrijas caseras:

  • cuatrocientos cincuenta gr de harina de trigo de fuerza. Para saber si es de fuerza, basta mirar la información nutricional en el propio bulto y donde señala las proteínas debe señalarse más de once gr.
  • doscientos cincuenta gr de leche.
  • quince gr de diastasa fresca o bien cinco gr de diastasa seca de panadería.
  • ocho gr de sal.
  • cuarenta gr de azúcar blanco.
  • cuarenta gr de mantequilla sin sal.

Preparación, cómo hacer la receta de pan para torrijas caseras:

Saca la mantequilla de la nevera a fin de que no esté durísima o bien, si se te ha olvidado hacerlo anticipadamente (1 hora estaría bien), córtala en pedazos, ponla en un recipiente y caliéntala unos segundos en el microondas de manera que quede un tanto más mantecosa mas sin llegar a fundirse.

La leche precisemos que esté tibia, específicamente entre veinticinco grados y treinta grados (más de treinta grados no pues mataría el efecto de la diastasa), con lo que caliéntala unos segundos en el microondas (con veinte-treinta segundos puede ser suficiente). Tócala con un dedo, vas a deber apreciarla tibia mas no caliente.

Desmigaja la diastasa fresca, échala en el recipiente de la leche y dilúyela removiendo con una cuchase.

Agrega asimismo el azúcar a la leche y remueve un tanto.

En un bol pon la harina así como la sal, mézclalas y haz una suerte de volcán en el centro.

 

Estos son los ingredientes para preparar el pan casero para torrijas

En él vierte la leche con la diastasa fresca y el azúcar y asimismo la mantequilla.

Ahora llega el instante de amasar, para esto puedes decantarse por 2 opciones:

Si lo haces con una amasadora eléctrica sencillamente ponla a velocidad baja a lo largo de ocho o bien diez minutos, hasta el momento en que la masa tenga un aspecto homogéneo.

Si lo harás a mano, primero mézclalo todo con una cuchase a fin de que los ingredientes se vayan compactando, y cuando veas que ya no hay líquido en la masa pues se ha absorbido puedes pasarla a una superficie limpia para amasarla a lo largo de unos diez minutos hasta el momento en que logres una masa con textura homogénea y suave, aplastándola y cogiendo pliegues de los laterales y doblándolos cara el centro. Si se te queja un tanto (si bien esta masa no es pegajosa) solo debes dejarla descansar cinco o bien diez minutos y regresar a amasarla. No caigas en el fallo de echarle más harina por el hecho de que le vas a estar quitando esponjosidad al resultado final.

Haz una bola con la masa y déjala nuevamente en el bol tapada con papel largo o bien un paño húmedo. Últimamente estoy usando gorros de ducha de los trasparentes de un solo uso por el hecho de que se amoldan sensacional al bol y se pueden volver a utilizar cuantas veces se quiera.

 

De este modo queda la masa para el pan

Déjala descansando cerca de 1 hora. La idea es que veas meridianamente que ha aumentado de volumen mas no es preciso que lo duplique puesto que lo que procuramos es un pan con una miga espesa.

Amasa un tanto la masa en la encimera para quitarle el aire de su interior y estírala con tus manos o bien con un rodillo hasta lograr un rectángulo que de largo tenga como máximo el largo de tu bandeja de horno. A mi me agrada estirarlo menos a fin de que después esté más gordo y de esta forma lograr torrijas grandes como las que puedes ver en las fotografías del resultado final.

Cuando tienes la masa cuadrangular, dobla una mitad sobre sí, sella la unión un tanto con tus dedos y haz lo mismo con la otra mitad, de manera que las dos queden dobladas cara el centro.

 

Sellamos los dos lados de la masa en el centro

Ahora dobla una mitad sobre la otra, sella un tanto la unión y pone dicha unión cara abajo. De este modo se logra que el pan tenga la manera terminante.

Déjalo descansar sobre papel de horno en la bandeja del horno y cúbrelo con un paño.

Ahora la masa debe descansar unos treinta minutos, eso va a ser suficiente a fin de que veas meridianamente que se ha hinchado un tanto.

 

El pan ya está ya listo para enhornarse

Quince minutos antes que finalice ese reposo precalienta el horno a doscientos grados con calor arriba y abajo y ventilador.

Introduce el pan en la bandeja a altura media y quita el ventilador o bien aire del horno, que únicamente se hornee con la resistencia de arriba y de abajo, a lo largo de unos treinta-treinta y cinco minutos.

Si cuando lleve unos veinte minutos ves que se está dorando mucho puedes taparlo por encima con papel de aluminio. Verdaderamente puedes hacerlo o bien no en función de tus gustos, conforme si deseas que las futuras torrijas estén hechas con un pan con aproximadamente corteza.

Saca el pan del horno, déjalo en la bandeja cinco minutos y ahora colócalo en una reja a fin de que se enfríe.

Así queda el pan para torrijas

Tiempo: 3 horas (incluye reposos)

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Cuando tienes el pan para torrijas listo y completamente frío ya puedes emplearlo para preparar muy, muy ricas torrijas, mas si prefieres emplearlo otro día solo debes guardarlo en una bolsa de plástico (a fin de que no se seque en demasía) o congelarlo.

Las torrijas con pan casero quedan estupendas, le dan un punto casero incomparable y además de esto puedes dejar el pan a tu gusto de anchura, grosor e inclusive cantidad de corteza a fin de que te queden unas torrijas de auténtico… ¡escándalo!

Más versiones de la receta de pan para torrijas caseras:

Es un pan bastante fácil puesto que el proceso de preparar las torrijas ya se aporta sabor a través de la leche aromatizada con canela, vainilla o bien pieles de cítricos, mas si deseas un plus asimismo puedes incorporar a la propia masa un tanto de canela o bien vainilla.

Últimos consejos:

Este pan es ideal para principiantes e inclusive para quien jamás ha preparado pan en casa en tanto que no hay que ser demasiado pormenorizado con el amasado, con los tiempos de los reposos o bien el horneado. Si prosigues el pasito a pasito te quedará un pan casero que siempre y en todo momento será mejor cualquier opción industrial.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

Deja un comentario