Tarta de Santiago casera. Receta tradicional gallega

Tenemos la enorme suerte de contar con una pluralidad increíble de postres y dulces tradicionales. Eso si, todos cuentan como base con ingredientes básicos y la mayor parte se preparan de forma sencillísima, dando sitio a sabores, texturas y presentaciones muy, muy diferentes mas siempre y en todo momento muy ricos.

Esta de Tarta de la ciudad de Santiago casera es una receta tradicional gallega y sin ningún género de dudas lo que más llama la atención es la decoración superior con una Cruz de la ciudad de Santiago en el centro dibujada con azúcar glas. Mas indudablemente cuando la pruebas lo que más te llama la atención es su fabuloso sabor a almendras y un toque de limón y canela que le queda sensacional.

Es una de las tartas más fáciles de preparar puesto que solo hay que entremezclar los ingredientes, si bien más abajo vas a ver sugerencias para, en su sencillez, lograr mayor potencia de sabor moliendo las almendras en casa e inclusive tostándolas.

Si te ha agradado esta receta seguro que te chiflan las tradicionales figuritas de mazapán casero o bien el turrón de yema torrada, en tanto que las dos recetas asimismo tienen como protagonista la almendra.

Para quienes procuran los postres más tradicionales, goza con nuestra sección de Dulces tradicionales entre aquéllos que resaltan el arroz con leche, el flan de huevo casero, la crema catalana, el Pan de Calatrava o bien pudin de pan, las torrijas caseras de pan y leche, las torrijas de leche al horno, las natillas caseras de huevo, la leche frita o bien la quesada pasiega. ¿Te animas a prepararlos en casa?

Lista de ingredientes necesarios para preparar Tarta de Santiago casera y tradicional (molde 20 o 23 cm de diámetro):

  • doscientos treinta gr de almendras molidas. Puedes adquirirlas ya molidas o molerlas en casa con un robot. Asimismo va en gustos emplearla torrada o bien no con lo que puedes adquirirlas ya torradas o bien torrarlas en casa.
  • cuatro huevos M.
  • doscientos treinta gr de azúcar blanco.
  • La ralladura de la piel de 1/2 limón.
  • 1 cucharadita de postre de canela molida.
  • Azúcar glas para decorar.
  • Un tanto de mantequilla para untar el molde.

Preparación, cómo hacer la receta de Tarta de Santiago casera y tradicional:

Yo para esta receta no acostumbro a torrar las almendras mas si vas a torrarlas en casa te invito a hacer lo siguiente: tras haber horneado algo a ciento ochenta grados o bien doscientos grados en tu horno, apaga el horno y también introduce las almendras en una bandeja de horno, si no están unas encima de otras mejor, y en general con ese calor se torran sin quemarse. Si deseas torrarlas y no has debido encender el horno, te invito a hacerlo a ciento cincuenta grados y observarlas cada cuatro o bien cinco minutos a fin de que no se te quemen.

Si vas a moler la almendra en casa puedes emplear cualquier género de batidora o bien robot. Yo suelo usar mi robot o bien la batidora de vaso y en cuestión de segundos están molidas. Como en las paredes pueden quedar pedazos sin moler, detén la batidora, abre la tapa y con una cuchase o bien lengua de cocina baja las almendras de las paredes a fin de que al activarla nuevamente entren en contacto con las cuchillas y se muela todo. Eso si, procura que queden hechas harina mas no formando una pasta grasa, esto acostumbra a deberse a haberlas triturado de más.

Pon en un bol la almendra molida y el azúcar y mézclalo con un tanto con ayuda de una cuchase.

Mezclamos la almendra molida con el azúcar

Ve agregando los huevos uno a uno y mezcla con unas varillas manuales o bien eléctricas. Al comienzo conseguirás una mezcla bastante desmigada y grumosa mas al incorporar el cuarto huevo se transformará en una masa bastante homogénea.

Lava realmente bien el limón, ralla su piel finita con un rallador y también incorpórala al bol de forma conjunta con la canela, y vuelve a entremezclar con las varillas.

De este modo queda la masa de la Tarta de la ciudad de Santiago, a falta de entremezclar la ralladura de limón y la canela

Precalienta el horno a ciento ochenta grados con calor arriba y abajo.

Usa un molde desmontable de entre veinte y veintitres cm de diámetro ( he usado esta vez uno de veinte cm). Ábrelo, pon sobre la base papel de horno y ciérralo nuevamente, esto va a facilitar el desmoldado después. Asimismo me agrada untar los laterales con un tanto de mantequilla, suelo hacerlo con mis dedos o bien con un pincel de cocina.

Vierte en el molde la masa y muévelo un tanto a fin de que quede bien asentada, sin aire y plana.

Introduce el molde en el horno a altura media y deja que se cocine unos treinta-veinticinco minutos. Cuando lleve treinta minutos puedes hacer la prueba del mondadientes consistente en introducir un mondadientes en la tarta hasta el fondo y si este sale limpio quiere decir que ya está ya lista, mas si no es de esta manera debes dejarla que se prosiga enhornando unos minutos más.

Sácala del horno y déjala descansar diez minutos. En ese instante ya puedes desmoldarla y dejarla enfriar claramente sobre una reja. Se puede consumir en el instante si bien a mi me agrada dejarla descansar a temperatura entorno o bien en la nevera de la noche a la mañana.

Tarta de la ciudad de Santiago recién horneada

Cuando vayas a servirla es el instante de hacer la decoración. Imprime y recorta la plantilla de una Cruz de la ciudad de Santiago, mejor si es en papel grueso o bien cartulina, y pégale encima alguna estructura a fin de que después puedas cogerla y retirarla cara arriba con sencillez.

Pon la plantilla en el centro de la tarta, echa en un colador azúcar glas y ve dándole golpecitos a fin de que caiga y vaya cubriéndola por completo. Eso si, por mi experiencia te invito a que la capa de azúcar sea fina a fin de que el dibujo quede mejor.

Decoramos la tarta con la plantilla y el azúcar glas

Cuando ya tengas la superficie blanca retira cuidadosamente y cara arriba la plantilla y ya la tienes lista.

Así de bien queda la Tarta de Santiago ya decorada

Tiempo: 1 hora y reposo hasta que se enfríe

Nivel de dificultad: fácil

Sirve, admira y degusta:

Siempre y cuando preparo esta tarta me da una pena enorme ir partiéndola en porciones de manera que se marcha rompiendo la cruz pues queda sensacional. Si te sobra puedes sostenerla en la nevera tres-cuatro días sin inconvenientes, si bien acostumbra a volar enseguida.

Su decoración tan particular unida a ese sabor tan rico de las almendras horneadas así como el aroma del limón y la canela y una textura grumosa hacen de esta tarta de un postre de auténtico… ¡escándalo!

Tarta de Santiago casera. Receta tradicional gallega

Más versiones de la receta de Tarta de Santiago casera y tradicional:

De este modo es la receta tradicional, pudiendo cambiar sutilmente la proporción de cada ingrediente. No obstante, puedes aromatizarla de forma diferente mudando la ralladura de limón por ralladura de naranja o bien mandarina (o bien todas y cada una al unísono), y reemplazando la canela por cardamomo o bien por un tanto de esencia de vainilla. Ya no sería la receta más tradicional mas estaría del mismo modo exquisita.

Últimos consejos:

Si la almendra la mueles y torras en casa el sabor se multiplica, si bien si eso no es posible y por comodidad la compras ya de esta forma asimismo te va a quedar riquísimo, en verdad misma suelo recurrir a ello cuando cuento con poco tiempo en la cocina.

Si vas a torrar las almendras, vigílalas cada pocos minutos a fin de que no se te quemen y cuando vayan estando un tanto doradas lo mejor es apagar el horno y dejarlas dentro hasta el momento en que estén con un dorado bastante uniforme.

Cuando enhornas en un molde de veinte cm queda más gruesa que en uno de veintidos o bien veintitres cm y en general acostumbra a precisar ciertos minutos más de horno. Haz la prueba del mondadientes a fin de que siempre y en toda circunstancia te quede bien horneada.

MÁS RECETAS DE POSTRES DELICIOSOS:

Deja un comentario