¿Buscas un termómetro de cocina fiable y durable? ¡Bingo! Que no te engañen, acá tienes los mejores del año. Digitales y analógicos, para todo género de usos.

He tenido múltiples termómetros de cocina para supervisar las cocciones de los comestibles. Los utilizo en la habitual barbacoa con amigos, para supervisar la temperatura del aceite ya antes de freir o bien para poder ver el punto preciso del caramelo (entre otros usos).

Otros catálogos de utensilios de cocina que te pueden interesar:

El termómetro que NUNCA deberías adquirir

Suena extraño que ya antes de comenzar te afirme cuál NO deberías adquirir bajo concepto alguno, ¿cierto??

Hace dos años adquirí el termómetro chino de la imagen inferior. Se vende bajo diferentes marcas mediante Amazon. Mi experiencia con este termómetro ha sido pésima. Solo me costó 5 €, envío incluido, mas ha terminado en la basura.

Se apagaba y encendía a lo largo de la medición. Los materiales eran de bajísima calidad. No fui capaz de medir la temperatura ni el primero de los días de empleo.

Catastrófico, me ha vuelto a rememorar que lo económico sale costoso.

El mejor termómetro para líquidos

WMF Profi Plus es idóneo para supervisar la temperatura de líquidos (agua, aceite, leche, caramelo…). El mejor termómetro de cocina que he tenido, o bien el que más me ha agradado, quizás por su sencillez y manejabilidad.

La calidad de WMF está siempre y en todo momento un punto sobre la media. Profi Plus tiene un cuerpo de acero inoxidable Cromargan 18/10, es perdurable y fiable.

El rango de medición de este termómetro digital de cocina fluctúa entre -cuarenta grados y doscientos grados . Tarda en enseñar la temperatura unos cinco o bien seis segundos y tiene una desviación de solo 1 grados . Marcha con 3 pilas “tipo botón” (1,5V LR44).

No se puede usar con el horno cerrado. Vas a poder medir la temperatura de carnes y pescados, mas siempre y en toda circunstancia fuera del horno. Es una alternativa muy polivalente y aconsejable. Ideal para pastelería, líquidos, mediciones veloces de carnes, etcétera.

El mejor termómetro con sonda

Si buscas un modelo concreto para supervisar asados, panes, bizcochos o bien tartas lo mejor es que apuestas por un termómetro para hornos con sonda.

Te invito a el que comercializa la marca Lacor.

Deja mediciones de 0º a trescientos grados . Su funcionamiento es fácil, solo debes introducir la sonda dentro del comestible y sacar el cable al exterior. En todo instante vas a saber la temperatura sin precisar abrir el horno.

Puedes elegir la “temperatura objetivo”, poner una alarma y olvidarte hasta el momento en que suene la alarma del termómetro.

Asimismo es válido para medir la temperatura de líquidos, cremas y otras preparaciones calientes. Simple y cómodo. Marcha con 2 pilas tipo AA y tiene una precisión de +- 1 grados .

La mejor opción alternativa económica es el modelo ThermoPro TP04 (Puedes verlo en Amazon). Menos calidad de materiales que el de Lacor y solo mide hasta doscientos cincuenta grados . Si apuestas por ThermoPro adquiere la versión de acero inoxidable.

El mejor termómetro láser para cocinar

Una alternativa que gana seguidores año tras año: el termómetro de cocina láser.

Deja supervisar la temperatura de muchos comestibles sólidos (desde -cincuenta grados hasta trescientos cincuenta grados ), con líquidos marcha peor.

La primordial ventaja del termómetro láser es que no precisas aproximarte mucho a los comestibles. Además de esto puedes supervisar de forma fácil la temperatura de la sartén o bien de la barbacoa ya antes de asar carnes, verduras o bien pescados.

Su mayor inconveniente es la precisión. El modelo que te invito a trabaja con un margen de +/- dos grados , demasiado en muchas preparaciones. Y solo mide la temperatura exterior, no sirve para revisar exactamente en qué punto se halla el interior de la carne.

Aconsejable para barbacoas.

Termómetros de cocina analógicos (sin pilas)

Mejor termómetro para carnes y asados

El beneficio de estos modelos es que puedes introducirlos en el horno (aguantan horneados de hasta doscientos cincuenta grados ). Su primordial inconveniente es que solo miden la temperatura del interior de los comestibles y alcanzan poco más de cien grados , por lo tanto no sirven para medir líquidos a elevada temperatura.

El más aconsejable es el termómetro para asados de WMF. Sus fáciles ilustraciones te dejan ver, de un veloz vistazo, la temperatura de la carne. Cero dificultades. Pínchalo y colócalo mirando cara el exterior.

Mejor termómetro para horno

¿Por qué razón supervisar la temperatura real del horno?

Por desgracia los hornos son poquísimo precisos mostrando la temperatura. Esto no es un inconveniente para enhornar una carne, mas sí para hacer pan, bizcochos, tartas y otras preparaciones frágiles.

Medir la temperatura del interior es simple y está al alcance de cualquiera. Pone un termómetro analógico en el interior y olvídate del resto. Sin pilas, económico y sin dificultades.

Te invito a el modelo más vendido, marca Master Class. Se puede poner en la base o bien en una pestañita lateral del horno. Mide desde cincuenta hasta trescientos grados .

 

shares